Mercado de lujo desafía la crisis financiera

0
6
La crisis económica internacional no ha logrado disminuir el apetito por los productos de lujo, según afirmaron varios expositores que participan en una feria de ese tipo de artículos en la ciudad de Guangzhou, capital de la meridional provincia china de Guangdong, informó hoy el periódico local China Daily. 
 
«No creo que (la crisis) haya tenido impacto alguno (en el mercado chino), la demanda sigue siendo alta», dijo al rotativo en inglés Eric Huang, representante de Remy Cointreau Shanghai, que comercializa la serie Louis XIII del coñac francés Remy Martin.
LOUIS VUITTON
La marca está exhibiendo una botella de Louis XIII valorada en 288.000 yuanes (42.188 dólares), una de sólo 358 en todo el mundo. El gusto de los clientes se ha internacionalizado cada vez más en los últimos años, sostuvo Huang. Sólo en lo corrido de este año, el gigante alemán de los pianos Bluthner ha vendido 30 de sus más exclusivos instrumentos, cada uno de los cuales cuesta alrededor de 150.000 yuanes. En el mismo lapso, la compañía también ha colocado en manos de sus compradores más de 5.000 pianos corrientes, precisó Fang Yang, gerente general de la sucursal de la marca en Guangzhou.
Desde su entrada en el mercado de la parte continental de China en 2006, Bluthner ha registrado un crecimiento anual promedio superior al 60 por ciento. La marca planea vender 150 pianos de lujo cada año hacia 2016, de los 2.000 que produce anualmente en todo el mundo. El piano más costoso que la empresa está exhibiendo en la feria cuesta 2,88 millones de yuanes. Pero si las marcas extranjeras están ocupadas tratando de hacerse a la mayor tajada posible en el mercado, las firmas nacionales no se quedan atrás.
Sunbird Yacht Co., uno de los principales marcas chinas de yates, con plantas en las provincias de Guangdong y Hunan, ha vendido botes de este tipo valorados en más de 300 millones de yuanes hasta este año, de acuerdo con Li Liangbing, subgerente de mercadeo de la compañía.Diferentes investigaciones han coincidido en que la caída de la economía mundial ha tenido un impacto limitado para los consumidores chinos de bienes de lujo. 
 
La firma francesa Louis Vuitton a su vez, perteneciente al grupo Louis Vuitton Môet Hennesy ha desafiado toda estimación de la industria respecto a sus artículos de altísima calidad y sus elevados precios, contrariamente a lo que se esperaba las ventas de la casa francesa han superado en 228% las estimaciones de venta y ganancia, evento que resulta positivo para la industria tan afectada en estos tiempos de crisis. 
Aeronoticias considera que si bien, las ventas por concepto de este tipo de productos en este país llegaron en enero de este año a 8.600 millones de dólares, equivalentes a un 25 por ciento del total mundial, y por encima incluso de Estados Unidos, que desde entonces pasó a ocupar el tercer lugar en ese segmento, de acuerdo con un informe dado a conocer por la Asociación Mundial del Lujo, la economía global aun representa la mayor amenaza para este tipo de industria de lujo, sino recordemos el “infortunado deceso” de la casa de Haute Couture Christian Lacroix, quien se despidió hace poco de la industria con un último desfile realizado con materiales cedidos, modelos “Ad Honorem”. Pero por otro lado está este sector del mercado, como Japón que desafía toa ley económica y sigue siendo el país donde se adquieren más artículos de lujo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here