Perú sienta posición respecto a Venezuela: Apreciaciones sobre la entrevista realizada al Ministro de Relaciones Exteriores sobre Venezuela

0
10

(Aeronoticias) La Cancillería del Perú ha sentado una posición respecto a la situación de  Venezuela, pues así lo hemos podido apreciar, en la entrevista  publicada en el  Diario Perú 21 de fecha 23 de abril de 2017,  al Ministro de Relaciones Exteriores Ricardo Luna, cuyos puntos son muy claros y firmes sobre todo en el manejo de los cauces diplomáticos  y la política de Estado para arribar a una solución respecto del restablecimiento del orden constitucional y democrático en Venezuela.  Sin embargo, considero que habría todavía algunos aspectos que profundizar.  Veamos:

– El Ministro ha destacado en primera línea de su entrevista, los esfuerzos de la OEA para resolver la situación interna de Venezuela, lo cual es evidente que lo está haciendo por decisión y voluntad de aproximadamente 18 países tal que pensaría como el Perú, como se esgrime de la propia entrevista.  Sin embargo, debo señalar, que la OEA no se preocupó en nada desde la época de Chávez, y que desde entonces ya se había dado la ruptura del orden constitucional. Esta  ruptura no es de ahora,  se ha convertido en el tiempo en un hecho sistemático, en donde el rol de la  OEA ha sido nula, más que débil.  Entonces me pregunto ¿Dónde estaban los Estados que ahora con mayor claridad y firmeza se vienen preocupando por la situación interna de Venezuela?.  ¿Por qué no lo hicieron antes? ¿Por qué se permitió como organismo internacional que la situación se polarizara a tal grado para recién adoptar una posición mas clara? ¿será acaso para salvar una conciencia política de Estado o de gobierno pues qué no hizo antes y qué es lo que ahora se pretende hacer? ¿O acaso es para justificar la burocrática existencia de un organismo internacional llamado OEA?; considero que en este contexto, los Estados deberían no solo adoptar una postura firme y decidida respecto de la situación interna de Venezuela amparados en la Carta Democrática Interamericana y otros; sino que además, se debería exigir que la OEA como organismo internacional del Hemisferio y de  carácter regional denote su eficacia en los principios que la rigen siendo uno de ellos la defensa de la democracia y en los roles de mediación, cautelando además la defensa de los derechos humanos de los pueblos de las Américas,  Todo ello, se logra primero en la medida que la OEA asuma una capacidad de autocrítica,  qué no se hizo y qué si se pudo hacer, y no solapar omisiones o inacciones de anteriores Secretarios Generales o Jefes de Estados que pasaron y no hicieron nada, No se puede avanzar en esta mediación si es que antes no se asume con decisión política el cumplimiento de los propósitos para lo que fue creada la OEA.

 

Una mediación  que se prolongue en el tiempo deviene en ineficaz y el gran y gravemente perjudicado es Venezuela que por las consideraciones de su contexto,  creo que el pueblo venezolano será quien finalmente derrote el autoritarismo en su país. Ojala que Venezuela no luche sola en el intento de restablecer su democracia,  esperemos que los Estados asuman el firme compromiso de ayudarla.  Los pueblos de las Américas deben ser hoy la voz por Venezuela, mañana lo serán por otros.  A medida de que esa voz firme se consolide en el tiempo, dejarán de existir las dictaduras, porque el pueblo  será el propio guardián de la democracia, y me preguntaré para cuando llegue el día si tiene  razón de ser la existencia de la OEA.

El Ministro, en su entrevista señala que la  OEA es siempre la suma de la voluntad de sus miembros,  siendo ello así, me pregunto en la época de Chávez, los miembros de la OEA ¿eran chavistas? Porque nada se hizo.

