Marsans cierra la venta de Air Comet a Arnold Leonora

0
8
El Grupo Marsans, propiedad de los empresarios Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán, ha vendido la aerolínea Air Comet a Arnold Leonora, un empresario con nacionalidad holandesa y estadounidense propietario del hólding Air Transport Group, especializado en el negocio de leasing de aviones, tal y como adelantó EXPANSIÓN el pasado 28 de noviembre.
La operación, que ya ha sido comunicada a los sindicatos, se cerró ayer, tras una maratoniana jornada de negociaciones, y hoy mismo será explicada en detalle a las autoridades de Aviación Civil. Las cifras finales del pacto están pendientes de una última due diligence (auditoria de cuentas), aunque el precio final será simbólico porque Leonora deberá inyectar dinero inmediatamente para mantener las operaciones de la compañía. Marsans se libra así de una de sus más pesadas cargas en los últimos tiempos.
Marsans cierra la venta de Air Comet a Arnold Leonora
Nueva sociedad
El empresario adquirirá la empresa a través de una nueva sociedad holandesa (tiene esta nacionalidad porque nació en Curazao, la isla más grande de las Antillas Holandesas), donde controlará el 55% del capital. El resto estará en manos de un socio industrial.
El acuerdo también incluye la compra de Astra, la filial de Marsans especializada en el leasing de aviones, y que tiene la propiedad de las aeronaves de Air Comet y de los futuros aviones que la empresa ha encargado a Airbus. Leonora se hará con Air Comet a través de esa sociedad para salvaguardar los derechos de vuelo con los países latinoamericanos, condicionados a que la empresa sea de mayoría de capital europeo.
Air Comet, que tiene deuda por valor de más de 100 millones de euros, hace meses que tiene serias dificultades para hacer frente al pago de sus compromisos más perentorios. Debe dinero a sus empleados que tienen pendientes el pago de varias nóminas y están en huelga desde el pasado martes a los proveedores y a la Seguridad Social, entre otros.
La aerolínea de Marsans está siendo una de las grandes víctimas de la crisis aérea con un hundimiento de sus pasajeros del 24%, hasta 573.000 clientes, en los nueve primeros meses.
La caída de la demanda, especialmente de los vuelos de largo alcance, cogió a la empresa en plena ofensiva para crecer en los vuelos hacia América Latina.
En el ejercicio fiscal cerrado en febrero del año pasado, la compañía registró unas pérdidas netas de 27,9 millones de euros, frente a unos números rojos de 32 millones en el ejercicio precedente. La empresa, que emplea a 650 personas, lleva varios meses bajo mínimos. Opera con cuatro aviones y tiene otros cinco parados, cuando hace un año contaba con trece aeronaves. Y ha reducido sus destinos a siete ciudades latinoamericanas, tras suspender vuelos a Santiago de Chile y Costa Rica.
Alternativa a Iberia
El objetivo de Leonora es relanzar la aerolínea para ser una alternativa a Iberia en los vuelos entre España y América Latina.
La operación supondrá la salida definitiva de Pascual y de Díaz Ferrán, presidente de CEOE, del negocio aéreo a falta de cerrarse el proceso de expropiación de Aerolíneas Argentinas, en proceso de expropiación por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
Los empresarios ya vendieron Spanair al grupo escandinavo SAS hace unos años y una filial aérea en Chile.

Aeronoticias considera el empresario Arnold Leonora titular del Holding Air Transport Group merece todo el apoyo de los países en los que presta servicio de transporte aéreo internacional Air Comet a fin de que este líder aeronáutico que nació en las Antillas Holandesas en America del Sur pueda tener el éxito que requiere a fin de que la industria aérea mundial se fortalezca con más líneas aéreas seguras, eficientes y económicas en beneficio de los usuarios turistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here