La salida de la cuarentena para los niños, por Elmer Huerta

0
143

(Aeronoticias).- El Gobierno anunció que desde hoy, lunes 18 de mayo, los niños menores de 14 años podrán salir de casa, luego de dos meses de confinamiento obligatorio. La norma establece que deberán ser acompañados por un adulto responsable, quien no podrá estar con más de dos niños al mismo tiempo, por menos de 30 minutos, a no más de 500 m del domicilio, y entre el mediodía y las seis de la tarde. Antes de la salida, los padres deben ensayar el lavado de manos y el uso de las mascarillas con sus hijos, además de reforzar el concepto de distanciamiento social. No se permitirá el uso de juguetes, pelotas, triciclos y bicicletas.

Sin duda, lo que sucederá en los próximos días en el Perú será un experimento social y de salud pública inédito, con dos precedentes conocidos durante esta pandemia: el ocurrido en España a fines de abril pasado y el iniciado en Argentina la semana pasada.

Las opiniones están divididas. El grupo de salud mental del Ministerio de Salud (Minsa) apoya la medida, mientras que el Colegio de Psicólogos del Perú se opone a ella. Respecto de los padres, algunos no dudarán en sacar a sus hijos, otros mantendrán a los menores bajo el confinamiento obligatorio.

—A favor—

Quienes favorecen la medida argumentan que los daños psicológicos ocasionados por una cuarentena tan prolongada en los niños son significativos. Los expertos no solo aseguran que los menores son capaces de absorber la ansiedad que ven en sus padres, sino que el estar expuestos a noticias de enfermedad y muerte puede despertar en ellos sentimientos depresivos.

En ese sentido, los especialistas dicen que ya es momento de sacar a los niños, permitiéndoles que –acompañados de un adulto– se aventuren a salir, en un ensayo de lo que será la vida después de la cuarentena.

Indican también que este es el momento de que los padres muestren y ejerzan el liderazgo natural que tienen sobre sus hijos, demostrando su capacidad de guiar su salida de una manera organizada y segura.

—En contra —

Quienes se oponen sostienen que los niños son impredecibles y no podrán ser controlados, que es imposible decirles qué pueden tocar y qué no, y que los espacios públicos en el Perú no son adecuados para que los pequeños puedan desplazarse sin exponerse. Argumentan también que, de contagiarse, llevarán el virus a la casa, donde contagiarán a sus padres, abuelos o familiares vulnerables.

El Colegio de Psicólogos del Perú asegura en un comunicado que, debido a que solo el 3,5% de consultas durante esta pandemia ha sido en niños, estos son más resistentes que los adultos a los efectos psicológicos de la cuarentena, por lo que en aras de una “empatía errónea” no debe argüirse la afectación de la salud mental infantil como razón para que puedan salir a la calle. Ellos proponen que los niños peruanos permanezcan confinados hasta que la infección sea completamente controlada en el país.

—Experiencia española—

Quienes se oponen a la salida de los niños esgrimen la experiencia española como defensa. El país europeo aplicó esta medida el domingo 26 de abril. Las imágenes emitidas por la televisión mostraban decenas de menores en calles y parques con sus juguetes, triciclos y bicicletas, siempre acompañados por adultos.

Una evaluación nacional del Ministerio de Sanidad español –realizada del 26 de abril al 12 de mayo– demostró que los contagios del nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) aumentaron en un 35,3% en niños entre 0 y 9 años, y en un 40,9% en aquellos entre 10 y 19 años. El análisis reveló también que los casos de infección en mayores de 90 años se incrementaron en un 32,4%, y en un 26% en jóvenes de 20 a 29 años.

Del mismo modo, las hospitalizaciones se elevaron en un 29,1% en menores de 10 años, y en 26,8% en niños y adolescentes de 10 a 19 años. Con respecto a los ingresos a las unidades de cuidados intensivos (UCI), también aumentaron un 39,3% en menores de 10 años y en 35,3% en aquellos entre 10 y 19 años. La cantidad de ingresos a UCI de mayores de 90 años fue menor que la de ingresos de los niños.

En una entrevista al diario electrónico “20 minutos”, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España, dijo que “aparentemente” los ingresos hospitalarios no se debían a las salidas de los niños, sino a la progresiva descongestión de hospitales y UCI.

—Corolario—

La medida de sacar a los niños es voluntaria, pero los padres y tutores tendrán que tomar esa decisión tarde o temprano. No sabemos cuánto tiempo falta para controlar completamente el contagio, y los más pequeños de casa no pueden estar en cuarentena indefinida.

Recordemos que el virus se contagia de persona a persona o por tocar objetos contaminados, por lo que supervisar el uso de mascarillas, evitar las aglomeraciones y practicar higiene estricta de manos de los niños es deber fundamental de los adultos, no solo ahora, sino –mínimo– durante los próximos dos años.

Fuente. El Comercio

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here