LA NASA DETECTÓ AGUA EN LA LUNA Y MARTE

0
10
Los dos cuerpos del sistema solar que se creían fundamentalmente áridos, la Luna y Marte, en realidad contienen finas capas de agua, según revelaron los estudios basados en observaciones de instrumentos de la NASA difundidos hoy por la revista Science.  Lo que pasó en realidad, es que hace 40 años, cuando los astronautas de las misiones Apolo de la NASA, trajeron piedras lunares las pusieron en cajas que tenían filtraciones, y esto llevó a creer que el aire terrestre había contaminado los contenedores y a descartar la idea de que pudiera haber agua en el satélite natural.

Sin embargo, hoy, Larry Taylor, de la Universidad de Tennessee, señaló en el estudio que las últimas pruebas y experimentos científicos han indicado que esa suposición era errónea. «Si tienes un metro cúbico de suelo lunar y pudieses estrujarlo obtendrías un litro de agua», afirmó el investigador. Y según afirma: «Nos equivocamos. Como había filtraciones en los contenedores supusimos que el agua provenía del aire terrestre». Taylor y su equipo científico usaron un instrumento de la NASA montado en el satélite indio Chandraayan-1 para analizar la luz que refleja la superficie lunar con el fin de determinar sus materiales.

LA NASA DETECTÓ AGUA EN LA LUNA Y MARTE

Ese instrumento detectó longitudes de onda que indicarían un enlace químico entre dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno para formar la molécula de agua (H20).  Según el estudio, en la Luna existirían dos tipos de agua: exógeno, proveniente de objetos externos como meteoritos o cometas que han hecho impacto en la superficie, o endógena, es decir proveniente de su interior. «Cuando decimos que hay agua en la Luna, no hablamos de lagos y océanos, ni siquiera de charcos. Agua en la luna significa moléculas de agua e hidróxilo (hidrógeno y oxígeno) que interactúan con moléculas de polvo y roca especificamente en las capas superiores de la superficie», explicó Carle Pieters, de la Universidad de Brown.

Taylor y su equipo científico señalan que es muy posible que el agua que se ha detectado en la Luna tenga un origen endógéno. «Los isótopos de oxígeno que existen en la Luna son iguales a los de la Tierra, por lo que sería difícil, si no imposible, establecer la diferencia entre el agua de la Luna y el agua de la Tierra», manifestó Taylor en el estudio. En el caso de Marte, los instrumentos y cámaras de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) indican que en cráteres de meteoritos entre el polo norte y el ecuador marciano podría haber bajo su superficie agua que es en un 99 por ciento pura, señaló uno de los estudios.

«Sabíamos que había agua bajo la superficie en las latitudes altas de Marte, pero ésta se extiende mucho más cerca del ecuador que lo que se creía», indicó Shane Byrne, científico de la Universidad de Arizona. Byrne, encargado de la cámara de alta resolución instalada en MRO, indicó que «el otro descubrimiento sorprendente es la pureza del hielo expuesto en los cráteres causados por el impacto de los meteoritos». El científico explicó que debido a que el agua se acumula bajo la superficie se pensó que ésta sería una mezcla de polvo y líquido. «Pero pudimos determinar, dado el tiempo que tardó el hielo en desaparecer, que la mezcla es de un 1 por ciento de polvo y un 99 por ciento de hielo», indicó.

Aeronoticias considera este hallazgo, toda una revolución respecto a las investigaciones ultraterrestres en razón a que la ciencia cada día descubre nuevas pistas que nos llevarían a pensar que en alguna época hubo vida en estos planetas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here