III Encuentro Latinoamericano sobre Política Aérea y Espacial fue en Cuba hace 25 años

0
13

Foto: De Izq. a Der.: Gral. de División Rogelio Acevedo González, Presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba, Dr. Julián Palacin Fernández, Presidente de la Comisión Interamericana de Juristas Expertos en Derecho Aéreo y Espacial “CIJEDAE” en momentos de dar el discurso inaugural, Dr. Juan Escalona Reguera, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder popular de Cuba , Senador Jose Oswaldo Leger Presidente del Foro de legisladores, Dra. Angela Marina Donato, Secretaria General de la Comisión Latinoamericana de Aviación Civil “CLAC” y el Dr. Ángel Arango de Cuba, Presidente del Comité Organizador de este III Encuentro Latinoamericano sobre Política Aérea y Espacial.

 

(Aeronoticias) Se cumplen 25 años de una de las más importantes reuniones internacionales de Derecho Aéreo y Espacial en la que participaron los juristas de la Comisión Interamericana de Juristas Expertos en Derecho Aéreo y Espacial (CIJEDAE), que presidía y preside hasta la actualidad el abogado peruano Julián Palacin Fernández, en la que participaron parlamentarios de 16 países de la Región y por el Perú estuvieron los doctores Antero Flores Araoz.

La historia del Derecho Aéreo latinoamericano nos relata que este cónclave internacional del espacio fue organizado por la Autoridad de Aeronáutica Civil de Cuba el Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba, se celebró en el Palacio de Convenciones, en la ciudad de La Habana, República de Cuba, durante los días 2, 3 y 4 de julio de 1990, denominado «III Encuentro Latinoamericano sobre Política Aérea y Espacial», evento de trascendencia internacional, que contó con la presencia de parlamentarios, destacados juristas del CIJEDAE, estudiosos especialistas en Derecho Aeronáutico y Espacial y otras ramas jurídicas, pilotos militares, economistas, representantes de líneas aéreas y otras personalidades de distintos países de América y Europa, los que debatieron temas de considerable importancia y en especial para el desarrollo de la Aviación Civil en la región latinoamericana.

La solemne sesión de apertura estuvo a cargo del Presidente de la Asamblea Nacional de Poder Popular de la República de Cuba, Doctor Juan Escalona Reguera, quien en sus palabras se refirió, entre otros aspectos, a los antecedentes del evento y a la fuerte proyección de la Comisión Interamericana de Juristas Expertos en Derecho Aéreo y Espacial, dirigida a la integración latinoamericana, así como al hecho de que en estos encuentros se hable con libertad, desde el punto de vista técnico o profesional, lo que permite elaborar proposiciones con vistas a enfrentar los problemas que afectan nuestra región con una acción colectiva.

Al propio tiempo, el Dr. Juan Escalona Reguera destacó la importancia y seriedad de los temas que tratarían en el evento y al apoyo que merecerá siempre del Parlamento cubano, todo encuentro donde se fortalezca el derecho de nuestros pueblos a asegurar el futuro de la patria común.

Por el país sede, se hicieron presentes también, en esta cita, el Presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba, General de División Rogelio Acevedo González, quien tuvo a su cargo las palabras de bienvenida y la Vicepresidenta del citado instituto, Licenciada Regla Mercedes Ojito Peñalver, quien integró el panel del tema IX, además de sus intervenciones en otros temas.

Hicieron uso de la palabra, en la inauguración además, el Senador Ing. José O. Leger Aquino, de República Dominicana y Presidente del Foro de Legisladores Latinoamericanos de Comisiones de Transporte, y el Dr. Julián Palacin Fernández, de Perú, Presidente de la Comisión Interamericana de Juristas Expertos en Derecho Aéreo y Espacial “CIJEDAE”.

“El Transporte Aéreo Internacional es, dentro de la política general de los Estados, un instrumento para que la sociedad persiga el bien común.

La búsqueda de este valor fundamental conlleva una concepción definida acerca del cómo y para qué determinada actividad técnica económica y jurídica en nuestra sociedad.

Así expresó el propio Dr. Palacin Fernández, al exponer con su acostumbrado dominio de la oratoria, el tema I del programa del evento titulado “Transporte Aéreo Internacional y Turismo”.

El ilustre académico, en su brillante exposición también dijo que “Podemos afirmar que el transporte es hoy que el factor de paz, progreso, bienestar que hace a los hombres más solidarios, que busca integrar a los pueblos, al desarrollo perdido en los pasajes de una historia injusta, creo que hablar del transporte aéreo es describir el fenómeno contemporáneo que viene revolucionando nuestra sociedad y que puede instrumentar como veremos más adelante la fuerza económica, capaz de ayudarnos a salir en bloque del subdesarrollo.

