Mecanismo de seguridad contra secuestradores de avión gana Premio Ig Nobel

0
26

(Aeronoticias).- Un criminal X -juegue con la imaginación- mantiene como rehenes a un grupo de pasajeros, y quiere usarlos como canje para cuantiosos botines a cambio de mantener intactas las vidas de éstos. Para infortunio de X, ha llegado a una trampilla en la aeronave que le mantiene capturado. Empaquetado, la nave la «escupe» a más de 30 mil pies de altura y caerá a tierra… con un paracaídas.

Cuando X logre salir de la caja, luego de haber sido expulsado de la aeronave, se encontrará rodeado de policías, tras una comunicación por radio entre el piloto y las fuerzas del orden.

Esta idea ha sido premiada por el comité encargado de dar los Premios Ig Nobel, la versión cómica dada a la investigación científica de los Premios Nobel, pero tuvo que pasar 41 años para que la patente de Gustano A. Pizzo sea reconocida por los especialistas.

Según el portal Improbable, fuente oficial de los Premios Ig Nobel, el premio póstumo en ingeniería de seguridad se le otorga «por inventar un sistema electro-mecánico para capturar secuestradores de aeronaves».

Junto a la obra de Pizzo, otras investigaciones ganadoras apuntaron a nuevas enzimas que revelan un sistema complejo en cómo las cebollas hacen llorar a las personas, por lograr que aplaudir en público sea ilegal -premio ganado entre el presidente de Belarús y su Policía Estatal-, o el uso de la música clásica para reducir la mortalidad de las cirugías en ratones.

Con información de Improbable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here