La estafa VIC S.A.C.: Lavado de activos, organización criminal y defraudación tributaria?

0
450
Investigados por la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada: Carlos Lagos, Cesar Loredo, Brando Tapia y Gian Karlo Yauri.
  1. Introducción
    Sin duda, una de las cuestiones más injustas que enfrenta nuestra sociedad es la impunidad grosera y absurda de la que gozan algunas presuntas organizaciones criminales, actualmente en nuestra golpeada sociedad, que ha sufrido el desmedro económico por el estado actual de pandemia por el Covid-19 y la crisis económica mundial, a pesar de ello, un sin número de conciudadanos sufren una seria de tropelías, que se expresan mediante diversas estratagemas utilizando el engaño, el ardid, la astucia para poner en una situación de error a honestos ciudadanos, gente emprendedora, personas ilusionadas en la prosperidad económica que apuestan por un lícito negocio, donde está en juego sus sueños, su capital familiar, sin embargo los proyectos, los sueños se ven vilmente frustrados, se ven inmersos en la más cruel estafa, estas conductas delictivas engrosan los casos de nuestra precaria administración de justicia, están a la orden del día, a la vuelta de la esquina, en todos lados, y se realizan en todos los estratos sociales y económicos de nuestra sociedad, estas conductas que se subsumen o encuadran en el fraude, la estafa, generan a su vez varios otros tipos de delitos coetáneos como el delito de lavado de activos, fraude tributario, responsabilidad administrativa de las personas jurídicas, todas engarzadas conforme al actuar delictivo propio de las organizaciones criminales, que exprofesamente son creadas para tales fines, que conforme el caso puntual que traemos a la discusión, en el cual como desarrollaremos, existe graves y múltiples elementos de convicción, los conocidos “indicios reveladores del delito”, sin embargo, el problema se suscita cuando el principal operador jurídico que tiene la prerrogativa constitucional de perseguir el delito, nos referimos al Ministerio Público, no realiza a cabalidad la función encomendada, pareciera que solo algunos casos con relevancia política o con una gran carga mediática otorgada por los medios de comunicación masiva, son los que “prefieren” la Fiscalía, esos “casos” son los aúnan los esfuerzos y la energía de la Fiscalía, que tiene o gozan de la exclusiva y excluyente persecución penal, es por ello, en este status quo, y en la defensa de las causas justas, mediante este espacio, es que exponemos el “Caso VIC”, “alzando la voz” haciendo eco de ese clamor de conciudadanos que, se ven desprovistos de alcanzar justicia.

La Estafa Agravada
Los denunciados miembros de la empresa VIC IMPORT S.A.C., de apellidos: Lagos Ruiz, Yauri Fernández, Tapia Manrique, Loredo Rosillo, Requena Silva, More Yarleque, Cavana Alfaro, desplegaron una serie de actos contra un gran número de agraviados, falsificaron y adulteraron Órdenes de compra emitidas por conocidas marcas como Inkafarma, Química Suiza, Nortfarma, Corporación Almar S.A.C., entre otras empresas, por sumas ostentosas para llevar a cabo la distribución de alcohol medicinal que ellos decían producir y embotellar en una planta de su propiedad ubicada en Lurín, la cual fue alquilada para servir de fachada, con miles de cajas vacías para poder grabar videos y convencer a futuros “inversionistas”. Dentro de dicha Planta contaban con una máquina que aseguraban era productora de alcohol, sin embargo siempre fue una maquina productora de aceite, que obtuvieron en calidad de chatarra la cual adecuaron para que sirva para hacer alcohol y poder mostrar ello como prueba de la supuesta producción, cabe recalcar que nunca se hizo un litro de alcohol, todo el alcohol fue comprado a diferentes marcas para llenar una cantidad mínima de botellas en caso alguno osara abrir una caja, contrataron también personal sin funciones laborales, dedicado exclusivamente a recibir y aparentar con quienes quieran constatar la existencia de la fábrica, furgones alquilados que nunca transportaron nada, con el fin de realizar un montaje y hacer constar la existencia de esta distribuidora , siendo el caso que la empresa nunca funcionó y sólo fue constituida exprofesamente con el objetivo de perpetuar hechos delictivos y mantener en error a las futuras víctimas, asegurando que producto de la pandemia del COVID 19, el comercio y distribución de alcohol se estaba dando a grandes escalas y ellos se habían convertido en prósperos empresarios a raíz de su trabajo con conocidas marcas.
Por otro lado, los denunciados se contactaban por distintos medios de comunicación o redes sociales para captar a sus víctimas, evidenciando una vida de lujos, demostraban en redes sociales ser exitosos empresarios, contaban para tales efectos una lujosa oficina alquilada ubicada en Av. La Encalada en Santiago de Surco, donde funcionaba el “área comercial” de VIC IMPORT S.A.C. lugar donde se concretaban reuniones entre los miembros de la organización criminal con el único fin de captar víctimas, mediante el error y el engaño, en este sentido se realizaron una serie de “maniobras” ilegales, con la finalidad de inducir a error a las víctimas, afianzando el hecho de que iban a cumplir con sus obligaciones pactadas, invitaban a sus víctimas a invertir, con la promesa de retribuir el préstamo con un alto interés mensual (15%,20%, en ocasiones 25%, 30% y en los últimos meses hasta 45%) incrementando el interés prometido gradualmente para hacer aún más interesante la supuesta “inversión económica”, sin embargo, la organización criminal no devolvería dicha inversión económica, y por el contrario planificaban fugarse, todo ello tuvo como consecuencia criminal el perjuicio económico a una gran cantidad de víctimas .

