Perú Moda y Perú Gift Show lograría concretar negocios por 85 millones de dólares

0
51

(Aeronoticias) La edición 2011 de Perú Moda y Perú Gift Show, recibe a 1,900 compradores extranjeros y permitirá concretar negocios por aproximadamente 85 millones de dólares, según proyectó el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Eduardo Ferreyros.

“Perú Moda es un evento que crece considerablemente en cada edición. Para el 2011 se espera concretar negocios por 85 millones de dólares, cuando el año pasado llegaron a los 74 millones de dólares”, indicó.

Perú Moda y Perú Gift Show lograría concretar negocios por 85 millones de dólares

Eduardo Ferreyros explicó que Perú Moda es la feria donde los empresarios textiles y de confección exhiben  toda la oferta exportable de Perú, tanto en algodón como alpaca, y en las diferentes líneas, mientras que Perú Gift es la feria del sector de decoración, regalos y artesanía.

El fashion week (semana de la moda) en Lima se inició la noche del miércoles, demostrando porqué la capital peruana se ha convertido en uno de los principales centros de esta industria a escala mundial; y que marca tendencias en exigentes mercados.

El esfuerzo que, en conjunto, realizan todos los actores de esta industria permitió que, como país, esto se traduzca en haber ganado terreno y una interesante consolidación, no solo en el área del diseño, sino también como productor de textiles y confecciones, principalmente en el mercado asiático.

La inauguración de Lima Fashion Week en Perú Moda 2011 se registró con el glamour  y el esplendor que nada tiene que envidiar a otras pasarelas de la región, cumpliéndose así con el objetivo de asociar la industria de la vestimenta al mundo de la moda.

Talentosas diseñadoras inauguraron la noche al mostrar novedosas colecciones que transitaron entre el romanticismo de los años 1940, la línea peruana y el amor.

La pasarela se inició con Ana María Guiulfo, quien presentó su colección inspirada en los años 1940. Esta diseñadora planteó su trabajo partiendo del concepto new mood, es decir, una nueva forma de reinventar lo clásico con toques irreverentes y atrevidos.

En sus inspiraciones usa telas tecnológicas que, combinadas con los creativos diseños, dan como resultado prendas audaces y sensuales.

Continuó la reconocida Sitka Smesch. En esta ocasión, sorprendió con su propuesta al utilizar básicamente el tejido a mano en baby alpaca, mezclado con terciopelos, lanillas y sedas, así como una paleta de color dominada por la arena, topo, tabaco, negro, plata y musgo.

Los accesorios que complementan la línea son fajines tejidos a mano en cintas, fajines de plumas, botines de gamuza, y rufletes de seda y tejidos para el cuello. Se constituyó en una colección que dejó una grata impresión, no solo por su versatilidad, sino también por la originalidad, que arrancó más de un aplauso.

El toque romántico cerró la noche del Lima Fashion Week con el trabajo de Claudia Jiménez. La diseñadora mostró su arte inspirado en la dulzura, ingenuidad y frescura de Cupido.
El color rojo, en todas sus manifestaciones, estuvo más que presente, reflejado en la paleta de colores, llenos de energía y vitalidad. Jiménez apeló en esta colección a materiales tan románticos como el chifón, la seda y mucho encaje; sin olvidar la lana peruana.

A este acontecimiento asistieron no solo personalidades vinculadas al mundo de la moda, sino compradores internacionales interesados en el talento nacional. No hay que olvidar que Perú Moda es considerada la feria más importante de esta industria en nuestro país y actualmente es una de las principales de América Latina.

Dicho certamen, como tal, cuenta con un área de exhibición de aproximadamente 14 mil metros cuadrados, en la que empresas de todas las regiones del país expondrán su mejor oferta exportable de prendas de algodón y alpaca, joyería de plata, calzado y accesorios.

En esta edición, tienen una presencia especial las compañías que participaron en el programa Exporta Perú: Buenas prácticas de mercadeo y manufacturas, sistema de gestión de calidad orientado a brindar la capacidad de entregar productos conforme a las necesidades y expectativas de los clientes más exigentes.

Además, y por segundo año consecutivo, se ubica  en la feria un pabellón destinado especialmente a las empresas de comercio justo, práctica que busca cambios en las estructuras comerciales y de gestión empresarial que contribuye con el desarrollo y sostenibilidad de la cadena menos favorecida. Fuente: Andina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here