NIÑERA PERUANA CONDENADA POR MUERTE DE UN MENOR EN TEXAS TENDRÁ NUEVO JUICIO

0
7
Una corte de apelaciones de Texas, que pocas ocasiones falla a favor de una apelación, ha decidido que la niñera peruana Ada Cuadros, condenada en 2006 a cadena perpetua, tenga derecho a un nuevo juicio. Cuadros, de 27 años, fue sentenciada y condenada por un jurado del condado Collin (Texas) por la muerte de Kyle Lazarchik de 14 meses, ocurrida el 12 de octubre de 2005.

Pero la Quinta Sala de Apelaciones de Texas dejó sin efecto la condena y anuló por consiguiente el proceso judicial al citar irregularidades, especialmente cuando el juez Keery Fitzgerald desestimó el testimonio del experto David Gardner. «La declaración de Gardner era esencial para determinar la culpabilidad de la acusada. Gardner señaló que en la puerta del mueble no habían evidencias de que algo o alguien lo hubiese golpeado y más bien era el resultado del uso que se le había dado», lee el comunicado de la sentencia de la Quinta Sala de Apelaciones de Texas dada a conocer el viernes.

NIÑERA PERUANA CONDENADA POR MUERTE DE UN MENOR EN TEXAS TENDRÁ NUEVO JUICIO

Gardner era gerente de producción de la empresa que fabricó los muebles de cocina de la casa del menor fallecido y cuya puerta, según la fiscalía, fue usada para golpear y matar al niño. De acuerdo con Pamela Lakatos, abogada defensora encargada del proceso de apelación en el caso de Cuadros, la decisión del sistema judicial en anular un proceso en una condena a cadena perpetua tiene un significativo legal muy grande y marca un precedente.

«El camino que hemos recorrido para llegar a esta etapa ha sido sin dudas largo y tedioso, pero valió la pena porque ahora la defensa de Cuadros tendrá un juicio justo y con más tiempo para arma un cuadro legal que pueda determinar su inocencia», aseguró Lakatos en entrevista con Efe. «El siguiente paso será trasladar a Cuadros de regreso a la cárcel del condado Collin donde se estima que el juicio inicie a principios del próximo año», agregó la abogada penalista.

Según Bob Peterson, miembro de la organización llamada Misión de Amparo y Protección Legal para los Peruanos en el Exterior, que busca asesorar a peruanos en el exterior en casos legales extremos, un juicio de esta envergadura podría costar hasta 100.000 dólares. «La idea es recaudar más fondos y tratar de conseguir un excelente equipo de abogados que puedan demostrar que Ada (Cuadros) merece un juicio justo y equitativo», comentó Peterson.

Dos días antes de la muerte del niño, la fiscalía del Condado Collin acusó a Cuadros de lesionar de gravedad al menor luego de que los médicos de un nosocomio infantil le diagnosticarán muerte cerebral. Cuadros permaneció recluida en el penal de máxima seguridad del condado Collin (Texas) con una fianza que ascendía a 750.000 dólares. Durante su juicio, el fiscal Greg Davis dijo en todo momento que la evidencia mostrada fue suficiente para demostrar la culpabilidad de la acusada en la muerte del niño, quien recibió sendos golpes en el cráneo.

Durante el juicio, la fiscalía interrogó al médico forense y al doctor que escribió la causa de muerte del menor cuando éste fue llevado de emergencia a un nosocomio para niños en Dallas (Texas). También se presentaron imágenes de la autopsia del niño fallecido y la puerta de un mueble de madera de la cocina el cual Cuadros supuestamente utilizó para asesinar al niño.

Aeronoticias informa además, que durante el juicio, el jurado escuchó el audio de la llamada que Cuadros hizo al 911 para pedir auxilio, porque el niño que cuidaba tenía problemas respiratorios. También se presentó el vídeo del interrogatorio de Cuadros después de su arresto y en donde se le anuncia la muerte del niño a su cuidado. Según las leyes de Texas, se considerará pena capital a los crímenes tales como asesinato de un oficial de policía o bombero, asesinato mientras se comete un secuestro, rapto, robo o violación sexual y asesinato por comisión remunerada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here