Estamos de acuerdo, que la ruptura del orden constitucional es una responsabilidad del gobierno, y siendo ello así, me pregunto ¿por qué no se aplicó la Carta Democrática Interamericana desde el gobierno de Chávez, que prevé sanciones a quien altera el orden constitucional? ¿Era temor a Chávez? ¿o es que Chávez tenía muy entretenido a algunos líderes políticos de la región  con el petróleo incluyendo a la propia OEA?

Otro de los aspectos es que el hecho de que se pida que la OEA sea eficiente no quiere ni debe entenderse que tenga un rol “golpista” o “usurpador”. Pero sí firme  y decidido con aquiescencia de los Estados o por lo menos con la mayoría de ellos. Lo  que  ha habido es una falta de liderazgos de anteriores secretarios generales y lideres políticos de la región que ahora se ve pero de manera aun tibia.

La Carta Democrática Interamericana prevé sanción para quien quebrante el orden constitucional, sino se sanciona me pregunto ¿en que casos entonces, la OEA Debería sancionar, cuando haya mas derramamiento de sangre o muertos? ¿Entonces para que existe este instrumento regional si no es para aplicarlo. Hay que partir que los hechos que se viven en Venezuela son  sistemáticos, continuos desde el gobierno de Hugo Chávez, por consiguiente, amerita aplicar las sanciones que correspondan por violar el orden constitucional y democrático; la inacción en el uso y aplicación de este instrumento interamericano la convierte en letra muerta.

Un aspecto muy importante que ha señalado el Ministro, es que ante la pregunta formulada ¿Por qué la OEA había sido indiferente incluido el régimen de Humala?,  contestó que habían simpatías ideológicas que primaban incluido el gobierno de Humala.  Al respecto, saludo esta respuesta del Señor Ministro porque no recuero que su antecesores hayan tenido las agallas para decirlo, y eso es así, entonces con mucha razón me reafirmo en la necesidad de que los Estados hoy en día asuman un liderazgo político gubernamental con prioridad en la defensa de la democracia y los derechos humanos de los pueblos de las Américas.

Es una responsabilidad de los Estados o jefes de gobierno quienes por su convicción ideológica permitieron que hoy Venezuela se degrade y desangre. Esto es un hecho que no debería volver a repetirse en la historia de la OEA.  Es de responsabilidad también de los Estados proponer a candidatos a Secretario General que vislumbre un liderazgo comprobado y no con tendencias ideológicas que les acomoda a algunos y a otros no. Sino se aborda  al tema estructural la OEA tendría que dejar de existir, porque de nada va a servir tener a un organismo solo por burocracia, porque los derechos humanos  y la democracia no están en función ni de las ideologías, ni de la burocracia.

La pregunta es si el propio Ministro ha señalado que ve difícil el acercamiento de  la OEA con maduro, entonces ¿cómo le van hacer para ayudar a la restitución del orden? Lo que nos preocupa es que los canales diplomáticos de mediación se prolonguen y devengan en  ineficaz.  Aquí por ejemplo, consideraría que a la par que se manejan las cosas con la OEA, pueda adicionarse o sumarse estrategias que se convengan en naciones unidas, la condena no sería solo continental sino planetaria. Si bien las Naciones Unidas tiene sus propias imperfecciones, sin embargo, tiene mayor alcance de eficacia que la propia OEA.

Recordemos que  iniciativa del Estado peruano en el año 2012, se aprobó en el seno del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas la resolución sobre  Estado de Derecho, Democracia y Derechos Humanos, un consenso internacional en la que atendiendo al carácter interdependiente e indivisible de los derechos humanos, opera que si se viola la democracia, se viola además los derechos humanos y el estado de derecho y viceversa. (resolución 19/36 del 23 de marzo de 2012 consejo de derechos humanos de las naciones unidas).

VER LA ENTREVISTA AL MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES.- http://peru21.pe/politica/ricardo-luna-canciller-nicolas-maduro-esta-fuera-si-no-busca-dialogo-entrevista-2278833.

Por: Lesly Llatas  Ramírez, abogada, catedrática, defensora de  derechos humanos catedraddhh1073@gmail.com.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here