Malasia: ¿hay esperanza de encontrar el avión en el fondo del océano?

0
58

(Aeronoticias).- El gobierno malasio confirmó que la aeronave cayó en las profundidades del Índico y que no hay sobrevivientes. Advierten que encontrar las cajas negras, que permitirían conocer por qué se estrelló la nave, es una misión casi imposible.

Después de dos semanas de misterio, el avión de Malaysia Airlines sigue sin aparecer, pero las autoridades de Malasia comunicaron este lunes que cuentan con la información suficiente para confirmar que la nave cayó al fondo del océano y que, por lo tanto, ninguna de las 239 personas que viajaban a bordo sobrevivieron. Las búsquedas se concentrarán ahora en las cajas negras, donde están guardados los movimientos y las conversaciones de la cabina, claves para comprender cómo y por qué sucedió la catástrofe. Estados Unidos será uno de los encargados de las operaciones.

¿Cómo será esa misión? El primer paso es recurrir al sistema de localización que tienen las mismas cajas negras, cuyo verdadero color es naranja. Estos dispositivos emiten señales de posición ni bien entran en contacto con el agua. Sin embargo, hay tres dificultades con las que se toparán los expertos. La primera es que el rango de la señal es limitado a 25 kilómetros a la redonda; la segunda, que las aguas del océano Índico tienen una profundidad media de 4.200 metros, las mayores del globo. El tercer problema es que el sistema se desactiva a los 30 días.

De esta forma, los enviados de la Marina deberán limitar con sumo cuidado el área de operaciones y establecerse un punto posible de impacto en el mar. Aquí se plantea una cuarta dificultad: las intensas corrientes marítimas, que pueden provocar el desplazamiento del fuselaje del MH370, que desapareció el 8 de marzo. Eso fue lo que les pasó a los investigadores de Australia y de China que habían avistado posibles restos del avión, pero al dirigirse a la zona no pudieron hallarlos. Pero en caso de que las cajas negras dejen de emitir señales, la alternativa será recurrir a una tecnología más sofisticada y cara.

De acuerdo con el periódico El Confidencial, la primera posibilidad es utilizar tecnología sonar, algo que ya se está planteando el gobierno malasio. Este aparato se sirve del sonido para detectar objetos en las profundidades marinas, dibujando una especie de mapa con las señales. Si el fondo submarino es demasiado abrupto, los llamados vehículos autónomos submarinos –la mayoría de ellos también equipados con dispositivos sonar– se convierten en la mejor opción. No obstante, los expertos ya lo han advertido: con los factores climáticos, los fuertes vientos y su consecuente oleaje y las características del océano, la búsqueda podría tomar años.

El accidente de Air France de 2009

Las tareas para encontrar la nave de Malaysia Airlines recuerdan a aquellas de hace cinco años, cuando el vuelo 447 de Air France, que unía Río de Janeiro y París, cayó en el océano Atlántico el 1 de junio de 2009. Las 228 personas que viajaban a bordo murieron en el acto. Los restos fueron encontrados cinco días después y fue más sencillo delimitar el área sobre la que debían concentrarse las búsquedas de la caja negra.

Sin embargo, de ese caso los expertos pudieron aprender que la señal de las cajas negras no siempre es confiable: los equipos de investigación habían pasado muy cerca de éstas, pero no pudieron detectarlas. Los dispositivos fueron encontrados dos años más tarde mediante los vehículos autónomos submarinos. Recién en 2012 se supo qué había pasado con el avión de Air France: el accidente se produjo por el congelamiento y fallo de los tubos que indican la velocidad y deficiencias en la gestión de la emergencia.

 

Fuente:www.infobae.com

Foto:www.infobae.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here