Carlos Eduardo Lagos

Sin duda estos hechos que exponemos, de forma muy sucinta, en el que acreditamos que existen indicios reveladores y pruebas del delito de estafa agravada mediante la instrumentalización de contratos civiles válidos y lícitos, así, precisamos que dicha modalidad de estafa “se manifiesta como una conducta engañosa dirigida a captar maliciosamente el consentimiento de la otra parte contratante para que ésta se obligue a realizar una disposición patrimonial perjudicial para su patrimonio o el de un tercero” . En ese sentido, “lo que caracteriza a un “negocio jurídico criminalizado” frente un negocio jurídico civil, lícito y posteriormente incumplido (del cual surgirá una responsabilidad contractual privada), es que en ellos existe una discordancia entre la voluntad interna de no cumplir y enriquecerse, y la exteriorizada y engañosa, que manifiesta interna de no cumplir y enriquecerse, y la exteriorizada y engañosa, que manifiesta un propósito de cumplimiento inexistente, residiendo ahí el engaño” , la característica en estos casos es dar la apariencia de legalidad para camuflar la conducta criminal, es por ello, que se debe descartar el considerar como objeto o pretensión penal en este caso, cualquier cuestionamiento sobre el incumplimiento contractual y validez de los contratos, este siendo un evidente delito de estafa bajo la modalidad de contratos criminalizados.

  1. La Organización Criminal
    Conforme al artículo 2, de la Ley 30077, Ley de Crimen Organizado, se considera “organización criminal a cualquier tipo de agrupación de tres o más personas que se reparten diversas tareas o funciones, cualquiera sea su estructura y ámbito de acción que, con carácter estable o por tiempo indefinido, se crea, existe o funciona, inequívocamente y directamente de manera concertada y coordinada, con la finalidad de cometer uno o más delitos graves”, por otro lado, la Convención de Palermo, este instrumento normativo internacional, en su en el artículo 2, define el llamado grupo delictivo organizado: “Se entenderá a un grupo estructurado de tres o más personas que exista durante cierto tiempo y que actúe concertadamente con el propósito de cometer uno o más delitos graves”, asimismo, el Acuerdo Plenario N° 08-2019, doctrina jurisprudencial de la Corte Suprema de Justicia de la Republica, ha señalado que el delito de banda criminal, al igual que el artículo 317° del Código Penal [organización criminal] ha sido calificado como un tipo penal de peligro abstracto y de operatividad estrictamente residual frente a aquellos delitos comunes que sean ejecutados por sus integrantes, la finalidad del delito de banda criminal es la comisión de delitos concertadamente, de hechos punibles futuros que operan como una tendencia interna de quienes constituyen una unión criminal a fin de generar ilícitos en perjuicio de terceros, en el presente caso es evidente, que ha existido las siguientes características propias de una organización criminal: (i) una agrupación de tres o más personas; (ii) existe una repartición de roles y de funciones especificas concertadas a fin de captar victimas y perpetrar delitos graves; (iii) existe una estructura jerarquizada estable y con permanencia indefinida (iv) la organización criminal se creo exprofesamente con la finalidad de cometer uno o más delitos graves, como el de Estafa Agravada y Lavado de Activos entre otros.
Fuente: Youtube Buenos días Perú «Estafa colectiva: acusan a sujeto de robar S/.20 millones a más de 100 personas».

