Los aeropuertos de Brasil aún no están listos para el Mundial

0
7

(Aeronoticias) Los aeropuertos de Brasil se han atrasado en sus obras de remodelación y aumento de capacidad con miras al Mundial de fútbol, evento que espera atraer unos 600.000 extranjeros a Brasil durante un mes.

Incluso el futbolista más famoso de Brasil, Pelé, expresó su preocupación sobre la congestión de los aeropuertos en su país.

“Llegué anteayer de un viaje al extranjero y el aeropuerto era un caos. Esa es mi preocupación” dijo a los periodistas esta semana.

Funcionarios brasileños, sin embargo, están diciendo a los viajeros que no se preocupen y apuestan a que una caída en los viajes de negocios compense el alza de extranjeros durante el campeonato en junio y julio, lo que evitaría una congestión de los terminales aéreos.

“Los aeropuertos estarán listos para responder a la demanda”, dijo Wellington Moreira Franco, ministro jefe de la Secretaría de Aviación Civil de Brasil, en una entrevista.

El número diario de pasajeros durante el campeonato probablemente no será más alto que durante un día muy congestionado, cuando cerca de 250.000 personas usan los aeropuertos de Brasil, de acuerdo con la Secretaría.

Las aerolíneas también han proyectado un descenso en el nivel de pasajeros de negocios. En una entrevista reciente, Enrique Cueto, presidente ejecutivo de Latam Airlines Group, dijo que también cree que los viajeros de negocios evitarán volar durante los días que hay partido, a menos de que vayan específicamente a mirar los encuentros futbolísticos. Los clientes corporativos representan más de la mitad de las operaciones de TAM, la subsidiaria brasileña de Latam.

De todas formas, los analistas creen que el flujo de turistas extranjeros llevará el número de viajeros por encima del promedio, particularmente al comienzo del Mundial antes de que los equipos empiecen a ser eliminados.

Brasil tiene el tercer mercado global de viajes aéreos nacionales, pero los pasajeros lo calificaron en la posición 131 en términos de calidad de infraestructura, de acuerdo con un estudio de 2013 del Foro Económico Mundial.

Incluso sin la Copa del Mundo, los aeropuertos de Brasil tienen problemas para hacer frente al incremento significativo de la demanda durante la última década que se dio gracias a la estabilidad económica, el alza de los salarios y el bajo desempleo. Los pasajeros nacionales e internacionales subieron a más de 100 millones en 2012, frente a 37,2 millones en 2003.

“Los aeropuertos de Brasil no tienen mucho margen de maniobra; todo tendrá que funcionar muy bien. De otra forma será inconveniente”, dijo André Castellini, socio de Bain & Co. en Brasil.

Castellini agregó que Brasil se ha retrasado más que otros países que han sido anfitriones del Mundial de fútbol, incluyendo el más reciente, Sudáfrica.

GRU, el operador del principal terminal aéreo internacional del país, en São Paulo, dijo que el trabajo en el aeropuerto está 98,5% listo y que espera abrir un tercer terminal el 11 de mayo, como se tiene planeado

GRU, una empresa conjunta liderada por Airports Co. South Africa y la firma de infraestructura brasileña Invepar, empezó el primero de abril a probar operaciones con voluntarios que simulan ser pasajeros. Pero la inauguración será parcial; cerca de ocho aerolíneas se mudarán al nuevo terminal antes del inicio del Mundial. Después del campeonato, otras 17 se pasarán.

Castellini dijo que sus preocupaciones no eran tanto en los aeropuertos grandes, sino en las ciudades intermedias que no están acostumbradas a flujos altos de viajeros.

“Si en circunstancias normales los aeropuertos brasileños son malos, esperamos que durante el mundial sea incómodo”, dijo Christian Majczak, socio de la consultora brasileña Go4! Consultoria de Negócios.

Todos los aeropuertos en las ciudades sedes del Mundial están siendo remodelados o llevan a cabo construcción de terminales nuevos. Según datos dados a conocer por las autoridades aeroportuarias de Brasil, el trabajo estaba retrasado en los tres más grandes: Guarulhos, Viracopos, al noroeste de São Paulo, y en el aeropuerto de Brasilia.

Moreira Franco dijo que esperaba que el trabajo de construcción se completara, pero añadió que será un desafío asegurar que no se presentarían problemas técnicos con los nuevos sistemas computarizados. “Pero tendremos tiempo de hacer todas las pruebas”, dijo.

En la ciudad de Fortaleza, en el estado nororiental de Ceará, la construcción de un terminal nuevo está retrasada y el gobierno ha optado en su lugar por erigir un aeropuerto temporal hecho de carpas.

El ministro dijo que los retrasos de último minuto son comunes en eventos grandes. “Es la naturaleza humana”, dijo. El funcionario señaló que Brasil y otros países en desarrollo son criticados porque son menos avanzados. “Si los ricos cometen un error, lo consideran un error”, afirmó. “Si los pobres cometen un error, se considera como un mal hábito, como algo malo”.

El funcionario añadió que el principal problema con el sistema aéreo de Brasil es el hecho de que hasta hace poco era dirigido por los militares, lo cual ha creado una serie de problemas.

El gobierno de Brasil ya ha tomado medidas para recuperar el control de los aeropuertos, y ha incluso empezado a darlos en concesiones al sector privado. El Ministerio de Defensa es responsable ahora de solo el control del tráfico aéreo. Ese sigue siendo un tema separado, ya que el Mundial puede también congestionar el espacio aéreo que ya sufre de excesos debido al crecimiento del sector en los últimos años…

Fuente:http://online.wsj.com/article/SB10001424052702304058204579491990860258798.html?dsk=y&mg=reno64-wsj&url=http://online.wsj.com/article/SB10001424052702304058204579491990860258798.html


 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here