¿Autoridad? o abuso de autoridad

0
19

(Aeronoticias).- Una conducta prepotente, que alteró a muchos de los transeúntes del Jirón de la Unión, fue la de un miembro de Serenazgo de la Municipalidad de Lima, quien con actitud abusiva pretendía sacar a un joven artista de la calle, quien simulaba en ser una estatua. De forma altanera y brusca, el sereno acompañado de un compañero, ambos con motos, tocaban la sirena sin parar, los dos sin escuchar razones, a pesar de que el joven ambulante se disponía a retirarse,  hecho que molestó a las personas que veían lo que ocurría.

Las personas testigos del hecho, hablaban con el sereno, incluso un policía que allí se encontraba intervino para calmar a los dos hombres, sin embargo el sereno seguía en su necedad sin dejar de tocar la sirena de la moto, que incomodaba a todos los que estaban en el lugar. Es así como algunos de los testigos empezaron a gritar y querer a agredir al Serenazgo, sin llegar a golpes y nada que lamentar. Las personas sólo atinaban a acercarse una a una a tratar de calmar las cosas, hablándole al hombre, sin lograr nada.

El sereno no pudo ser identificado,  ya que en el pecho de su chaleco sólo se veía C. Alvarado U. y por obvias razones nadie pudo tomarle los datos, la moto que manejaba es de placa NI-17169 de la Municipalidad de Lima.

Por otro lado cabe mencionar que un sonido molesto puede producir efectos nocivos fisiológicos y psicológicos para una persona o grupo de personas.
Nuestro país presenta y consta en una parte del DECRETO SUPREMO Nº 085-2003-PCM.

Que, de conformidad con el Reglamento Nacional para la Aprobación de Estándares de Calidad Ambiental y Límites Máximos Permisibles, Decreto Supremo Nº 044-98-PCM, se aprobó el Programa Anual 1999, para estándares de calidad ambiental y límites máximos permisibles, conformándose el Grupo de Estudio Técnico Ambiental “Estándares de Calidad del Ruido” – GESTA RUIDO, con la participación de 18 instituciones públicas y privadas que han cumplido con proponer los Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Ruido bajo la coordinación de la Dirección General de Salud Ambiental del Ministerio de Salud.

Que, con fecha 31 de enero de 2003 fue publicado en el Diario Oficial El Peruano el proyecto conteniendo la propuesta del Reglamento de Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Ruido, acompañada de la justificación correspondiente, habiéndose recibido observaciones y sugerencias las que se han incorporado en el proyecto definitivo, el que ha sido remitido a la Presidencia de Consejo de Ministros. De conformidad con lo dispuesto en el inciso 8) del Artículo 118 de la Constitución Política del Perú y el inciso 2) del Artículo 3 Decreto Legislativo Nº 560, Ley del Poder Ejecutivo; con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros.

DECRETA:

Artículo 1.- Apruébese el “Reglamento de Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Ruido” el cual consta de 5 títulos, 25 artículos, 11 disposiciones complementarias, 2 disposiciones transitorias y 1 anexo que forman parte del presente Decreto Supremo, con fecha del 24 de Octubre del 2003, teniendo como Presidente Constitucional de la República  a Alejandro Toledo Manrique.

Las calles del centro de Lima son hermosas para dar un paseo con la familia en un fin de semana, caminar mirando las vitrinas de las tiendas, comer algo en alguno de los restaurantes que ahí se encuentran, tomarse fotos en las diferentes calles llenas de historia y magia de la Lima antigua y la Lima moderna. El último fin de semana no fue la excepción, las calles del centro se llenaron de visitantes, la Plaza de Armas se abarrotó de espectadores, los cuales fueron a deleitarse con la variedad de artistas que se presentaron con motivos por el día de la Canción Criolla. Por otro lado, en el Hotel Bolívar se realizó una fiesta de disfraces, en la cual desfilaron personajes pintorescos como la conocida Monique Pardo, quien alboroto a los asistentes que se encontraban en la entrada al Hotel. Todas estas actividades podían ser disfrutadas por el público en general por que había de todo y para todos los gustos, sin la necesidad de verse opacados con la actitud de algunos miembros de lo que se supone debería velar por la seguridad ciudadana y su tranquilidad sin alterar el orden público como lo hizo este trabajador de la Municipalidad de Lima.

Ojalá la Municipalidad tome en cuenta este hecho, que aunque no es delito, es muy importante ver cada persona que contratan para cuidar a los ciudadanos de la capital, más aún si es en una zona céntrica dónde no sólo hay visitantes limeños, niños, familias, sino muchos turistas. Esperemos que las personas que velan por la tranquilidad de nuestra localidad no se vean mal vistas por conductas como la de este miembro que forma parte de sus colaboradores.

abuso serenazgo

autoridad o abuso de autoridad

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here