  1. El Lavado de Activos
    Sin duda uno de los engranajes criminales usuales e este tipo de casos, es sin duda el introducir activos capitales, provenientes de un delito en la economía licita en forma de “inversión”; y nos referimos al delito de lavado de activos, se denomina “lavado”, cuando se produce con la finalidad de invertir encubriendo su origen ilícito que es consustancial al lavado de activos, en este sentido, cuando la organización criminal, como en el presente caso, ha generado un beneficio que genera a su vez la existencia de un patrimonio injustificado, que necesariamente debe ser investigado por las fiscalías especializadas en lavado de activos, en este sentido, la prueba documental será la prueba principal, la ausencia de declaraciones tributarias, a un ritmo de vida que no es acorde con los ingresos, viajes, tarjetas de crédito, etc., por otro lado, la existencia de operaciones comerciales y financieras irregulares, en este punto, con la llamada prueba indiciaria, se debe indagar , conductas propias desplegadas por las organizaciones criminales, como la macula de los bienes, existencia de testaferros, empresas pantallas, utilización de territorios no colaborativos o paraísos fiscales, y criptomonedas, en donde se pueden dar ciertas modalidades, como sociedades temporales, pantalla, sociedades creadas en territorios en donde no funciona la empresa, lejos de la empresa, revela la macula de ilicitud, en paraísos fiscales. Y Testaferros dolosos o instrumentalizados o sin su consentimiento, etc., en el presente caso es evidente, que ha existido las siguientes características propias del delito de lavado de activos: (i) Obtención de emolumentos económicos ilícitos: Por medio de cualquier actividad ilícita con idoneidad para generar bienes con valor patrimonial; (ii) Colocación: Inserción de los bienes de origen ilícito en el mercado legal (depósito en cuentas bancarias, compraventas, etc.); (iii) Trasferencia o intercalación: sucesivas operaciones para alejar los bienes de su fuente (compra sucesivas de bienes inmuebles, vehículos, creación de empresas etc.); (iv) Integración: reinserción de los bienes en operaciones regulares mediante negocios lícitos.
  2. La Defraudación Tributaria
    El Decreto Legislativo 1106, de lucha contra el Lavado de Activos, en su artículo 10° indica que el delito tributario es uno de los delitos fuente precedente o previo por excelencia del delito de lavado de activos, es así, que el acotado cuerpo normativo indica: “(…) El conocimiento del origen ilícito que tiene o que debía presumir el agente de los delitos que contempla el presente Decreto Legislativo, corresponde a actividades criminales como… los delitos tributarios (…)”, por otro lado, el citado artículo conforme a la autonomía que posee el delito de lavado de activos, permite la posibilidad de la persecución conjunta del delito tributario y el delito de lavado de activos: “También podrá ser considerado autor del delito y por tanto sujeto de investigación y juzgamiento por lavado de activos, quien ejecuto o participo en las actividades criminales generadoras del dinero, efectos o ganancias”.

