PONTIAC: EL FIN DE UN

0
30

Aeronoticias.com.pe – La iconica Pontiac, legendaria marca de coches estadounidense famosa por sus elegantes sedanes y descapotables, pronto dejará de producirse: esto debido a que es la última víctima de la caída del mercado automóvil estadounidense, donde la casa matriz General Motors lucha por sobrevivir.

GM anunció en abril una reestructuración que incluye el recorte de 21.000 empleos y la desaparición de su marca Pontiac para finales de 2010.

En el pasado una marca estrella para General Motors, los lujosos Pontiac, pero que consumen demasiada gasolina, son cada vez más vistos como coches que pertenecen a una época pasada.

El nombre Pontiac proviene de un orgulloso guerrero nativo americano que lideró una fracasada revuelta contra los británicos a mediados del siglo XVIII. La marca fue conocida por vistosos y cromados automóviles con amplio espacio para los pasajeros pero poco ahorradores de combustible, como el Bonneville, Trans Am, Firebird, LeMans, Grand Am o Grand Prix… modelos que hace tiempo han cedido el lugar a competidores más ágiles y deportivos, muchos construidos en el extranjero.

El primer automóvil Pontiac fue construido en 1926 y en menos de un año desde su debut se convirtió en una de las marcas de coches más vendidas en Estados Unidos, y en sus más de 80 años de historia, los automóviles Pontiac fueron a menudo galardonados como Coche del Año (Motor Trend's Car of the Year) por su estilo elegante, ingeniería y utilidad.

Los vehículos Pontiac fueron reiventados a lo largo de los años. El más popular fue el Bonneville, lanzado en la década de 1950 con el objetivo de ofrecer velocidad y lujo en un solo vehículo.

Más adelante, el mediano GTO se volvió una elección muy popular por parte de quienes corrían carreras de coches callejeras y para ser usado en carreras por sus potentes motores, en los '60 y '70.
Pero aunque los Pontiac lograron llegar al pico de popularidad gracias a un marketing inteligente y un diseño innovador, fallaron en la eficiencia energética.

La marca perdió además contacto con su base de consumidores, al intentar competir en el lucrativo mercado de las furgonetas y los coches familiares. Actualmente los Pontiac representan menos del 2% de las ventas de coches en Estados Unidos.

Pontiac no es la única víctima de la reestructuración de GM. La compañía también planea vender o dejar de producir las marcas Saab, Saturn y Hummer para fin de año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here