La crisis europea llega al sector aeroespacial

0
118

(Aeronoticias).- Un fabricante español de componentes para grupos aeronáuticos, incluidos Airbus, Boeing Co. y Embraer, está reduciendo su producción y pasando apuros para pagar sus cuentas.

Alestis Aerospace SL afronta una sequía de efectivo por culpa de la crisis bancaria de España, una poderosa ilustración de cómo las turbulencias financieras de Europa están perjudicando su economía industrial y amenazan con desbaratar algunos de los programas de aviación más exitosos del mundo.

La empresa con sede en Sevilla solicitó a principios de mes el concurso voluntario de acreedores para superar sus dificultades. Sus problemas están llegando a otros proveedores, que no están cobrando o lo hacen muy tarde. Airbus, una filial de European Aeronautic Defence & Space Co., es el mayor cliente de Alestis y posee una participación de 1,85% en la compañía.

Alestis produce grandes componentes para aviones, incluyendo algunos para el Airbus A320 y el superjumbo A380, la mayor aeronave de pasajeros del mundo. Sus contratos a largo plazo generan pagos consistentes de compañías establecidas. Pero los bancos españoles han cerrado el grifo del crédito, por lo que Alestis, al igual que muchas otras empresas sólidas, están operando de un día para otro.

«Hace cinco años, los bancos habrían venido a nuestra puerta ofreciéndonos préstamos», dijo Juan Pedro Vela, un miembro del consejo de administración de Alestis, en una entrevista. «Ahora les pides un crédito y te cierran la puerta en la cara».

Los problemas acechan incluso cuando Airbus y Boeing están produciendo aviones en cantidades casi récord, debido a que las aerolíneas quieren modelos que consuman menos combustible. Ambos fabricantes han registrado últimamente sólidas ganancias, pero reconocen que los pequeños proveedores pueden afrontar condiciones financieras más adversas.

Airbus está «siguiendo la situación financiera con especial atención», afirmó un vocero de la compañía. Para echar una mano, la compañía está pagando sus cuentas con rapidez. También está supervisando a los proveedores de Alestis para asegurarse de que están cobrando sin demora. Sin embargo, el portavoz señaló que aún no se sabe si se implementarán más medidas. Por ahora, las entregas continúan y la calidad sigue siendo buena, dijo.

Pero Vela, de Alestis, señaló que «los cronogramas de producción están avanzando más lentamente». Representantes de Boeing y Empresa Brasileira de Aeronáutica SA, o Embraer, no quisieron hacer comentarios sobre la situación de Alestis, que no divulga sus resultados financieros.

Últimamente, varios contratistas del sector han enfrentado problemas de dinero. Muchos proveedores invirtieron mucho para desarrollar partes para el Airbus A380 y el Boeing 787 Dreamliner, con la expectativa de cosechar grandes ganancias. Pero ambos aviones han sufrido muchos retrasos, lo que se traduce en un flujo de ingresos más lento para los contratistas.

Alestis fue fundada en 2009 de la fusión de varias empresas aeronáuticas pequeñas de España, con el apoyo del gobierno autónomo de Andalucía. El objetivo, respaldado por Airbus, era crear un jugador de peso con la escala suficiente para actuar como un contratista de primera línea. Si bien es más chico que otros proveedores con los que trabajan Airbus y Boeing, Alestis tiene una valiosa experiencia en la fabricación de partes a partir de avanzados materiales compuestos.

Apenas estaba despegando cuando estalló la burbuja inmobiliaria en España. Los bancos se encontraron inundados de préstamos impagos, lo que a su vez atrajo el escrutinio de las autoridades y los mercados financieros.

La semana pasada, el gobierno de España ordenó que todos los bancos aumentaran sus reservas para posibles pérdidas ligadas a los bienes raíces, lo que reducirá su capital disponible para préstamos a compañías como Alestis.

Los bancos de ahorros, conocidos como cajas, eran los mayores prestamistas de Alestis, que tiene una plantilla de unos 1.700 empleados. Pero ahora, las cajas son consideradas las entidades bancarias más vulnerables de España y el gobierno ha ordenado que se fusionen para mejorar su solvencia.

Ahora el riesgo es una espiral descendente si los bancos llegan a asfixiar a sus clientes. Alestis es un ejemplo poco común de una compañía tecnológica en Andalucía, la región más poblada de España y la que tiene la tasa de desempleo más alta. El turismo es su principal industria, especialmente en la costa, que está abarrotada de hoteles de lujo y resorts. Muchos residentes dependen de empleos públicos y el trabajo agropecuario temporal.

«Hay muy pocas empresas como Alestis que operen aquí en una fuerte industria global», dice Pedro Lloret, un líder sindical de los trabajadores de Alestis. «Sería una pérdida terrible para Andalucía».

The Wall Street Journal Americas – online.wsj.com

La crisis europea llega al sector aeroespacial

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here