¿Es cierto que su teléfono móvil gasta más que su refrigerador?

0
25

(Aeronoticias).- La adicción al teléfono, la obsesión por mantener la batería al 100% y actualizar casi a cada minuto las redes sociales, el hábito de ver cada más vídeos en streaming y, en resumen, toda nuestra vida digital está subiendo el consumo de energía eléctrica en el mundo.

La publicación asegura que un refrigerador mediano consume 322 kWh en un año mientras unIphone necesita alrededor de 361 kWh si se suma la conexión wireless, la transmisión de datos y la carga de la batería. Además, este post también cita un trabajo firmado por Mark Mills, CEO delDigital Power Group, que advierte del gigantesco consumo de este tipo de tecnologías.

El informe de Mills llamado The cloud begins with coal: Big data, Big Networks, Big Infraestructure and Big Power (La Nube empieza con carbón: Big Data, Grandes redes, Grandes Infraestructuras y Gran Potencia), y que usted puede consultar completo aquí, detalla cómo el ecosistema de la Tecnología de la Información y la Comunicación (ITC), que incluye a los smartphones, se está comiendo una buena parte del pastel del consumo eléctrico mundial.

Se espera que cada vez la ITC consuma más energía. Esto no ha hecho más que empezar. La razón de que el consumo sea tan alto es que a diferencia de una bombilla o un aire acondicionado, la mayoría de esta tecnología nunca duerme, nunca se desconecta.

No obstante, Zhou sí dice que la transmisión de datos es un factor que está impactando en el consumo de electricidad mundial y que debe ser tomado más en cuenta.

Otro estudio realizado en el CEET de Melbourne también adjudica un menor consumo a los teléfonos inteligentes que los calculados por Mills, aunque considera que deben encenderse las alarmas sobre el crecimiento de la demanda eléctrica que suponen los servicios de la nube, así como su potencial impacto en el medio ambiente.

Con información de El País.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here