Lufthansa prev

0
44

  

La compañía aérea alemana Lufthansa prevé anular hoy 128 vuelos, en el cuarto día de huelga indefinida de su personal de tierra y cabina, que reclama aumentos salariales.

Un centenar de los vuelos afectados son domésticos, mientras que los otros 28 tienen como destino aeropuertos europeos o son vuelos de larga distancia, informó a la AFP una portavoz de la compañía. Esto supone alrededor del 7% de los vuelos programados por la aerolínea.

Lufthansa pondrá en marcha a partir del lunes un plan de vuelos excepcional que deberá asegurar el 90% de las conexiones con Europa, añadió la portavoz.

El paro fue convocado por el sindicato Verdi, mayoritario entre el personal de tierra, pero poco representativo entre las tripulaciones, que reclama para 50.000 trabajadores afectados un aumento del 9,8% del sueldo a un año, con el argumento de que la compañía goza de una buena salud financiera.

La dirección de la empresa sólo ofrece un aumento del 6,7% en un plazo de 21 meses.

Por primera vez desde que se inició el conflicto, ambas partes han mantenido "conversaciones informales", reconoció este jueves el portavoz de Verdi Harald Reutter, aunque se negó a revelar cuándo y dónde se produjeron esos contactos.

Reutter añadió, además, que las negociaciones no irán más allá hasta que la empresa mejore su oferta a los trabajadores.

Al igual que el resto de aerolíneas mundiales, Lufthansa se enfrenta a un entorno difícil por el alza de los precios de los carburantes y asegura que no puede mejorar la oferta realizada.

La compañía presentó el miércoles los resultados trimestrales que muestran que, a pesar de una caída de los ingresos netos del 21% en el segundo trimestre de 2008, Lufthansa sale mejor parada que sus competidores de la crisis provocada por el incremento del precio de los combustibles.

Aunque la aerolínea alemana prevé en 2008 un incremento del 47% de su factura de queroseno (5.660 millones de euros; 8.600 millones de dólares) con respecto a 2007, mantiene su previsión de igualar el beneficio operativo del pasado año, llegando a los 1.380 millones de euros (2.165 millones de dólares).

Si bien en las primeras horas del paro (iniciado el domingo a las 22H00 GMT), las repercusiones de la protesta fueron mínimas, a partir del martes las consecuencias para los pasajeros ya eran evidentes y el número de vuelos cancelados por la huelga va en aumento a medida que pasan los días (70 el martes, 82 el miércoles y 128 este jueves).

"Es un hecho, nos resentimos por los efectos de la huelga", reconoció un portavoz de Lufthansa. Desde el miércoles, además, las cancelaciones afectan ya también a vuelos transoceánicos.

Paralelamente, la aerolínea alemana se enfrenta a otro conflicto, esta vez protagonizado por los pilotos de dos de sus filiales, Eurowings y CityLine, que ya han llevado a cabo algunas huelgas de advertencia. En total, Lufthansa se ha visto obligada a cancelar 1.700 vuelos a causa de los movimientos sociales.

La situación podría empeorar en los próximos días si el sindicato UFO, que representa a los tripulantes de cabina, se une a la huelga de Verdi.

Según Verdi, la huelga representa un coste para la empresa de cinco millones de euros diarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here