Dicho trabajo fue ampliamente debatido por los participantes, quienes aportaron sus experiencias, resultando sumamente valiosas las conclusiones expuestas.

La eminente Dra. Angela Marina Donato, Secretaria General de la Comisión Latinoamericana de Aviación Civil, autora de muchos de otros trabajos, disertó con el tema “Nuevos desafíos de la CLAC en la década del 90”, el cual despertó gran interés en el auditorio al referirse, entre otros aspectos, a las últimas medidas de la Comunidad Económica Europea en relación con el transporte aéreo internacional y sus percusiones sobre el sector aerocomercial de los países latinoamericanos, señalando que:

“Otro de los desafíos que deberá enfrentar la comunidad de los países de la Región es la búsqueda de la integración regional de manera sostenida, como respuesta a la creciente e imparable conformación de bloques como lo está evidenciando Europa”.

Asimismo, al hacer las conclusiones de su ilustrativo trabajo, la Dra. Donato afirmó que “el futuro de la CLAC debe reposar en una relación de sus Estatutos miembros, estrecha, equitativa, múltiple, novedosa y creadora”.

Con una amplia disertación sobre el trabajo titulado “Violación del Espacio Aéreo e interpretación de aeronaves” volvió a exponer el Dr. Julián Palacin Fernández, que tuvo como moderadora a la Dra. Olga Miranda Bravo, Directora Jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba; encontrándose en el panel de este tema, destacados profesionales como son el Dr. Juan Carlos D’Abate (+), de Argentina; Giraldo Rodríguez Martín, de Cuba; el Dr. Alfredo Gildemeister Martínez (+), de Perú, el Coronel José Zurita, de Bolivia y el General Guillermo Martínez Dávila, de Perú, las conclusiones del debatido trabajo fueron las siguientes:

1. El Estado tiene soberanía y jurisdicción sobre el espacio aéreo que cubre su territorio. Este derecho le permite ejercer el acto de interceptación de las aeronaves que violen su espacio aéreo, sin poner en peligro la vida de los ocupantes de las aeronaves ni la seguridad de las mismas.

2. Los Estados están prohibidos del uso de armas contra aeronaves civiles.

3. Se hace necesario que los Estados tomen medidas apropiadas para prohibir el uso deliberado para fines incompatibles de las aeronaves civiles matriculadas en dicho Estado.

4. Los Estados deben:

4.1 Ratificar la enmienda al art. 3 Bis del Convenio de Aviación Civil Internacional.

4.2 Publicar sus Reglamentos de Interceptación.

4.3 Establecer una coordinación y capacitación permanente de autoridades civiles y militares relacionadas con los procedimientos de interceptación.

4.4 Poner en vigencia normas que tipifiquen con penas severas a los comandantes de aeronaves que violen el espacio aéreo y no acaten las órdenes del Soberano territorial.

5. Continuar el estudio a fin de aprobar el “Proyecto sobre Convenio Aéreo Internacional relativo a la interceptación de aeronaves civiles” redactado por el ilustre jurista argentino Dr. Héctor Arnoldo Perucchi (+) y presentado por la República Argentina a la reunión del subcomité jurídico de la OACI en 1984.

Dentro del tratamiento de este tema se señaló que la importancia que tiene definir el término de “aeronave civil” a fin de precisar al canco del artículo 3 bis y desde el punto de vista de complementar en este aspecto lo que señala el Convenio de Chicago en su artículo 3.

III Encuentro Latinoamericano sobre Política Aérea y Espacial, se debatió el tema de “La desregulación y su incidencia en las líneas aéreas latinoamericanas”, en el cual el Dr. Burton A. Landy, de EE.UU, expuso su trabajo titulado “El carácter público de la aeronave dedicada al comercio internacional”, refiriéndose primeramente a la Resolución A27-13 de la OACI para luego exponer como conclusiones de su trabajo las que a continuación presentamos:

Primera: La Resolución A27-13 contiene el principio de la defensa activa del explotador frente a acciones insuficientes o infundadas de la Administración Pública o de órganos de la Administración Pública. Este principio está asentado en las razones de sentido económico, jurídico, político  sociológico expuestas en los considerandos y en la decisión institucional de situar como ilegítimos estos actos.

Segunda: El reconocimiento internacional del carácter público de la actividad del transporte aéreo comercial internacional (“va en detrimento de los principios establecidos  en el Convenio”) que se concreta en la protección jurídica específica que se otorga a la aeronave se diferencia de lo que ocurre en el Derecho Marítimo porque la aeronave tiene un carácter sui generis, de mayor imperio de la autoridad pública sobre su uso y funciones, dada la divergencia entre la concepción liberal del comercio que nació a la sombra de la libertad de los mares y la que surgió en el transporte aéreo con el predominio del principio de soberanía.

