EEUU: LEY DE SALUD COSTARÍA 1,2 BILLONES

0
6
La propuesta de ley de salud que será debatida esta semana en la Cámara de Representantes costará 1,2 billones de dólares o más en una década, de acuerdo con numerosos funcionarios demócratas y cifras contenidas en un análisis de expertos presupuestarios del Congreso. Esa cifra supera los 900.000 millones citados por el presidente Barack Obama como costo de su plan de reforma.
Mientras que la Oficina del Congreso para el Presupuesto ha colocado el costo de extender la cobertura de salud en un billón de dólares, los demócratas añadieron miles de millones adicionales por mayores gastos en salud pública, un programa de seguro para mantener bajos los costos de salud de los retirados, pagos por servicios preventivos y más. Muchas de las adiciones están diseñadas para mejorar los beneficios y facilitar el acceso a programas del gobierno. Los funcionarios que proporcionaron los estimados generales lo hicieron a condición de guardar el anonimato, diciendo que no estaban autorizados a hablar sobre el asunto.
 
EEUU: LEY DE SALUD COSTARÍA 1,2 BILLONES

 
La presidenta de la cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi, ha mencionado reiteradamente un costo neto de 894.000 millones de dólares en un decenio. Al preguntársele sobre el nuevo estimado, el portavoz de Pelosi, Brendan Daly, dijo que la ley no solamente daría seguro de salud a otros 36 millones de estadounidenses, sino que provee una importante reforma del sistema en una forma fiscalmente responsable.
«No va añadir un centavo al déficit. De hecho, la oficina presupuestaria dijo la semana pasada que va a reducir el déficit en los 10 primeros años y en los 10 años siguientes», dijo Daly. Los demócratas han estado tratando de aprobar la ley este año para implementar el llamado de Obama de extender la cobertura de salud a millones, reducir los abusos de las aseguradoras y controlar el crecimiento de los costos.
«Añadiéndolo todo, costará alrededor de 900.000 millones de dólares en 10 años», dijo el presidente en un discurso televisado a principios de septiembre.
Cualquiera que sea el costo final de la ley, el calendario parece estar contra la Casa Blanca y los demócratas. Aunque es posible que la cámara baja efectúe la votación esta semana, es muy probable que el debate en el Senado no comience hasta la tercera semana de noviembre. Además, el líder de la minoría senatorial republicana, Mitch McConnell, ha mencionado esfuerzos para demorar el debate por semanas, quizás meses, lo que pudiera extender el proceso hasta el 2010.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here