PERÚ OCUPA EL PUESTO 55 EN EL ÍNDICE GLOBAL DE COMPETITIVIDAD DE LA INDUSTRIA DE TI

0
36

Según el informe de la Unidad de Inteligencia de The Economist, el Perú se ubica en el puesto 55 a nivel mundial en el índice de Competitividad de la Industria de TI del año 2009, con un punta de 26 sobre 100, conservando con ello la misma posición que el índice de 2008.  Esto se encuentra entre los hallazgos de un nuevo estudio elaborado por la Unidad de Inteligencia de The Economist y patrocinado por Business Software Alliance (BSA).

El estudio, que se realiza por tercer año, valora y compara el ambiente de la industria de la Tecnología de Información (TI) de 66 países, incluyendo a Perú, para determinar el punto en el cual hacen posible la competitividad de dicho sector.

“En el clima económico de hoy, apoyar un sector fuerte de tecnología es más importante que nunca”, expresó Carlos Fernández-Dávila, apoderado de BSA en Perú.  “La tecnología puede impulsar la recuperación económica y generar crecimiento económico a largo plazo, y puede aportar positivamente a que el Perú consolide su liderazgo en la región”.

 

 

El estudio encuentra que el Perú se ha desempeñado más fuertemente en el Ámbito Comercial con una adecuada política del gobierno frente a las inversiones.  A su vez, las áreas que requieren ser mejoradas incluyen el ámbito de la investigación y desarrollo y la infraestructura TI.

Con respecto a América, Perú ocupa el octavo puesto de diez incluidos en el estudio.  Entre los primeros 5 países de la región figuran Estados Unidos (78.9), Canadá (71.3), Chile (46.1), Brasil (36.6) y Argentina (36.5).

“Globalmente, el sector de TI ha afrontado la crisis razonablemente bien, no obstante la reducción en inversión en tecnología”, señaló Denis McCauley, director de investigación en Tecnología Global con la Unidad de Inteligencia de The Economist.  “Más que imponer medidas a corto plazo diseñadas para fomentar el sector de la producción o apoyar los afligidos procedimientos de TI, los legisladores necesitan concentrarse en el fortalecimiento de los habilitadores fundamentales de la competitividad del sector a largo plazo”.

Otros hallazgos de la investigación de la Unidad de Inteligencia de The Economist y recomendaciones de BSA incluyen:

– Las redes de banda ancha son un factor vital para la competitividad de TI, y la brecha de competitividad podría ampliarse en los países que la adopten lentamente.  Las firmas de tecnología demandan un acceso a Internet rápido, confiable y seguro, y la importancia de la banda ancha crecerá en la medida en que se entreguen más servicios y aplicaciones de TI por Internet.
– La inversión en desarrollo de habilidades sigue siendo imperativa a largo plazo.  Los países que entreguen una combinación de TI, capacitación en habilidades de negocios e idiomas generarán una fuerza de trabajo de TI más fuerte.
– El proteccionismo y apoyo a los “promotores nacionales” impedirá los esfuerzos de recuperación – y la competitividad del sector a largo plazo.  Los gobiernos deben encontrar un equilibrio entre el apoyo que estimula el crecimiento de la industria y la inversión, y lo que introduce prácticas desleales de mercado y proteccionismo que pueden hacer daño a la competitividad.
– Los regímenes de propiedad intelectual (PI) están mejorando en muchos mercados emergentes, pero se requiere un avance mayor.  La protección de la propiedad intelectual sigue siendo muy importante para la competitividad de la TI y es una forma de relativo bajo costo de estimular el desarrollo económico a largo plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here