Con la presentación de dos magníficos trabajos, presentados por los doctores, Embajador Juan Garland Combe y Alfredo Gildemeister (+), de Perú, se discutió el tema titulado “Bases para un proyecto de integración aérea y espacial regional”.

El trabajo del Embajador Juan Garland, “Cooperación e integración en la aviación civil y el transporte aéreo en América Latina”, estuvo dotado de un contenido específico y detallado y pudimos decir que supone un llamado a la toma de conciencia por los países miembros de la CLAC, cuando señaló en su ilustre trabajo que:

“Sin embargo, después de 15 años de creada sería necesario empezar sobre la necesidad de actualizar los mecanismos previstos en los Estatutos de la CLAC ante los requerimientos actuales, y, además, ampliar el ámbito de sus actividades, a fin que la cooperación que se efectúa en su seno pueda proyectarse adecuadamente tanto en el campo del Derecho Aeronáutico mundial, como frente a lo que se ha dado en llamar la “Aviación del Futuro”.

La CLAC debería llegar a convertirse en el Órgano rector-lógicamente manteniendo sus vínculos con el organismo mundial que es la OACI- de la política aeronáutica; de la actividad de la aviación civil y del transporte aéreo latinoamericano, lo que en embrión está ya mencionado en el artículo 1º de su Estatuto, que establece como su fin “el alcanzar la más amplia colaboración para resolver los problemas de la aviación civil en el área”: Creemos que, en principio, los actuales Estatutos de la CLAC consignan básicamente, las estipulaciones que permitirán a la aviación comercial latinoamericana desarrollar sus operaciones al iniciarse el siglo XXI”.

El Dr. Gildemeister (+), cuyo trabajo correspondió con el título del tema, recordó las sugerencias que propuso el año pasado en el II Encuentro de CIJEDAE, en Santo Domingo y que figuran en la afirmación final:

a) Celebración de una reunión de las transportadoras aéreas americanas, a las que quedarían invitadas las empresas privadas, mixtas o estatales, con el objeto de sentar las bases de un Convenio Regional, aplicando los sistemas que se estimen más convenientes en la cooperación empresarial.

b) Que se consideren como bases de dichos acuerdos las recomendaciones de la Conferencia Regional de Aviación Civil (CRAC) de la Comisión Latinoamericana de Aviación Civil (CLAC); de la Confederación Interamericana de Transporte Aéreo (CITA)- Recomendación Nº 1 y Bogotá 1968.

c) La Constitución de un Instituto Latinoamericano de Planificación.

d) La formación de un Organismo Regional de Crédito Aeronáutico.

e) La adopción de una política aeronáutica conjunta.

f) La formulación de un Código Aeronáutico Latinoamericano.

g) Todo lo expuesto anteriormente y cualquier otra clase de acuerdo que se tomara, se harían teniendo como objetivo máximo la formación de la Flota Aérea Latinoamericana, meta máxima, expresión material de la Integración de la Aeronáutica Comercial Latinoamericana, empresa que sumaría a las megatransportadoras de un futuro muy próximo proyectando a nivel mundial la imagen de la Región.

La integración no es retórica, no es utopía –dijo para concluir- es una necesidad histórica, la única opción hablando en términos generales que nos queda para mantener nuestra democracia, nuestra libertad personal e independencia política regional, nuestra supervivencia, eso es, la Paz bajo la protección del Todopoderoso a quien nos encomendamos, no olvidemos que la Paz y la Integración, son el futuro de la solidaridad”.

El tema referido al Derecho Espacial, fue excelentemente expuesto por el joven doctor Luis Fernando Hoyos Escalante, quien llamó la atención del auditorio por el dominio y precisión con que hizo uso de la palabra, disertando sobre su trabajo titulado “La teleobservación de recursos naturales y su influencia en el desarrollo económico”. Al final de su trabajo el joven doctor señaló:

“La teleobservación de los recursos naturales desde el espacio ultraterrestre es otro de los grandes sueños que el hombre ha convertido en realidad, una realidad jurídica que debemos afrontar para proteger a una humanidad que ha desarrollado el ojo más perfecto de captación, capaz de verlo todo claramente desde arriba”.

Sobre el mismo tema también presentó un trabajo titulado, “La teleobservación; aspectos generales y experiencias peruanas”, el Dr. Alexander Carranza Reyes, de Perú”.

