Lo que va de la feria

0
7

(Aeronoticias) Ayer se han realizado las elecciones municipales complementarias y ello ha obligado a un paréntesis en la Feria del Señor de los Milagros. Esta situación nos induce a ofrecerles nuestro comentario sobre lo que ha acontecido hasta ahora en la Feria.

A la fecha se ha llevado a cabo la novillada y las tres primeras corridas de toros, es decir las dos terceras partes de la Feria. La novillada se programó con tres novilleros de mucho cartel, tanto los dos españoles como el mejicano Juan Pablo Llaguno. De ellos, hemos visto a un novillero muy cuajado como es Rafael Cerro que sin contar con material de primera nos mostró que está a punto para tomar la alternativa, lo que seguramente ocurrirá el próximo año. Román mostró calidad y valor, es una de las principales atracciones del escalafón menor de España; aun no se presentó en Madrid, lo que deberá ocurrir en el 2014 y dependiendo de ello tomará la alternativa. Le vemos futuro. El mejicano, muy joven, mostró detalles de buen gusto pero aun está un tanto verde. Más placeado le vemos posibilidades futuras.

En  las corridas de toros han destacado Juan José Padilla, Juan Del Álamo y Miguel Ángel Perera. El jerezano es hasta ahora, a nuestro parecer, el candidato fuerte para el Escapulario; ha justificado su inclusión y demostrado por qué fue el primero de la estadística de este año. Su actuación vibrante le mereció cortar dos orejas. Iguales trofeos cortó en la primera corrida Juan Del Álamo, quien realizó una buena faena en el sexto de esa tarde aunque nos pareció que por momentos hubo más entrega y voluntad que calidad. Miguel Ángel Perera en la tercera corrida no ha cortado orejas pero ha demostrado el por qué de su actual posición en el escalafón; no tuvo ganado propicio pero estuvo muy por encima de sus enemigos.

De los demás, en un segundo nivel, Javier Castaño se justificó cortando una oreja en el toro que abrió la feria en cuanto a corridas de toros. Es torero clásico y poderoso al que hay que entender y evaluar con ojos de aficionado, no es torero para el grueso público. Alfonso Simpson mostró sus progresos, lo hemos visto bien, a pesar de no tener más que una oportunidad pues su segundo toro era imposible, justificó con creces su inclusión.

Menos afortunada la actuación de los demás. David Mora no se ha justificado esta vez. Hemos extrañado a ese torero clásico y valiente en lugar de  aquel que ha buscado el aplauso fácil mirando al tendido; muy lejos de lo que le hemos visto antes en Lima y en el curso del año en la temporada española. El Fandi no tuvo ganado propicio, sus toros no daban posibilidades pero lo hemos visto con poco brío, incluso pasando desapercibido en el segundo tercio. Alejandro Talavante frente a dos animales inservibles mostró algunos detalles de su calidad, pero sigue sin suerte en Lima, habrá que seguir esperándolo. Finalmente Antonio Ferrera, que era muy esperado esta vez, enfrentó a la corrida de menos calidad en cuanto a ganado y vino muy disminuido físicamente. Solo lució con el capote en su primero y en algunos pases de muleta.

Entre los subalternos han destacado nítidamente los Caro, padre e hijo, a caballo. César Caro siempre con categoría y Ángelo que cada día está mejor. En la tercera corrida puso un puyazo de gran calidad demostrando su buen hacer con la vara y sus grandes dotes de caballista. De los de a pié satisface ver siempre a Dennis Castillo, muy bien en la brega y atento a la lidia y excelente con las banderillas ha tenido que saludar en cada corrida. Muy bien con los palos Alan Quispe que también tuvo que saludar en una ocasión montera en mano. Bregando eficaz El Loro. De los españoles muy buena brega y colocación de Juan José Trujillo y también Manuel Rodríguez.

Del ganado muy poco que destacar. Toros de poca presencia en general y muchos escasos de bravura. Hasta ahora no hemos visto un solo toro que mereciera el Escapulario de Plata. Cierto es, como ya lio hemos comentado en fechas anteriores, que lo tardío de la adjudicación de la Plaza impide a la empresa reseñar toros en mejor oportunidad para poder contar con ganado de más garantía.

Por delante quedan los dos carteles más importantes. Reaparece en Lima Pablo hermoso de Mendoza, que esta vez ha anunciado que trae a las estrellas de su cuadra de caballos, y seguro será atracción en la medida que los toros ayuden. En la corrida del 1° de Diciembre actuarán  El Juli, que no necesita presentación, y Daniel Luque que el año pasado fue el ganador del Escapulario. En la última repite el rejoneador y a pié estarán Enrique Ponce e Iván Fandiño, otro gran cartel. Si vemos estos dos carteles, tenemos reunidos a ganadores de 8 escapularios, 5 de Ponce, dos de El Juli y uno de Luque, aunque debería haber uno más para cada uno en el caso de Ponce y de El Juli. El único que no lo ha ganado ha sido Iván Fandiño que sin duda lo peleará como ha hecho en las dos oportunidades que ha estado en nuestra Feria y porque este año viene de una brillante temporada en la que se ha consolidado como figura. Esperemos pues que esta última parte de la feria satisfaga las expectativas de la afición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here