    Por otro lado, el delito tributario conforme a la Ley Penal Tributaria, Decreto Legislativo 813, constituye la acción que realiza la persona natural o jurídica, como es el caso de los denunciados y de la empresa VIC S.A.C., en provecho propio o de un tercero , valiéndose de cualquier artificio, engaño, astucia, ardid u otra forma fraudulenta, dejando de pagar en todo o en parte los tributos, han perpetrado sin duda defraudación tributaria, este delito expone una diversidad de modalidades de defraudación tributaria, como por ejemplo: (i) ocultar, total o parcialmente, bienes, ingresos, rentas, o consignar pasivos total o parcialmente falsos, para anular o reducir el tributo a pagar, (ii) no entregar al acreedor tributario el monto de las retenciones o percepciones de tributos que se hubieren efectuado, dentro del plazo que para hacerlo fijen las leyes y reglamentos pertinentes, (iii) se obtenga exoneraciones o inafectaciones, reintegros, saldos a favor, crédito fiscal, compensaciones, devoluciones, beneficios o incentivos tributarios, simulando la existencia de hechos que permitan gozar de los mismos, (iv) o que se simule o provoque estados de insolvencia patrimonial que imposibiliten el cobro de tributos, entre otras, es indudable que estos actos que significan defraudar a la fiscalidad tributaria, el encubrimiento, la ocultación, la posesión y el disfrute del activo defraudado, que se debieron pagar al Estado, constituyen activos que son provenientes de una actividad criminal, como por ejemplo la estafa agravada, delito que hemos expuesto en el presente artículo, este patrimonio ilícito acopiado principalmente por el delito de estafa, realizado por los denunciados y por la empresa VIC S.A.C., han sido “lavados” a fin de integrarlos al sistema licito financiero, todos estos actos sin duda, constituyen actos propios del delito de lavado de activos, -como ya lo desarrollamos en el acápite anterior-, todo ello, implica la posibilidad que una persona natural o jurídica pueda ser procesada por delito tributario y a su vez, por el delito de lavado de activos.

Conclusiones

  • En el presente caso, es indudable que existen elementos de convicción graves y diversos que, determinan con alta probabilidad la comisión diversos delitos desplegados en forma concertada por los miembros de una presunta organización criminal, constituida por la persona jurídica VIC S.A.C., empresa que sirvió como medio idóneo para concretar diversas y graves conductas ilícitas, en este sentido, es importante que Titular de la acción penal, de la persecución delictiva, el Ministerio Publico, en virtud de las facultades establecidas en la Constitución Política del Perú, debe desplegar con urgencia actos de investigación pertinentes a fin de investigar los diversos hechos constitutivos del delito, a fin de determinar y acreditar la existencia de una organización criminal .
  • En el presente caso, es evidente e inobjetable, que existen hechos que configuran delitos previos o precedentes del delito de lavado de activos, y nos referimos al delito de estafa agravada y fraude tributario, sin perjuicio de otros delitos coetáneos o conexos vinculados a la actividad delictiva de la organización criminal, sin duda en este caso en particular, al existir elementos de convicción suficientes de los delitos previos del delito de lavado de activos, es probable en un alto estándar de convicción, que los miembros de la organización hayan realizado diversos actos propios del delito de lavado de activos, como el de colocación de los activos, trasformación de los activos, e integración o goce de los activos ilícitos, debemos considerar que las etapas de lavado de activos son “actos posteriores” que se deberán verificar en la investigación y procesamiento respecto a los “activos defraudados tributarios” y “emolumentos económicos” provenientes del delito de estafa agravada, en este sentido, y sin perjuicio que las fiscalías especializadas en delito de lavado de activos desplieguen actos de investigación pertinentes, también se debe realizar las investigaciones pertinentes en las Fiscalías Especializadas en Extinción de Dominio, estas fiscalías se encargan perseguir los bienes y recursos de origen ilícito, para declarar su titularidad a favor del Estado, es por ello, que el margen de investigación se debe extender a los posibles testaferros, investigando a personas naturales: familiares hasta el segundo grado de consanguinidad y cuarto grado de afinidad, e investigar a cualquier persona jurídica que tenga o haya tenido relación con los denunciados y/o la empresa VIC S.A.C.

Por: Daniel Luis Jo Villalobos, Abogado – Maestro Internacional en Prevención y Represión del Blanqueo de Dinero, Fraude Fiscal y Compliance.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here