El último tema debatido en este Encuentro hubo de corresponder a “La aviación agrícola en la producción y productividad del agro”, cuyo expositor fue el Sr. Carlos Palacín Fernández, de Perú, con su trabajo “Incidencias de la fumigación en la producción”.

Con relación a la aviación agrícola en Cuba, disertaron los panelistas cubanos, Lic. Regla Mercedes Ojito Peñalver, Vicepresidenta del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba, como ya citamos al comienzo de estos  relatos, el Sr. Benigno Miranda, Director de la empresa Aviación Agrícola del referido Instituto Cubano, y el Lic. Reinier Valdés, Asesor Jurídico de dicha empresa, quienes explicaron a los presentes la organización de la aviación agrícola en su país, así como los logros obtenidos y las perspectivas para dicha actividad.

Luego de tres días de arduo trabajo, finalizó el III Encuentro Latinoamericano sobre Política Aérea  y Espacial, en cuya sesión de clausura se aprobó un Acta Final que presenta  como conclusiones los aspectos más importantes debatidos en la reunión.

Igualmente, mediante la Resolución Nº 09/90 LH.F.P.L.L.C.T./CIJEDAE, se propuso a Chile como país sede del IV Encuentro Latinoamericano y otra referida a la celebración del V Centenario del Encuentro de dos culturas, en la Ciudad de Santo Domingo,  República Dominicana, en el año 1991.

Al propio tiempo, en la solemne sesión de clausura, hubo momentos emocionantes cuando se entregaron diplomas a los integrantes de la Sección Nacional de la República de Cuba, de la Comisión Interamericana de Juristas Expertos en Derecho Aéreo y Espacial, de quienes habló el Dr. Angel Arango Rodríguez, destacando la dedicación e interés de estos juristas por el Derecho Aeronáutico.

A cargo del Presidente de la Comisión y varias citado en este trabajo, el Dr. Palacín Fernández, estuvo en el discurso final, que con emotivas palabras, pronunciadas por él, destacó el éxito de la reunión y la importancia que para la Región Latinoamericana tienen estas citas.

No queremos terminar sin antes mencionar las noches del evento, en las cuales el Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba ofreció un cocktail de bienvenida en el céntrico Hotel “Habana Libre” y en la noche de despedida invitó a los participantes al conocido internacionalmente cabaret “Tropicana”.

Cabe agregar, que el V Encuentro Latinoamericano sobre Política Aérea y Espacial se llevó a cabo en Lima-Perú del 02-06 de mayo de 1991, bajo la organización de la Comisión Interamericana de Juristas Expertos en Derecho Aéreo  y Espacial “CIJEDAE” y el Foro Permanente de Legisladores Latinoamericanos de Comisiones de Transportes, y las Comisiones de Transportes de las cámaras de Senadores y Diputados del Congreso de la República del Perú.

Palabras de apertura a cargo del Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba

Dr. Juan Escalona Reguera (Cuba)

Los antecedentes de este evento se remontan al I Encuentro celebrado en octubre de 1988, convocado por el Senado de la nación Argentina y, posteriormente, al II Encuentro que tuvo lugar en Santo Domingo del 5 al 9 de junio de 1989, con el respaldo del Senado de la República Dominicana. A ambos asistieron juristas cubanos con experiencia en la actividad aeronáutica, dentro del marco de la “Comisión Interamericana de Juristas Expertos en Derecho Aéreo y Espacial”, pero lamentablemente la participación de nuestros diputados no llego a concretarse.

La comisión Interamericana de Juristas Expertos en Derecho Aéreo y Espacial es una organización no gubernamental, con una proyección fuertemente dirigida a la integración latinoamericana. Al calor de estos eventos, sin embargo, en los que han participado senadores y diputados de la Argentina, Bolivia, Perú, República Dominicana, Uruguay y otros países, se constituyó el “Foro Permanente de Legisladores Latinoamericanos de Comisiones de Transporte”, presidido por el Senador de la República Dominicana, Ingeniero José O. Leger Aquino.

Es una loable característica de estos encuentros el no asistir con una representación oficial y, aunque lógicamente cada personalidad responde a su formación profesional e ideológica, el hecho de que pueda hablar con mayor libertad desde el punto de vista técnico o profesional, permite debatir y elaborar proposiciones para enfrentar en el futuro, con una acción colectiva, los problemas que afectan a nuestra región latinoamericana en relación con la norma jurídica aeronáutica y el derecho espacial.

Los aspectos prácticos se mantienen presentes porque en todos los encuentros participan no solo juristas, sino también parlamentarios, directores de aviación civil, directores de empresas, profesores universitarios, ingenieros, militares, pilotos, economistas y otras personalidades que mantienen una actitud científica ante los problemas.

