0
10
Aunque parecen ser los propios piratas los principales beneficiarios con la cuestión de los secuestros de barcos navieros en las afueras de las costas de Somalia. Como informaría el diario londinense The Guardian, registrando unos US$30 millones de dólares solo en el 2008, según cálculos de las Naciones Unidas.

Conjuntamente a los piratas, se adhieren a la lista otros beneficiarios de las operaciones piratas en alta mar. El aumento de la piratería marítima, también ofrece pingües beneficioso para contratistas militares, un ejemplo claro, es el de BlackWater, una empresa que ofrece protección a embarcaciones contra los piratas.

Además según la Nacional Public Radio, de los Estados Unidos, los servicios de Seguridad: Anti-Piracy Maritime Security Solutions, con base en el Reino Unido, está embolsando una ganancia que ascendería a un monto aproximado de US$ 30,000 dólares por cada barco que protege de los piratas.

Asimismo, figuran los pueblos costeros de Somalia, que han sido beneficiados con la piratería. En el pueblo pesquero Somalí de Eyl-“la capital pirata del mundo”, según The Guardian-, la economía local está floreciendo gracias a los cientos de piratas que mantienen 17 barcos extranjeros en su costa, y que gastan en el pueblo el dinero del pillaje. Nuevos negocios, hoteles construidos (para dar alojamiento a los piratas), entre otros, dependen de la economía ilegal.

“Cuando los piratas tienen dinero, yo puedo aumentar mi precio a tres dólares la taza”, afirmó uno de los vendedores del té del pueblo.

Los piratas reclamaron 15 millones de dólares a cambio de la devolución de su última embarcación capturada, el superbanquero saudí Sirius Star.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here