¿Afectan los aviones nuestra salud?

0
202

(Aeronoticias).- La diferencia horaria entre el lugar de origen y el de destino no es lo único que afecta nuestra salud durante un vuelo.

Otros factores perjudiciales para nuestro organismo son la presión de la cabina de pasajeros, la sequedad del aire o permanecer en la misma posición durante varias horas mientras el niño de detrás empuja y golpea nuestro asiento.

Durante un vuelo de larga duración corremos el riesgo de recibir elevadas dosis de radiación provenientes de los rayos cósmicos. Por ejemplo, en un viaje por aire entre Washington y Pekín la dosis de radiación puede ser muy superior a la habitual, lo que se demuestra muy fácilmente con una fotorradiografía.

Permanecer durante mucho tiempo en la misma posición causa una deceleración del metabolismo y la digestión, lo que puede provocar acumulación de gases y constipación.

La presión y el vuelo en modalidad de crucero pueden provocarnos la falta aire, como si estuviéramos en alta montaña. Esto representa una carga adicional para el sistema respiratorio. De la misma manera podemos experimentar sequedad, ya que el nivel de humedad de un avión apenas llega al 25 %, mientras que la norma para un ser humano en su entorno habitual es del 35%.

Los pasajeros de los aviones corren más riesgo de resfriarse que los de cualquier otro medio de transporte. Si estornudamos durante el vuelo las partículas que expulsamos pueden dispersarse en todas direcciones a una distancia de hasta 15 metros.

Volar muy a menudo también puede causar trombosis de las venas, una dolencia que causa la muerte de miles de personas cada año. La causa principal de la trombosis es que en los aviones hay muy poco espacio para las piernas. Además, la baja presión de la cabina de pasajeros y la deshidratación también pueden contribuir a la trombosis.

Los alimentos poco saludables y la desaceleración de muchos sistemas de nuestro organismo pueden causar la aparición de halitosis, es decir mal aliento u olor bucal desagradable. También existe un alto riesgo de coger salmonelosis a través de la comida que se sirve en los vuelos.

Los pasajeros que vuelan frecuentemente corren un riesgo más alto de sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer, problemas de visión y de oído, e inclusivo pueden desarrollar problemas de desorientación mental y disminución de las capacidades cognitivas.

 

Fuente: RT

Foto: RT


{jathumbnail off images=»images/stories/14/12/011214/a10.jpg,images/stories/14/12/011214/a10_1.jpg,images/stories/14/12/011214/a10_2.jpg,images/stories/14/12/011214/a10_3.jpg,images/stories/14/12/011214/a10_4.jpg,images/stories/14/12/011214/a10_5.jpg,images/stories/14/12/011214/a10_6.jpg,images/stories/14/12/011214/a10_7.jpg»}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here