POR FALTA DE ACUERDO SE DILATA DEBATE POR REGRESO DE CUBA A LA OEA

0
4
El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) resolvió convocar para mañana a un grupo de trabajo ad hoc para que elabore un proyecto consensuado sobre el reingreso de Cuba al organismo, ante la falta de acuerdo entre las propuestas de la mayoría de los países latinoamericanos y de Estados Unidos.

El tema fue abordado hoy en una reunión del Consejo Permanente, en Washington, a partir de sendos proyectos de resolución presentados por Honduras y Nicaragua y otro de Estados Unidos, que manifestó su apoyo al diálogo con La Habana siempre que su gobierno respete las cláusulas democráticas del organismos, en especial la convocatoria a "elecciones libres" y la libertad a opositores presos.

El proyecto de Honduras propuso que la OEA "revoque" la resolución tomada por la octava reunión de consulta de ministros de Exteriores de 1962, en Punta del Este, por la cual se expulsó a Cuba del sistema interamericano, luego de que el gobierno revolucionario de La Habana se declarara marxista-leninista.

Reclamó además que "las futuras relaciones" entre Cuba y la OEA "dependan" solamente de "la voluntad manifiesta del gobierno cubano y de los órganos competentes" de la organización americana, según informó la agencia de noticias ANSA.

En cambio, Estados Unidos manifestó que está dispuesto a "respaldar el interés que muestran los estados miembros en facilitar la posible reintegración de Cuba al sistema interamericano" y hasta propuso "encomendar" al Consejo Permanente un "diálogo con el actual gobierno" de La Habana.

Sin embargo, exigió que Cuba cumpla con "los compromisos, principios y valores de la Carta Democrática" de la OEA, un reclamo que busca poner en tela de juicio la actual organización política del país.

Pese a que las propuestas de Honduras y Nicaragua fueron apoyadas por la mayoría de los países latinoamericanos, el debate quedó lejos del consenso por la posición de Estados Unidos. Estos esfuerzos chocan, sin embargo, con la voluntad del gobierno cubano, que ya manifestó que no le interesa regresar a la OEA, aunque espera que haya un reclamo para que el organismo repare el "error" por la expulsión.

Al respecto, el embajador de Panamá ante la OEA, Arístides Royo, expresó su temor a que la cuestión del regreso de Cuba pueda "tomar 500 años", como los que costó a la Iglesia para "perdonar" al científico Galileo por sus ideas heterodoxas.

Los embajadores de Nicaragua y Estados Unidos ante la OEA, Denis Moncada y Héctor Morales, respectivamente, intentaron negociar un acercamiento, al discutir sobre la posibilidad o no de considerar "injusta" la expulsión de Cuba en 1962.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here