Macrobiótica: como nuestra alimentación afecta nuestras vidas

0
72

(Aeronoticias).- Del griego “macro» (grande, largo) y «bios» (vida), es una filosofía de vida que integra  un régimen alimenticio propio. La palabra la empleó por primera vez en Europa  Christoph Wilhelm Hufeland en su libro «Macrobiótica, o el estilo de extender la vida humana». Hufeland se inspiró en George Ohsawa quien le llamaba Principio Unico.

La macrobiótica divide a los alimentos en dos grupos:

Alimentos Yang: si su «energía» es caliente, tonificante y contractiva como los cereales, legumbres, granos, algas, miso (soja fermentada), sal marina, verduras de raíz.

Alimentos Yin: cuando su energía es fría, dispersante y debilitante como la miel, frutas como el plátano, mango,  papaya y piña; verduras como la berenjena y alcachofa.

La macrobiótica elimina los productos refinados como el azúcar, el pan blanco, los embutidos, la carne, los dulces y bebidas industriales y el alcohol. Introduce las algas marinas y los cereales integrales en la dieta diaria y la adecúa a cada persona según su constitución física, el lugar donde vive y la estación del año.

Un menú macrobiótico sería en el desayuno una croqueta de arroz, ajonjolí y sal o pan de trigo integral aunque lo ideal es ayunar hasta el almuerzo. En comidas, arroz integral hervido con agua y puede incluir de dos a cinco tipos de legumbres, verduras, algas hervidas y misó. Como aderezos se puede utilizar algunas veces aceite de ajonjolí, el  misó (pasta de soja fermentada) y sal marina molida.

Se recomienda masticar un mínimo de 80 veces cada ración de comida y como bebida tomar té lo mínimo posible y sin azúcar.

Tomio Kikuchi trajo la macrobiótica a Sudamérica y es al lado de Michio Kushi  responsable de la macrobiótica en Occidente, ambos, discípulos del Profesor Georges Ohsawa.

RELAJAMIENTO Y TRANQUILIDAD MENTAL PARA RECUPERAR LA SALUD

Existen muchos factores que interfieren con el éxito en la aplicación de las terapias nutricional y biológica, tales como: ambiente tóxico, sistemas digestivo y asimilativo ineficaces, tensiones emocionales, ansiedad, preocupaciones, temores, etcétera. Si el paciente se encuentra bajo una tensión severa de ansiedad profunda, su habilidad para absorber y utilizar los factores nutritivos y medicinales se verá seriamente dañada, y la supuesta curación no se manifestará en tanto la perturbación emocional continúe.

Por lo tanto, el aspecto que debe tomarse en consideración con más seriedad es ayudar al paciente a liberarse de todas las tensiones emocionales y preocupaciones y lograr un estado de total relajación y tranquilidad mental. Esto es absolutamente necesario para lograr que las terapias biológicas y nutricionales tengan éxito.

Asimismo, el paciente debe contar con una comprensión absoluta de la verdadera filosofía de la medicina y de los propósitos de varias terapias nutricionales y de otras, y tener confianza y fe incondicional en los métodos prescritos para su tratamiento. Así educar al paciente en las leyes básicas de la salud y enfermedad y cómo permanecer en buenas condiciones y prevenir la enfermedad, deben ser las tareas más importantes de cualquier futuro médico.

TRATAMIENTO BIOLÓGICO DEL ACNE

Comience con un ayuno a base de jugos para  desintoxicarse de dos días a una semana.

Exponga la cara al sol y al aire fresco tanto como sea posible.

Lave la cara con jabón suave mañana y noche.

Evite lavarse el cabello con champús comerciales. Los jabones suaves son excelentes para el cabello.

Si está estreñido, depúrese de forma natural usando leche de magnesia, aceite de ricino u otro laxante natural

Descanse y cuide su sueño.

En vista de que el acné siempre empeora por tensión y desequilibrio emocional, la tranquilidad mental y relajación total son esenciales. Practique meditación técnicas de relajación.

Beba infusiones de diente de león, bardana o salvia.

Se ha encontrado que las siguientes mascarillas o compresas curativas de uso externo son de gran utilidad:

a) pepinos rallados,

b) avena cocida

c) zanahorias cocidas y prensadas. Se deben dejar las mascarillas por una media hora, después se eliminan con agua fría.

Se ha comprobado que lavar el área afectada con jugo de limón es útil.

COMO PREPARAR CARNE VEGETAL O DE GLUTEN

Con 2 kg. de harina de trigo, 2 cebollas grandes, hojas de apio y poro, 3 dientes de ajos molido, 2 hojitas de laurel, sal y comino al gusto podremos preparar la carne vegetal. Mezclar la harina con suficiente cantidad de agua, a fin de formar una masa consistente, no pegajosa. Ni dura ni blanda,  amasando constantemente como para hacer pan sin sal. Luego sumergirla en agua por unos 15 minutos y luego se debe de lavar, dejando que suelte sus almidones hasta que quede solo la proteína a la cual se le llama gluten.

El gluten se divide en 4 o 5 porciones Se hierven los demás ingredientes y luego se agregan porciones de gluten. Se espera a  que se cocine y para saber cuando está lista se observa la parte media la cual debe estar cocinada al igual que el exterior. Lugo se saca y se deja enfriar. Se puede preparar diferentes platos especiales como milanesas, cau cau, arroz chaufa, saltados, sándwiches, etc.

Macrobiótica: como nuestra alimentación afecta nuestras vidas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here