Escuela gastronómica Peruvian Gourmet College logra posicionarse como una de las mejores en Lambayeque

0
53

(Aeronoticias) El Centro Educativo Técnico Profesional – CETPRO Peruvian Gourmet College se creó en diciembre del 2010 e inició sus clases en enero del 2011. En mayo del mismo año, con tan sólo cinco meses de vigencia, logró ocupar el segundo lugar en la Feria Gastronómica Sabe a Perú, en la que se presentaron cinco de las mejores escuelas gastronómicas de Chiclayo, quedando como finalista para participar de la Feria de Mixtura 2011 representando al norte.

Francisco Chaparro López Merino, Gerente General de Peruvian Gourmet College, señala que haber ocupado el segundo puesto en dicha feria, compitiendo con otros centros gastronómicos de mayor tiempo y trayectoria, evidencia el trabajo práctico de los estudiantes, lo que constituye una ventaja competitiva.

“En Chiclayo hay muchas academias, cuando yo llegue habían cuatro, ahora sumamos ocho. Tenemos la desventaja que nos encontramos en una zona poco comercial, pero la ventaja es que las clases son cien por ciento prácticas. En la Feria Sabe a Perú, cinco alumnos de cada escuela tenían que preparar platos para 200 personas. CENFOTUR quedó el primer lugar, luego Peruvian Gourmet College y Cumbre. Quedamos en segundo lugar siendo una escuela nueva, en la que los alumnos tenían dos meses y los jueces fueron testigos que los profesores no cocinaron, sino los alumnos. Es decir, alumnos de dos meses ganaron a otros con tres años de preparación”, explica Chaparro López Merino.

Asimismo, menciona que la duración de la carrera de gastronomía es de 15 meses, mientras que la carrera de bartender tiene una duración de un año.

“Este es un CETPRO que certifica a los alumnos de la manera más rápida posible, no buscamos captarlos y retenerlos tres años en cursos que no tienen mucho que ver con el origen de la carrera. La metodología a lo que estamos orientados es directamente a la práctica”, refiere, agregando que los cursos adicionales prolongan la duración de dichas carreras.

“En otras escuelas los chicos están más sentados en una carpeta que en un aula de cocina, con cursos de idiomas extranjeros o matemáticas, en lugar de cursos operativos para determinar las cantidades en insumos que necesitan para determinados platos. Es un poco extraño que estudies cocina y se incluyan cursos de francés, inglés, portugués, alemán, chino, porque el cocinero no habla directamente con el turista. Es el mozo quien lo atiende. Nosotros estamos basados en práctica y eso es lo principal”, indica.

¿CÓMO SURGE EL PROYECTO?
Francisco Chaparro señala que tras siete años de residir en España, dedicándose los cuatro últimos al tema gastronómico, decidió llegar a nuestro país y asociarse con la Escuela Cóctel Perú.

“Nosotros iniciamos el proyecto en el año 2009. Cuando surge la idea, los tres socios de este CETPRO trabajábamos con Cóctel Perú en Lima y fue entonces cuando planteamos y formamos esta iniciativa y ya para el 2010 se nos ocurrió invertir en Chiclayo”, recuerda.

Refiere que la inversión fue menor a la de otras escuelas gastronómicas, sin embargo la enseñanza es personalizada y desde un principio contaron con certificación.

“Empezamos con poco pero bien, porque existen escuelas que empiezan a enseñar sin tener certificaciones, y al culminar los alumnos los tres años no son certificados”, explica.

Asimismo, agrega que esperan ubicarse en un futuro próximo en una zona más comercial para lograr un mejor posicionamiento.
“No hemos hecho lo que es una buena difusión porque estamos más centrados en la enseñanza de momento, pero ahora recién vamos a empezar con la difusión para que la escuela vaya ganando nombre, porque reconocimiento ya ganó en tres meses”, recalca Chaparro.

Por otro lado, señala que hace medio año abrieron un restaurante con el fin que los estudiantes pudieran realizar en él sus prácticas.
“Por desgracia nos robaron y desde entonces decidimos centrarnos en la escuela. Ese restaurante sólo duró cuatro o cinco meses. Se llamaba África. Pero Dios sabe porque hace las cosas, quizás no era el momento oportuno porque estábamos muy concentrados en una cosa como para ocuparnos de otra, así que decidimos dedicarnos de lleno a la escuela”, refiere.

