LATINOAMÉRICA DEJA ATRÁS LO PEOR DE CRISIS Y SU ECONOMÍA CAERÁ UN 2%, DICE EL BM

0
40
El crecimiento económico de Latinoamérica se contraerá en dos por ciento en el 2009, liderado por una fuerte caída del siete por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de México, según los pronósticos del Banco Mundial divulgados hoy en Miami. No obstante, la región comienza a dar señales de recuperación frente a la crisis financiera internacional, por lo que Latinoamérica debería cerrar el próximo año con una tasa de crecimiento del tres por ciento.

«Lo peor de la crisis ha pasado», dijo Augusto de la Torre, economista jefe para Latinoamérica y el Caribe del Banco Mundial (BM), en una conferencia de prensa en la que se presentó el informe «La crisis global: lo peor pasó, América Latina preparada para la recuperación». Como consecuencia del descenso del crecimiento, el número de pobres se elevará en alrededor de diez millones de personas, pero hubiera aumentado aún más si no se mantenían los programas de asistencia social que, incluso, en algunos países como Chile hasta se expandieron.

LATINOAMÉRICA DEJA ATRÁS LO PEOR DE CRISIS Y SU ECONOMÍA CAERÁ UN 2%, DICE EL BM

«Es notable que entre las recesiones dentro de la región la más aguda es la de México. De hecho, si se excluye de la muestra y se calcula de nuevo el crecimiento económico, prácticamente no habría contracción en Latinoamérica», dijo. Se espera que México, Centroamérica y el Caribe, cuyas economías están muy vinculadas con Estados Unidos, registren una recuperación importante a comienzos del 2010 por la percepción que existe del crecimiento del PIB estadounidense.

La recesión latinoamericana, según el funcionario, no es la peor si se compara con otras regiones: el PIB de Japón y Europa occidental sufrirá una mayor contracción de 5,7 y 4,1 por ciento, respectivamente. Existe mucha variación en el pronóstico de las tasas de crecimiento del PIB entre los países de la región, aún excluyendo a México.

Hay un pequeño grupo de naciones que incluye a Bolivia, Panamá, Perú y Uruguay, cuyo «PIB no se contraerá o crecerá en un rango de hasta dos por ciento». Otro grupo integrado por Brasil, Colombia y República Dominicana registrará una leve contracción de hasta uno por ciento. Mientras que Argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Venezuela registrarán una caída en un rango de uno a tres por ciento.

El grado de apertura comercial, la composición de los flujos de comercio y de capital, así como la salud de los sistemas bancarios, son algunos de los factores que incidieron en las diferencias de la caída. Los países con exportaciones que dependían más de los mercados de naciones ricas experimentaron un declive más pronunciado y esto, según el informe, explica el «gran colapso» de la abierta economía de México en comparación con otros países con economías más cerradas como la brasileña.

Mientras, las naciones cuyas economías tienen vinculaciones comerciales con China como Brasil, Chile y Perú, registraron una menor caída en la tasa de crecimiento. «La buena noticia es que Latinoamérica no tuvo un colapso financiero, sufrió una recesión y una caída de su crecimiento. Es obvio que está saliendo de esta crisis global sin un daño estructural», subrayó De la Torre. Gran parte de Latinoamérica «pasó la prueba» y eso significa que está bien posicionada para la recuperación. Brasil, Argentina y Chile son los países latinoamericanos que lideran la recuperación, según datos del BM.

De la Torre dijo que Latinoamérica se ha convertido en un mejor punto para atraer la inversión extranjera y el país que lidera esa tendencia actualmente es Brasil.

«Sin embargo, para que América Latina pueda capturar esa oportunidad de tener más recuperación sustentable creemos que necesita una intensificación de su agenda de reformas orientadas a la productividad y el crecimiento», sugirió. Para el BM, la evolución de la actividad económica de la región no solo dependerá de la calidad de sus políticas nacionales, también de una sólida recuperación en el resto del mundo y de la reconstrucción de un patrón de crecimiento sostenible a mediano plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here