La inseguridad prevalece en el aeródromo de Nasca

0
14
(Aeronoticias).- El último accidente aéreo de Nasca ha dejado al descubierto la inseguridad del aeródromo María Reiche, y esto debido a que no cuenta con la tecnología necesaria para monitorear las naves que sobrevuelan las Líneas.
Según informa el diario Perú.21, la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (Corpac) solo se responsabiliza por la seguridad de las aeronaves que sobrevuelan las Líneas de Nasca hasta los 3 mil 500 pies de altura, esto debido a que no cuenta con un ADS (Automatic Dependent Surveillance).
Este dispositivo permitiría a la avioneta proporcionar a la torre de control, automáticamente, datos de su sistema de navegación para determinar su posición exacta. Según el jefe de Operaciones de Corpac del Aeródromo María Reiche, Juan Risco, “Su costo es de aproximadamente 2 mil dólares, un monto irrisorio si se trata de la seguridad de los turistas”.
Asimismo, el mencionado medio citó a una fuente de Corpac que no reveló su identidad y dijo que la supervisión de las aeronaves por parte de la Dirección General de Tránsito Aéreo es poco rigurosa, pese a que hay dos inspectores permanentes. “No es posible que se presenten reiteradas fallas en naves que solo hacen vuelos cortos de 30 o 40 minutos”, agregó.

La inseguridad prevalece en el aeródromo de Nasca
Antecedentes
El pasado 25 de febrero una avioneta contratada por tres turistas chilenos y tres peruanos también para observar las líneas de Nazca se estrelló causando la muerte de los seis ocupantes y el piloto.
Mientras que el 10 de junio una aeronave de la empresa Aerodiana fue secuestrada. El Piloto y copiloto fueron liberados días después.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here