CERTIFICACIONES
“Esta escuela está certificada por la Gerencia Regional de Educación, por el CETPRO Naylamp, por la empresa Peruvian Gourmet, certificada por la Municipalidad de Chiclayo, la Gerencia Regional de Turismo y adicionalmente tiene certificados de Lima de los institutos Cóctel Perú y Gourmet Perú, escuelas que tienen sociedad con Peruvian Gourmet”, detalla Chaparro López Merino.

Explica que actualmente el alumnado es poco, debido a que la escuela es nueva y, por lo tanto, requiere de mayor difusión.

“Nuestro alumnado es pequeño y hasta el momento se han certificado 12 estudiantes en bar y cinco en gastronomía”, señala, destacando que tienen capacidad para doce alumnos por aula para que las clases sean personalizadas.

CARRERAS QUE OFRECE
Francisco Chaparro López explica que si bien la carrera de cocina y de bar son grupos separados. Los alumnos de cocina tienen opción de estudiar también bar.

“Los de bar no tanto porque están justamente en bar porque no les atrae la cocina. La coctelería va a seguir a la cocina siempre, pero la cocina nunca va ir de la mano con la coctelería”, precisa.

Detalla que los cursos de cocina incluyen cocina internacional, cocina criolla, pescados y mariscos, además de repostería.

“En el área de gastronomía se les enseña cocina internacional, dentro de ella cocina oriental, mediterránea, hindú e italiana. En cocina peruana es la diversidad de todas las regiones, no es lo mismo preparar una causa limeña, que una causa ferreñafana o una causa trujillana, todas son distintas. De igual modo, con la diversidad de productos que hay en la región en pescados y maricos se realizan diversos tipos de platos a base de pescados fríos, crudos o los cocinados y horneados. Asimismo, aprenden repostería, trabajan con masas, con hornos, hacen panes, bocadillos especializados para todo tipo de eventos”, explica Chaparro López, agregando que todas las clases realizan tres platos, una entrada, un plato de fondo y un postre, a excepción de los lunes que se preparan pescados y maricos, que son los platos más difíciles.

Por otro lado, a los bartenders se les enseña diversidad de cócteles, tanto nacionales como internacionales.

“Entre los cócteles tenemos aperitivos y asentativos; depende de la ocasión para un brindis. Por ejemplo, lo que se ingiere es un cóctel asentativo o un cóctel aperitivo, que puede ser un Pisco Sour, una Algarrobina, un Daikiri; para una reunión social se requiere un cóctel refrescante, como un Cuba Libre, un Gin con Gin o de repente un Mojito. Se elaboran diez cócteles por clase, lo que suma 100 a 120 tragos por mes y 800 durante el año que dura la carrera”, comenta, indicando también que llevan cursos de costos operativos para la contabilidad de la barra.

VISIÓN EMPRENDEDORA
El gerente general de Peruvian Gourmet College señala que también se capacita a los estudiantes para que formen sus propias empresas, orientándolos a la línea de emprendedurismo para que alcancen sus metas y objetivos.

“Si en un futuro quieren abrir un restaurante o montar un negocio, tienen todas las posibilidades porque ya tienen la idea al alcance, aparte de la enseñanza y el aprendizaje se le va apoyando. Dos de nuestros estudiantes ya han abierto un negocio, se les ha brindado orientación. La idea es que sean los mejores en el rubro que eligieron”, señala, explicando el caso de una de sus estudiantes que ha abierto con su madre un restaurante en Puerto Eten y de un muchacho de 18 años que pese a su juventud trabaja en la mañana en un restaurante y en la noche en una discoteca como barman, para reinvertir lo ganado en su propio restaurante, implementado hace cinco meses.

Asimismo hace mención de un cocinero empírico que cuenta con un restaurante desde hace ocho años y asistió a la escuela gastronómica para certificarse y capacitarse. Fuente: Seminario Expresión

Escuela gastronómica Peruvian Gourmet College logra posicionarse como una de las mejores en Lambayeque

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here