¿Vivir sin tecnología en pleno siglo XXI?

0
17

(Aeronoticias).- ¿Quién no siente curiosidad de ver el comentario que hicieron en su estado del Facebook o la repercusión del último tweet que publicaron?

Mientras que nuestra dependencia de los dispositivos va en aumento, existen personas que se resisten a los avances técnicos ya que se convierte en su forma de vida.

Por ejemplo, Diego Spano, comerciante de 33 años, sólo tiene un viejo equipo de Nextel que utiliza para trabajar a lo que indica: «Lo uso como radio y a veces envío mensajes de texto. No chateo ni tengo correo electrónico. Creo que no tener e-mail a veces complica mi trabajo, porque mis clientes me piden mi dirección de correo electrónico y se sorprenden cuando les digo que no tengo. Pero les digo que me manden un SMS, y asunto solucionado».

Cuando se le pregunta por qué no utiliza las redes sociales, Spano es terminante: «No tengo tiempo. Trabajo desde las 8 hasta las 20. Cuando llego a mi casa quiero estar con mi hijo. Me parece que a los que usan Facebook y Twitter les sobra el tiempo. No es mi caso».

Asimismo, reconoce que a veces se siente molesto por quedar afuera de muchos comentarios que hacen sus amigos en reuniones. «Conversan sobre fotos o contenidos que compartieron en Facebook, y yo no tengo idea de qué están hablando. Ahí empiezo a pensar si soy yo el que me equivoco. Debería hablarlo en terapia», comenta con una sonrisa.

La tecnología está en todos lados y forma parte de cada momento de nuestras vidas, pero cada uno elige el protagonismo que le da. Algunos optan por tomar los dispositivos y las redes sociales como centro de sus vidas. Otros los utilizan sólo en ciertos momentos.

Con información de La nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here