Ministerio de Transportes pondría en peligro la vida del presidente de la República

0
4

(Aeronoticias).- El eficientísimo Ministro de Transportes y Comunicaciones del Perú, Enrique Cornejo está impulsando una norma para dar de baja a las aeronaves de servicio de transporte turístico aéreo que sobrevuelan las líneas de Nazca y que tengan una antigüedad entre 20 y 30 años en la creencia de que la antigüedad es sinónimo de inseguridad aerocomercial.

 

Con este criterio el ministro de transportes peruanos está contradiciendo las normas y métodos recomendados por la Organización de la Aviación Civil Internacional, OACI, y discrimina ya que no le aplica la misma medida a las aeronaves que tienen una antigüedad entre 20 y 30 años que prestan servicios de transporte aéreo regular como es el caso de LCBUSRE, STAR UP, ATSA y otras líneas aéreas.

Ministerio de Transportes pondía en peligro la vida del presidente de la República

Si este criterio sería valido el Ministerio de Transportes y Comunicaciones del Perú sería responsable políticamente de permitir que al presidente de la República del Perú, Alan García Pérez lo estén transportando en las aeronaves Boeing 737 de la FAP que tiene una antigüedad de más de 30 años, además del Falcon y por supuesto tampoco podríamos hablar del avión presidencial el Boeing 737-500 que no se usa y que no fue comprado por Fujimori y que tiene 20 años de antigüedad.

Aeronoticias entrevistó al piloto John Elliot del Campo con 25 mil horas de vuelo en rutas internacionales y con 20 años como piloto de la Japan Airlines quien ostenta un récord de ningún accidente de aviación quien se pronunció sobre la supuesta vejez de los aviones en que vuela el presidente de la República, Alan García Pérez y las decisiones del Ministerio de Transportes en perjuicio de las líneas aéreas turísticas en donde vemos que hay una contradicción que tendría su origen en dos personajes que están identificados y que estarían asesorando al ministro Cornejo y que evidentemente lo han hecho cometer errores que privilegian los intereses hoteleros de Pisco y a dos líneas aéreas que se quedarían con un mercado de 20 millones de dólares.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here