La Fundación Lloyd Webber llega a un acuerdo secreto sobre un cuadro de Picasso

0
11
Una fundación con fines artísticos del compositor y empresario musical británico Andrew Lloyd Webber ha llegado a un acuerdo de carácter confidencial sobre la propiedad de un famoso retrato del período azul de Picasso reclamado por los herederos de un banquero judío.
La Andrew Lloyd Webber Art Foundation, creada por el músico en 1992 para expandir el conocimiento público de las artes y prestar obras importantes a galerías y museos públicos, tuvo que retirar hace tres años el cuadro «El bebedor de ajenjo» de una subasta neoyorquina.
La Fundación Lloyd Webber llega a un acuerdo secreto sobre un cuadro de Picasso
Los herederos del banquero Paul Mendelssohn Bartholdy denunciaron que la obra había sido vendida a la fuerza bajo el régimen nazi, en 1934, a un marchante berlinés, y exigieron suspender su venta.
La fundación británica, que compró el cuadro en una subasta en 1995 por 18 millones de libras (28,3 millones de dólares al cambio actual), negó como carente de fundamento la reclamación de los herederos del banquero judío, argumentando que el cuadro, que ha cambiado de manos al menos cuatro veces desde 1934, había sido adquirido de buena fe a su anterior propietario.
Hace dos años, un tribunal neoyorquino pareció haber resuelto la disputa a favor de la fundación británica, al dictaminar que Julius Schoeps, sobrino nieto del banquero, no había podido demostrar que fuese el «legítimo heredero».
Según informa hoy el diario británico The Independent, un abogado de Washington informó el jueves de que se había llegado finalmente a un acuerdo definitivo por el cual se considera a la fundación propietaria legítima del cuadro.
La propia fundación Andrew Lloyd Webber anunció en un comunicado que tanto Schoeps como el resto de los herederos de Paul Mendelssohn Bartholdy habían renunciado a todo título de propiedad de «El bebedor de ajenjo», en el que Picasso pintó a su amigo de juventud Ángel Fernández de Soto.
Las dos partes han insistido, sin embargo, en que los detalles del acuerdo al que han llegado son confidenciales y no han querido confirmar si se ha efectuado algún pago a los herederos de Mendelssohn Bartholdy, emparentado a su vez con el famoso compositor Felix Mendelssohn.
El pasado mes de febrero, Julios Schoeps llegó a un acuerdo económico con el Museo de Arte Moderno y la Fundación Guggenheim, de Nueva York, en relación con otros dos Picassos que habían pertenecido a su familia.
El juez que se ocupó del caso, Jed Radkoff, criticó entonces el secretismo del acuerdo y señaló que, mientras que los dos museos neoyorquinos habían acordado revelar el dinero pagado por los Picassos, los herederos de Mendelssohnb Bartholdy se habían negado a revelar «por razones no explicadas» «cuánto dinero se habían embolsado».
La Fundación, que ha prestado la obra para su exhibición en la National Gallery y en la Royal Academy, no ha anunciado si volverá a ponerla en venta una vez resuelta definitivamente la polémica en torno a su propiedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here