Permítanme expresar que valoramos altamente la actividad que hemos señalado, dentro de la “Comisión Interamericana de Juristas Expertos en Derecho Aéreo y Espacial”, y el matiz parlamentario que se le ha incorporado en nuestra región latinoamericana. Existen otros Institutos y Foros aeronáuticos, pero este tiene la ventaja de estar dirigido hacia una acción colectiva latinoamericana en el orden jurídico frente a problemas comunes en materia de aviación y turismo y en derecho espacial. Y su iniciativa original y audaz de organizar un núcleo de parlamentarios especializados hace que las ideas que puedan surgir en estos encuentros tengan, por lo menos, quienes puedan llevarlas posteriormente a las asambleas legislativas de América Latina, con una valoración profesional.

Basta con hacer un recuento de los temas a tratar en el programa académico de los próximos días para comprobar que cada uno reviste un gran interés para nuestra Región, y no solo en lo que se circunscribe a cada Estado en particular: Transporte Aéreo Internacional y Turismo, son esenciales para el desarrollo futuro del conjunto de nuestros países y su ubicación en el mercado como un producto único con múltiples facetas; la violación del espacio aéreo e interceptación de aeronaves, es un flagelo que padecen casi todos nuestros Estados, vinculado a veces, pero no siempre, al narcotráfico; los objetivos de la región de institucionalizar, dentro del campo de la aviación civil hasta el año 2000, la desregulación y su incidencia, así como el carácter público de la aeronave dedicada al comercio, permiten enfrentar dos concepciones: la del liberalismo de empresa frente al criterio de la empresa como instrumento económico indispensable del Estado y, todo esto, sin dejar de lado cuestiones tan agobiantes como los problemas actuales y soluciones de las líneas aéreas. Como jurista, sé que la acción en el campo doctrinal permite velar previsoramente por aquellos principios e intereses que nos son más queridos, y así valoro altamente lo referido a las bases para un proyecto de integración aérea y espacial regional.

En el campo absoluto del Derecho Espacial, ¿Qué mejor tema pudo haberse seleccionado que el de la teledetección de recursos naturales desde el punto de vista de nuestra América, históricamente explotada y esquilmada, además, por una enorme deuda externa en irónica contradicción con su infinito potencial de recursos naturales?

Por último, felicitamos a la organización por la inclusión del tema IX, en el que se vincula una de las primeras formas de subsistencia del hombre con el más moderno medio de transporte, teniendo en cuenta lo vital que esto resulta para extensas aéreas de nuestra América Latina inaccesibles por sus obstáculos naturales y a causa de su propio subdesarrollo.

No debemos terminar estas palabras dirigidas a anticipar nuestro reconocimiento a la seriedad de los temas, sin señalar la importancia que ha tenido en Latinoamérica el hecho, poco frecuente en el mundo de las publicaciones jurídicas, de que el órgano oficial de la Comisión Interamericana de Juristas Expertos en Derecho Aéreo y Espacial, haya cumplido cinco años de existencia activa y continúe exitosamente su labor. Con su estilo muy especial, dentro de las necesidades de la vida moderna, la actual publicación RIDAT ha logrado despertar el interés creador y divulgar los trabajos de numerosos autores latinoamericanos en el campo del Derecho Aéreo y Espacial, desde 1985 hasta la fecha.

Para el pueblo cubano un evento de este tipo reviste un destacado interés, junto a su carácter científico, por su esencia jurídica. Nuestra nación ha sostenido invariablemente la necesidad de que exista un orden jurídico internacional justo y equitativo para todos, y que sin respeto al derecho de los países en desarrollo no puede concebírsela paz mundial. Todo encuentro donde se fortalezcan esos principios y el Derecho de nuestros pueblos a asegurar el futuro de la patria común, merecerá siempre nuestro apoyo.

El pueblo cubano, como podrán comprobar ustedes en estos días, los acogerá con la simpatía con que atiende a quienes nos visitan y , particularmente, a aquellos que provienen de países hermanos. Quienes no lo hayan hecho antes, tendrán la experiencia directa, sin intermediarios, que es la más valiosa de todos.

Les ofrecemos a todos en general, y en particular a los hermanos parlamentarios, nuestra más cálida bienvenida.

Fuente: Revista RIDAT, Edición Nº 31, julio/agosto 1990, Organo Oficial de la Comisión Interamericana de Juristas Expertos de Derecho Aéreo y Espacial

Escrito por: Lic. Rosario Barceló Alvarez – Jurista del Dpto. Jurídico del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba


 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here