OMAR CHABÁN FUE CONDENADO EN ARGENTINA A 20 AÑOS DE PRISIÓN POR TRAGEDIA DE CROMAÑÓN

0
6
El empresario Omar Chabán fue condenado el miércoles en Argentina a 20 años de cárcel por un incendio en el que murieron 194 personas, en su mayoría jóvenes, durante un recital en 2004 de una banda de rock cuya absolución provocó un violento rechazo de familiares de víctimas. En el juicio por el mayor siniestro en la historia del país, Chabán fue considerado responsable de «incendio doloso» en el local República Cromañón, donde hubo además 1.400 lesionados y se apiñaban unos 3.000 fanáticos del grupo roquero Callejeros, un número superior al permitido por la habilitación.

Los músicos fueron absueltos pese a que la fiscalía había pedido para ellos 15 años de prisión y en el momento en que se difundió la sentencia estallaron incidentes y choques en la calle, donde se había realizado una vigilia desde el martes. Hay que ser un criminal para decir que yo maté a esos 194 chicos», se había defendido antes de la audiencia Chabán, el excéntrico empresario de 57 años que manejaba el local.

OMAR CHABÁN FUE CONDENADO EN ARGENTINA A 20 AÑOS DE PRISIÓN POR TRAGEDIA DE CROMAÑÓN

El Tribunal también aplicó penas de 18 años de cárcel a un ex manager de la banda, como cómplice del estrago doloso, y a un ex comisario, por cohecho y fallas en la seguridad del local bailable, que manejaba Chabán. os ex funcionarias comunales fueron sentenciadas a dos años de prisión por incumplimiento de sus deberes cuando integraban la alcaldía de Buenos Aires, cuyo ex jefe de Gobierno, el centroizquierdista Aníbal Ibarra, fue destituido a raíz de aquellos hechos, en marzo de 2006.

Centenares de indignados manifestantes intentaron entrar por la fuerza al Palacio de Tribunales, en pleno centro, mientras otros festejaban por la absolución de los músicos. No se hizo justicia, de ninguna manera. Este día es negro, me siento frustrado», dijo José Iglesias, padre de uno de los jóvenes muertos en la tragedia y abogado querellante.

La querella había pedido 22 años para la banda Callejeros como organizadores del concierto junto con Chabán y como instigadores del uso de bengalas que iniciaron el fuego. El Tribunal favoreció a los músicos por «el beneficio de la duda», según el texto del fallo. La absolución de Callejeros es una provocación. (Los músicos) son unos provocadores por la forma de seguir cantando, de reírse», dijo otro padre al recordar que la banda siguió dando conciertos aún durante el juicio.

El fallo produjo escenas de llanto, dolor y gritos de familiares y allegados dentro de la sala del Tribunal, que fue desalojada por orden de los jueces, mientras que en la calle se desataba una batalla campal con la policía, sin saldo de heridos o detenidos. Los condenados seguirán en libertad hasta que la condena quede firme en la cámara de apelaciones. La tragedia ocurrió la noche del 30 de diciembre de 2004 cuando algunos espectadores lanzaron bengalas –una práctica por entonces habitual en conciertos de rock– y se desató un incendio que causó la muerte o lesiones por asfixia e inhalación de sustancias tóxicas.

Una ancha puerta de escape estaba clausurada aquella noche y la de emergencia no daba abasto, lo que convirtió el recinto en una trampa mortal.
Los familiares recordaron a los muertos encendiendo cirios y coreando los nombres de cada uno de ellos, frente al Palacio, cerrado con vallas metálicas y custodiado por unos 300 policías con cascos, escudos y carros hidrantes.

Un sector de familiares ató a las vallas decenas de ‘zapatillas’ (calzado deportivo) de las víctimas de aquella noche y colgaron sus fotos, que estuvieron cinco años amarradas al santuario artesanal que levantaron frente a la cerrada calle donde funcionaba el local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here