La historia de los pasajeros que viajaban en el MH370

0
64

(Aeronoticias).- Varias historias se han dado a conocer de los pasajeros que perdieron sus vidas en el vuelo de Malaysian Airlines.

Frente a la asunción del gobierno de Malasia de que el vuelo del MH370 cayó fatalmente en el mar, son muchas las familias que sufren y lloran la muerte de los pasajeros. Conozca alguna de sus historias:Delavar Seyed Mohammadreza (28) y Eouria Nour Mohammad Mehrdiad (19)Estos dos jóvenes fueron los pasajeros más célebres del vuelo del MH370 debido a su engaño de viajar bajo pasaportes falsos. Conformaron las primeras sospechas ante la especulación de secuestro del avión.La historia revelada de estos dos iraníes relata que ambos intentaban emigrar a Europa, con la esperanza de una vida mejor. La madre de Mohammad Mehrdiad, el muchacho de 19 años lo esperaba en el aeropuerto de Fráncfort, desconociendo que viajaba con un pasaporte robado.El horrendo destino de las familiasEran varios los niños que se hallaban en el avión estrellado. El más chico de los pasajeros era Wang Moheng de 2 años, que viajaba junto a sus padres y abuelos, con el fin de disfrutar unas vacaciones en el sudeste de Asia.Liu Rusheng, de 76 años, que viajaba junto a su esposa Bao Yuanhua, de 63, era parte de una delegación de 20 calígrafos y pintores que contaban con una exposición en el Centro de Artes Orientales de Kuala Lumpur. Entre esta delegación también se encontraba Maimaitijiang Abula, de 35 años. Este artista, aparte de la muestra, iba en búsqueda de un premio que se le había otorgado. Varios internautas chinos culparon a este artista de terrorismo, luego de la desaparición del avión, por pertenecer a Xinjiang, una región musulmana; lo cual sumó angustias a su familia, luego del hecho de darlo por fallecido.Por otro lado está la historia de Rodney y Mary Burrows, una pareja de jubilados australianos, que emprendieron un proyecto de recorrer el mundo juntos. Estaban comenzando esta nueva etapa de la vida, y viajaban junto a Cathy Lawton y su marido. Eran padres de dos chicos, y sus vecinos en Queensland los describieron como un matrimonio muy trabajador.También se encuentra las trágica historias de amor de los franceses Hadrien Wattrelos, de 17 años, y Zhao Yan, de 18, que emprendieron un viaje de vacaciones junto a la familia de Hadrien.Ambos estudiaban en el Liceo Francés de Pekín y vivían temporalmente en la capital china. Haidren había subido una foto a una red social anterior al viaje, donde figuraban ambos, y escribió como pie de foto la frase «Je t´aime».También está la triste histora de Norli Akmar Hamid y su marido Muhammad Razahan Zamani, una pareja malasia cuya historia fue contada por The Wall Street Journal. Habían consumado su casamiento en el año 2012, y tuvieron que posponer su luna de miel, tras una enfermedad de Norli. Frente a esta situación cambiaron de rumbo a Pekin, y estuvieron a punto de volver a posponer el viaje ya que ella quedó embarazada. Sin embargo, la mujer sufrió un aborto y el destino los llevó a viajar en el MH370.Viajes de negociosPaul Weeks era un ingeniero neozelandés que había sobrevivido al terremoto sufrido en el 2011 en la ciudad de Christchurch. Vivía en Australia, estaba casado y tenía dos hijos. Su viaje era con destino a Mongolia, ya que había sido convocado para un buen puesto de trabajo en las minas. Antes de tomar el avión, le entregó a su mujer su anillo de casado y su reloj, para dejárselo a sus hijos si algo llegase a pasarle, según relató su esposa a varios medios internacionales.Ju Kun, otro pasajero del vuelo, era experto en artes marciales, de 35 años, y trabajó como extra en varias películas como The Grandmaster y The Forbidden Kingdom, junto a Jackie Chan y Jet Li; y comenzaría a filmar en las próximas semanas la serie Marco Polo, de Netflix.Las redes sociales han dedicado a este actor varios mensajes recordándolo. Netflix escribió que «es una parte integral de nuestro equipo de producción con un talento impresionante». Por otro lado, la actriz china Zhang Ziyi escribió en Weibo que Ju «es un hombre sincero, amable y trabajador».Mohammad Sofuan Ibrahim fue la última persona en publicar una foto a bordo del avión. Su destino era Pekin, y el motivo de su viaje era comenzar un nuevo trabajo en el Ministerio Internacional de Comercio e Industria de Malasia. Su propósito era convertirse en el secretario de Economía.También abordaba el vuelo el empresario estadounidense Philip Woods de 50 años. Era ejecutivo de IBM, y había sido encomendado a trasladar su puesto de trabajo a Kuala Lumpur. Wood estába divorciado y era padre de dos hijos, uno que va a la Universidad de Texas en la que también había estudiado su hermano.Por su parte, la novia de este empresario lanzó en las redes sociales Facebook y Twitter una página llamada «Buscando a Philip Woods», ante la impotencia de la falta de resultados en la búsqueda del avión. Se resistía a pensar en la inexistencia de sobrevivientes del vuelo.La página creada el 14 de marzo por Sarah Bajc consiguió unos 24 mil seguidores, y conformó una esperanza para quienes compartían noticias sobre el avión desaparecido.Sarah y Philip planeaban una mudanza antes de que ocurriera el accidente. Tras recibir el mensaje de texto enviado por la compañía de Malaysia Airlines a los familiares de los pasajeros, donde anunciaba que el avión se había estrellado, y no había sobrevivientes, Sarah, sin perder las esperanzas, hizo pública su opinión en las redes sociales:»Todavía NO HAY PRUEBAS de que el avión se haya estrellado y que todas las almas se hayan perdido. Sólo hay evidencia mejorada hasta el momento, una locación aproximada y una línea de vuelo aproximada a partir del llamado ‘ping’. Estas no son pruebas irrefutables. Hasta que las tengamos, ¡vamos a seguir con esperanza! Fue irresponsable e insensible de parte del gobierno de Malasia dar esta información en la FORMA en que lo hicieron, junto con una conclusión sin pruebas»Sin duda la tragedia cuenta con 239 historias variadas y particulares de los pasajeros embarcados en el vuelo MH370, con este horrendo final.

 

Fuente:www.elobservador.com.uy

Foto:www.elobservador.com.uy

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here