Iran redobla su apuesta: Acelera construcción de 10 nuevas plantas de enriquecimiento de uranio

0
11
El objetivo final es que Irán esté en condiciones de conseguir 20.000 megavatios de energía atómica. El presidente Mahmud Ahmadineyad sostuvo durante la sesión que para lograrlo Irán necesita contar con 500.000 centrifugadoras, preferentemente de nueva generación y alta velocidad. Es  por esto que en los próximos dos meses se iniciará la construcción de cinco de esos centros, para los que ya se fijó una localización, según ordenó el gobierno en la sesión de gabinete de ayer. El presidente Mahmud Ahmadineyad rechazó la reciente resolución crítica del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).
Ahmadineyad también rechazó la reciente resolución emitida por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) en la que se critica a Teherán. Irán no permitirá que nadie lo prive de sus derechos nucleares, advirtió, según un cable de Dpa.
IRAN REDOBLA SU APUESTA: ACELERA CONSTRUCCIÓN DE 10 NUEVAS PLANTAS DE ENRIQUICIMIENTO DE URANIO
El presidente del Parlamento, Ali Lariyani, había puesto en duda horas antes que Teherán siga cooperando con el organismo debido a esa resolución.
En caso de que la «ridícula política de ’palo y zanahoria’» continúe, señaló, «nosotros adoptaremos a cambio una nueva política y reduciremos considerablemente la cooperación con el OIEA».
El embajador iraní ante el OIEA, Ali Asghar Soltanieh, declaró el sábado que la resolución no tendría consecuencia alguna sobre el programa nuclear iraní.
Irán reducirá la cooperación a lo mínimo, dijo Soltanieh a la agencia de noticias Khabar, y sólo se atendrá a las directrices del tratado contra las armas nucleares. Ello implicaría que los supervisores del OIEA sólo podrían inspeccionar las plantas atómicas iraníes con una autorización previa.
Aeronoticias considera que si bien, la Junta de Gobernadores del organismo aprobó el viernes en Viena una resolución contra Irán, en la que se exige al país que detenga la construcción de la nueva planta nuclear en Fordo y que se muestre más cooperativo, Teherán amenazó inmediatamente después con consecuencias y calificó la resolución como un «acto hostil», que a nuestro parecer es una reacción apresurada, desmesurada y fuera de todo contexto en relación a que las iniciativas para salvaguardar la paz y la regulación de la producción nuclear no pueden ni bajo este ni bajo ningún concepto considerarse actos hostiles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here