Katy Perry deslumbró a peruanos en su concierto

0
104

(Aeronoticias) La espera, ardua espera, llegó a su fin. A meses del anuncio del show más importante del año,  finalmente miles de fanáticos de la diva del pop Katy Perry vieron su sueño hecha realidad y en un colorido espectáculo que superó las expectativas en el Jockey Club del Perú.

A las 9 de la noche, las luces cesaron su refulgencia para iniciar con un grupo de bailarines disfrazados de guerreros de la luz, cargando lanzas de neón y anticipando la llegada de su diosa, la cantante Katy Perry, que luciendo su caracterísitico cabello amarrado con una cola ataviada de mechas fosforescentes y una armadura con motivos felinos arrancó la noche con ‘Roar’.

El espectáculo, que se extendió por casi dos horas estuvo conformado por seis bloques: Prismatic, Egyptian, Cat-Oure, Acoustic, Throw Back e Hyper Neon. «Part of me» y «Wide Awake» fueron los temas que completaron el primer bloque y mostraron a una Katy super dinámica y empática con su público, que no dejaba de armar un bullicioso de grandes proporciones.

Tras el término del primer bloque, la artista desapareció para volver sobre un caballo dorado vestida de faraona y siendo cargada por sus súbditos, sus bailarines vestidos al estilo del Antiguo Egipto. «Dark Horse» fue la canción que abrió este set de canciones, entre las que destacaron «E.T.» y «Legendary Lover».

«I Kissed a Girl» cerró este bloque y en él Katy hizo gala de su sentido del humor con un grupo de bailarinas vestidas con un enterizo y prominentes traseros y pechos postizos. Este acto fue mencionado por la crítica internacional de su tour como una burla a las Kardashian, ¿será?

EL RONRONEO DE KITTY PURRY

El momento gatuno llegó cuando un grupo de bailarines vestidos de felinos, recibieron a la diva que se mostró con un enterizo rosado, una orejas gatunas y una cola que meneó al ritmo de la música. Este fue el anticipo para que Katy Perry haga gritar al público con uno de sus tantos y esperados singles: «Hot N’ Cold» pero en una versión Jazz Pop. «international smile» continuó el setlist y culminó el bloque con una pasarela gatuna al ritmod de «Vogue» de Madonna.

Perry desapareció del escenario nuevamente para volver y hacer gala de su talento vocal. En el bloque acústico, la cantante se lució tocando la guitarra, con un vestido floreado y una temática primaveral. Interpretó las canciones «By the Grace of God», «The One That Got Away», «Double Rainbow» e «Unconditionally».

El quinto bloque del show fue una remembranza a los 80s y 90s. Para esto, un DJ con cabeza de emoji y un grupo de bailarines vestidos de coloridos trajes vintage saltaron al lado de Katy quien interpretó las canciones «Walking on Air», «It Takews Two» y «This is How We Do». Sin duda, este bloque fue diseñado para el público nostálgico.

El cierre estaba cerca y Katy Perry regresó con un revuelo de luces para cerrar la última parte del show con «Teenage Dream» y «California Gurls». Sin embargo, la fiesta no podía terminar de mejor manera que con su gran éxito «Fireworks», el cual llevó la fiesta a la tercera dimensión cuando los asistentes se colocaron unos lentes en 3D para presenciar un espectáculo alucinante de luces mientras Katy cantaba y se despedía del público en medio de una histeria total.

«Prismatic World Tour» es uno de los tours que más han recaudado en el año. Su paso por Latinoamérica empezó en nuestra capital y eso ya nos hace especiales. Muchos puntos a favor para una cantante que llegó a nuestro país en su mejor momento y dejó de lado los escotes y los bailes sexuales para entregar un espectáculo luminoso, brillante, familiar y que sin duda todo público supo disfrutar. Esperamos tenerla en una próxima gira mundial.

Fuente: RPP


 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here