PÁNICO POR GRIPE PORCINA EN INDIA ES MÁS FUERTE QUE LA ENFERMEDAD

0
52

Las calles de la ciudad de Pune estaban medio vacías, las escuelas en Mumbai permanecían cerradas por orden oficial y las personas que sufrían dolores llenaban los hospitales del país mientras los médicos trataban de atender a los enfermos de gripe porcina y a aquellos que sólo padecían ataques de pánico. Hasta ahora han muerto 21 personas por la enfermedad en India, informó el gobierno el viernes, y fueron confirmados 1.390 casos de gripe porcina en este país de 1.200 millones de habitantes, pero el temor ya ha superado al virus.

«El nivel de histeria es completamente desproporcionado para la realidad de la enfermedad», dijo el doctor Jai Narain, director de la oficina de enfermedades contagiosas de la Organización Mundial de la Salud. Los reportes sobre la gripe porcina han dominado los canales de noticias de India desesperados por encontrar historias en medio de la calma de agosto. Este manejo ha ayudado a poner al público al borde de un ataque de nervios, incluso en las ciudades donde hay relativamente pocos casos de la enfermedad.

PÁNICO POR GRIPE PORCINA EN INDIA ES MÁS FUERTE QUE LA ENFERMEDAD

En Nueva Delhi, donde no se han reportado muertes, la gente comenzó a utilizar cubrebocas en las calles, y en Lucknow, los padres exigen que se les hagan pruebas a sus hijos. «Más de 1.000 personas hicieron fila en diferentes hospitales y de ellas sólo 11 dieron positivo», dijo el doctor R.R. Bharati, prominente funcionario de salud en Lucknow.

En Mumbai, la capital financiera del país, el gobierno ordenó que se cerraran las escuelas y los cines, por lo que afectó al sector de Bollywood cerca del fin de semana largo por el Día de la Independencia. El gobierno también pidió que los centros comerciales de Mumbai hicieran menos llamativas sus ofertas por feriado, para evitar que la gente se aglomere. Pune es la ciudad más afectada. En ella han ocurrido 13 de las 21 muertes del país. Ahí las calles lucían medio vacías, las multitudes que generalmente se ven en los centros comerciales los evitaban y muchos trabajadores dejaron de ir a sus oficinas. Las escuelas están cerradas y los padres prefieren que sus hijos permanezcan en sus casas.

Los que se atrevían a salir llevaban puesto su cubrebocas, a pesar del desabasto que hizo que el precio de una sola mascarilla pasara de cinco rupias (10 centavos de dólar) a 150 rupias (tres dólares). «La situación en Pune es alarmante si consideramos el número de casos positivos y muertes. Tratamos de aumentar los recursos en la ciudad para lidiar con la situación, pero le pedimos a la gente que no entre en pánico», dijo Chandrakant Dalvi, un funcionario de la ciudad.

En Pune, más de 11.000 personas se realizaron pruebas para la enfermedad el jueves y sólo 73 dieron positivo, dijo el funcionario Mahesh Zagade. Ante el brote de la enfermedad el gobierno ha instalado centros de análisis en todo el país y espera aumentar su reserva del medicamento retroviral Tamiflu a 30 millones de dosis. «No veo nada de qué atemorizarse», dijo el doctor Jayaprakash Muliyil, profesor de epidemiología en el Colegio Médico Cristiano en Vellore. «Este tipo de rumores no son buenos para la salud del país».

El número de muertes por el virus es relativamente bajo, pero ha tenido más atención que los otros problemas de salud de India como la tuberculosis, que mata a casi 1.000 indios diariamente según la Organización Mundial de la Salud.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here