MIENTRAS CHILE NOS ESPIABA, REGALAMOS NUESTRA SOBERANÍA AÉREA

0
4
El Canciller de la República del Perú, José Antonio García Belaunde, expresó que si el caso de espionaje se prueba, no sería la primera vez que Chile lo haga.
El canciller peruano se siente indignado, pero por ahora prefiere tener más información del caso antes de declarar, y eso lo ha llevado a adelantar su retorno desde Singapur a Lima para estar al tanto de todo lo que viene aconteciendo en nuestro país en relación al espionaje del sub Oficial Ariza de la FAP  a favor de Chile, país que habría financiado durante más de 4 años las ilícitas actividades de este traidor, en agravio de la seguridad y la defensa del Perú.
 

Canciller de la República del Perú José Antonio García Belaunde… ¿y dónde está el piloto?
Aeronoticias considera que estas declaraciones se dan dentro de un contexto en el cual este no seria el único caso de espionaje, ya que Chile tiene una estrategia integral para dominar el Perú.
Quienes hoy se rasgan las vestiduras y consideran este caso sumamente delicado, tienen que entender que existen otros casos más graves y que involucrarían a ex funcionarios públicos peruanos por ser participes de las acciones y omisiones que le han permitido a Chile dominar la explotación aerocomercial de todo el territorio de la República peruana en donde pilotos de la fuerza aérea chilena, habrían trabajado sin carnet de extranjería en el espacio aéreo peruano, en donde pudieron realizar labores de espionaje mucho más graves que las del suboficial FAP «Ariza».
Ha existido una política de Estado desde el 2004 para darle todo tipo de apoyo a Chile en la dominación aerocomercial de los cielos peruanos y desde la Dirección General de Aeronáutica Civil, algunos malos funcionarios, al servicio de Chile sabotearon abiertamente a las empresas de aviación peruana para sacarlas del mercado, un ejemplo fue el caso de Tans y Aerocondor, por lo que se tendría que investigar si en estos casos, hubo una operación similar en este caso de espionaje comercial, ya que no nos cabe duda que algunos funcionarios de la DGAC peruana trabajaron y trabajarían para estos intereses.
La ex ministra Verónica Zavala de Transportes y Comunicaciones, violando la Ley 27261, Ley de Aeronáutica Civil del Perú, le exigió la renuncia al Director General de Aeronáutica Civil -DGAC del Perú en el 2006, que se negaba a firmar con Chile un lesivo convenio aerocomercial con Chile en donde teníamos que regalarle a este país en quintas libertades el mercado norteamericano a cambio de nada, y de esta forma Verónica Zavala introduce en el Ministerio de Transportes y hace nombrar por Resolución Suprema a Carlos Miguel Puga Pomareda, quien firma un convenio aéreo con Chile en marzo de 2007 que debe merecer una denuncia de la Comisión de Defensa del Congreso a la Fiscalía Anticorrupción, ya que no sólo se habría violado la Constitución Política del Perú, si no que este diligente funcionario público tenía la obligación de exigir compensaciones económicas, ante la falta de reciprocidad que nunca pidió.
Cabe destacar que obra en nuestro poder un documento de la Comisión Consultiva de Aeronáutica Civil del Perú, que presidia un embajador del Ministerio de Relaciones Exteriores, Augusto Arzubiaga, que recomendaba no darle a Chile las quintas libertades, sin embargo Verónica Zavala, violando la Constitución y sabe Dios con que respaldo hizo exactamente lo contrario.
 
Es por ello que este convenio aéreo que perjudica los intereses del Perú, debe ser investigado y denunciado en momentos en que vemos como Chile sin ningún pudor ético, estaba financiando actividades de espionaje ilícitas en el territorio peruano, lo que nos lleva a pensar que en otras áreas, espacialmente en la aerocomercial podrían tener similares procedimientos en agravio del Estado peruano, por lo que la opinión pública tiene derecho a conocer.
 
Lo más grave es que en el 2007 se firmó este convenio aéreo con Chile lesivo a los intereses nacionales, y sus autores firmantes Carlos Puga Pomareda y Verónica Zavala, deben ser investigados ya que ellos sin reciprocidad, le entregaron a Chile nuestros derechos de tráfico sin la compensación económica que establece la Ley de Aeronáutica Civil del Perú, es decir le donamos nuestros cielos.
Es por ello que tanta dadiva a un país vecino tiene que investigarse y sancionarse, máxime si ahora nos damos cuenta de que existía una política de Estado de Chile para espiarnos en perjuicio de un país como el Perú que mientras proclamabamos la paz y apoyabamos sus inversiones, Michelle Bachelet nos hacía un juego sucio.
Exigimos que se aclare los términos y condiciones del convenio aéreo Perú-Chile, previa investigación en donde se tendrá que dilucidar la responsabilidad constitucional de Verónica Zavala Lombardi y la de Carlos Puga Pomareda, ya que consideramos que este convenio aéreo es una burla a la inteligencia de los peruanos, y no nos cabe ninguna duda que los Ariza, también estarían diseminados en todo el aparato del Estado, hay que investigarlos, denunciarlos y procesarlos, ya que el Perú está en una grave situación geopolítica por estas acciones de espionaje probado en relación a nuestros vecinos del sur, y en el terreno aerocomercial hay temas que se tienen que esclarecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here