Momento crucial para jugador Salvador Cabañas

0
168
En un momento crítico para la situación de Salvador Cabañas, futbolista paraguayo que fue baleado en un bar, este jueves se hizo pública la declaración de su esposa, María Alonso quien narró –según el diario Record de México- que antes del percance ya había ido junto al atacante del América al menos tres veces al baño sin mayor problema. 
A las 5:30 de la mañana ella le pidió al jugador dirigirse de nuevo al sanitario. Entró al módulo de damas y cuando acababa de lavarse las manos escucho una detonación, intentó asomarse en el baño de hombres, pero dos mujeres (la fotógrafa del local y la que da el papel) se lo impidieron. Alonso habría insistido, pero fue un guardia quien le dijo que Cabañas había ido a buscar su auto. 
Momento crucial para jugador Salvador Cabañas
Luego de cinco minutos, y tras darse cuenta que Cabañas no estaba abajo, recién pudo subir con su cuñado –y junto a los paramédico-, donde vio a su marido boca abajo y con un disparo en la frente, cuando era retirado en camilla Alonso evitó que le sacaran fotografías dos policías que lo intentaron hacer, partiendo entonces rumbo al hospital. 
Antes de cerrar su declaración aseguró que al momento de subir a la ambulancia el gerente del local, Cárlos Cázares, se acercó para decirle que tenía que comentar que todo había pasado fuera del bar y que no debía preocuparse por los gastos, porque la discoteca (Bar-Bar) iba a cubrir totalmente lo que pidiera el hospital.
Por otro lado, los médicos afirmaron que mientras el nivel de inflamación cerebral sea alto, las probabilidades que el futbolista paraguayo Salvador Cabañas salve la vida son menores, señaló Alfonso Díaz, jefe de los servicios médicos del América.
«Mientras el cerebro esté más inflamado, menos posibilidades de vida tiene, entonces al cumplirse las 72 horas empieza una declinación, esto se ha visto en pacientes que pasan en un proceso similar, entonces estamos con la esperanza que descienda el proceso desinflamatorio», indicó.
Entrevistado en el hospital privado donde se encuentra el jugador sudamericano, Díaz manifestó que prácticamente al cumplirse las 72 horas posteriores al hecho, se espera que exista una mejoría en la condición de la persona.
«Comienza una etapa en el que uno tiene esperanzas que el proceso inflamatorio baje, pero no estamos hablando que las 72 horas sean determinantes, uno espera que haya un descenso a partir de este momento», apuntó.
Cuestionado sobre cuál es el porcentaje de las personas que han sufrido una situación similar logran salir adelante, explicó que «todo depende del grado de edema cerebral y lógicamente cada paciente es diferente, no puedes comparar a un sedentario o a un oficinista con un deportista, habrá que esperar cuál es la respuesta».
Explicó que en este momento no puede decir si ha existido un avance o un retroceso, ya que deberán hacer estudios, por lo que el informe médico se dará a conocer por la tarde.
«Ahorita no hay ningún avance, la idea del reporte en la tarde es que ustedes tengan un reporte completo y no un reporte parcial, en este momento sólo es una apreciación porque sin los estudios es imposible saber exactamente en qué grado está el cerebro de Cabañas en cuanto al proceso inflamatorio», expuso.
Díaz, quien explicó que en las siguientes horas se le practicará una tomografía y los estudios normales a Cabañas, consideró que se interpretaron mal las palabras del neurocirujano Ernesto Martínez Duhart, quien el pasado martes indicó que el paraguayo había reaccionado a estímulos.
«Está dormido, es difícil saber si él mueve alguna parte, la verdad yo creo que interpretaron mal esa situación, la situación de los estímulos dijo el doctor que en determinado momento parecía si pudiera mover o reconocer, pero son reflejos», estableció.
Aeronoticias considera que este ataque es muestra de la inseguridad reinante y se deberá juzgar y castigar al responsable de haber herido a este jugador que ha salido perjudicado y cuya vida corre riesgo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here