Lecciones electorales, por Jefrey Buenaventura

0
7

(Aeronoticias).– La comuna distrital de Lurín vivió momentos tensos y agitados al finalizar la jornada electoral, ello debido a las constantes denuncias de personeros que señalaron diversas irregularidades en uno de los colegios más grandes del distrito.

Estos hechos motivaron a que centenares de ciudadanos se volcaran a las calles en una manifestación que logró concentrarse en la Plaza de Armas del distrito. La protesta estuvo acompañada por los candidatos de los partidos que participaron en los comicios (a excepción de uno) y que, de acuerdo con sus descargos afirman que se habría incurrido en irregularidades antes y durante el proceso. Por su parte, la Oficina Nacional de Procesos Electorales ha desestimado dichos cargos, según una nota publicada en el diario La República.

No obstante, resulta evidente que existe un descontento en gran parte de la población tras conocerse los resultados que dan como virtual ganador a Jorge Marticorena Cuba. Esto se ve reflejado en el registro de votos que apenas alcanzó un poco más del 20% de aprobación, frente a más de un 40% que optó por otras alternativas.

Los tiempos van cambiando y con ello, surgen nuevas necesidades de hacer política sana y transparente, los jóvenes lurinenses han comenzado a sentir esa necesidad de transformación para alcanzar las reformas que el distrito merece. Estas son tan solo algunas de las lecciones que nos deja los comicios de este año, pero que también enseña a los demás candidatos a reconocer y respetar la última palabra de las instancias electorales y, a empezar a pensar en el futuro del distrito.

En esa línea, son varios los candidatos que se van pronunciando a través de sus redes sociales sobre la necesidad de generar nuevas alternativas de cambio, lucha frontal contra la corrupción y, en general, la participación juvenil y las riendas que debe tomar la población para dirigir su propia comunidad.

La esperanza de reformar el distrito no será posible sin la labor de quienes la impulsan, no será viable mientras no se construyan puentes de diálogo y se genere conciencia colectiva, y mucho menos se hará realidad si los candidatos de hoy abandonan sus principios y valores humanos.

El político debe ser líder, orientar a sus seguidores con un discurso prudente y coherente, sin ambigüedades ni medias tintas para así fortalecer la confianza del pueblo. Y es que no hay mejor lección que la de un pueblo que enseña a su gobierno que las cosas no son las mismas, y que las generaciones y tiempos han cambiado. Hoy, los jóvenes conscientes de ello son quienes llevan adelante esta misión.

Es hora de recuperar el tiempo perdido sin permitir que la corrupción nos robe el presente y tampoco, nuestro futuro.

* Fotografía referencial: Latina.



<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:Arial; panose-1:2 11 6 4 2 2 2 2 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536859905 -1073711037 9 0 511 0;} @font-face {font-family:»Cambria Math»; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536870145 1107305727 0 0 415 0;} @font-face {font-family:Calibri; panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536870145 1073786111 1 0 415 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:»»; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:»Times New Roman»; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:»Times New Roman»; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;} @page WordSection1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.WordSection1 {page:WordSection1;} –>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here