LA FAMILIA DE MICHELLE OBAMA, DE LA ESCLAVITUD A LA CASA BLANCA

0
6
La primera dama de EE.UU., Michelle Obama, se enteró hoy de la historia de algunos de sus ancestros por un artículo publicado en The New York Times, que revela que procede de una niña esclava de Carolina del Sur. En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, calificó el relato como «una historia fascinante» que la primera dama «ha disfrutado leyendo». Según Gibbs, Michelle Obama desconocía buena parte de los detalles del origen de su familia materna.

La historia comienza en 1850, cuando el amo blanco de una plantación de Carolina del Sur, David Patterson, dividió sus posesiones entre sus tres hijos en su testamento. A su hija Christianne y a su yerno, Henry Shields, les legó la «niña negra Melvinia», de seis años, valorada en 475 dólares. Cuando Patterson murió dos años más tarde, Melvinia pasó a vivir con los Shields en Georgia, muy lejos de todo lo que había conocido. Si en Carolina del Sur había convivido con 21 esclavos, en su nueva residencia era una de solo tres.

LA FAMILIA DE MICHELLE OBAMA, DE LA ESCLAVITUD A LA CASA BLANCA

Cuando tenía cerca de quince años, en 1859, tuvo su primer hijo, Dolphus, de padre blanco desconocido. Quizás pudieron serlo Henry Shields o alguno de sus cuatro hijos, entonces entre los 19 y los 24 años, pero también otros hombres pudieron pasar el tiempo suficiente en la granja como para haber dejado embarazada a Melvinia. Las violaciones y la explotación sexual de las esclavas negras era moneda corriente en aquella época, recuerda el diario, que también matiza que algunas de esas relaciones eran mucho más complejas de lo que parecía a primera vista.

Además de Dolphus, Melvinia tuvo otros tres hijos, dos de ellos también mulatos. Uno de ellos nació después de la emancipación de los esclavos, lo que apunta que la relación de la que nacieron esos niños pudo haber perdurado tras la libertad. Los niños llevaron el apellido Shields, lo que puede apuntar tanto a la paternidad como a la costumbre de que los esclavos adoptaran el apellido de sus amos. Dolphus Shields, un hombre de piel tan clara que según sus contemporáneos «parecía blanco», se casó con Alice Easley y en 1888 emigró a Birmingham, en Alabama, donde trabajó como carpintero y logró prosperar hasta comprar su propia casa. En 1911 tenía su propio negocio de carpintería y reparación de herramientas.

Uno de sus hijos, Robert Lee Shields, sería el bisabuelo de Michelle Obama. Se casó con Annie Lawson en 1906 y trabajó como porteador en los ferrocarriles pero se pierde su pista poco después de que cumpliera los 32 años. A su vez, su hijo Purnell Shields, abuelo de la primera dama y pintor de profesión, optó por emigrar a Chicago en busca de nuevas oportunidades. Purnell se convertiría en el padre de Marian Robinson, la madre de Michelle Obama.

El patriarca familiar, Dolphus, murió en 1950, a los 91 años, cuando los tiempos empezaban a cambiar. El día que el diario de la comunidad negra en Birmingham, The Birmingham World, publicó su obituario en la primera página, también publicó un titular que informaba de que el «Tribunal de EE.UU. Prohíbe la Segregación en Vagones Restaurantes y en Centros de Enseñanza Superior».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here