Rompiendo paradigmas

0
187
So many Thoughts

(Aeronoticias) La palabra paradigma del griego PARADIMA significa: ejemplo, modelo, patrón. Platón la usó para designar un instrumento de mediación entre la realidad y su ideación. Thomas Khun fue el que explicó de modo más científico la palabra paradigma; sin lugar a dudas, con Khun se inició el estudio de “los paradigmas”.

El mundo ha evolucionado con paradigmas que, la misma sociedad ha impuesto por necesidad o costumbres. Los paradigmas cambian con el tiempo, por inercia, y generalmente al principio, aunque haya resistencia, finalmente son aceptados y se hacen parte del sistema. Cuando el ser humano se acostumbra o hace suyo un paradigma, se convierte en “el paradigma” y luego se constituye en su “modus vivendi”; resulta ser más cómodo y evita que las personas pasen del lado de “confort” al lado de riesgo o, mejor dicho, al lado en que muy pocos se atreven entrar. Es el paso a los grandes desafíos, más allá de nuestros límites.

Las ideas nuevas que revolucionan el mundo generan conmoción en las creencias arraigadas en las mentes y sobremanera cuando estas están aprobadas por el sistema. Muchos científicos, filósofos y estudiosos de las ciencias tuvieron que enfrentarse al sistema, incluso a costa de sus vidas. Ahí tenemos las figuras de Pitágoras, Sócrates, Heráclito, Galileo y hasta el mismo Jesús (Yeshua) sufrieron la persecución o la muerte. ¿Por qué hay personas que se resisten al cambio? ¿por qué aún con evidencias hay quienes no quieren aceptar los cambios? Pues la razón sería el sistema. Mucha gente que por años ha trabajado y sigue trabajando bajo patrones y reglas de un sistema obsoleto y decadente (pero con reglas aprobadas por organismos internacionales), se aferran a éste, por no perder credibilidad o beneficios que le facultan pertenecer al grupo de quienes se creen defensores de la “verdad”. Salirse de este grupo es la muerte civil.

Los paradigmas como patrones o reglas son establecidos por culturas, ciencia, religión e incluso, la política. Usan la publicidad y medios informativos para que vayan calando en la mente de las personas hasta que queden convencidas de que no hay otra salida.

Cuando alguien que quiere romper con el circulo vicioso de un paradigma, inmediatamente es combatido, atacado o censurado; y claro, usan los mismos medios para desacreditarlo.

Las personas que viven bajo el concepto de paradigmas establecidos, muy pocas veces pueden ir más allá de sus narices. Se limitan a cumplir órdenes y reglas establecidas, a cumplir con lo que según creen es la verdad absoluta “lo dice la ciencia”; “lo dicen las estadísticas”, se escucha decir en todo lugar.

Si te atreves a introducir una idea nueva que sea revolucionaria puedes quedar fuera. Cambiar de paradigmas es el comienzo a nuevos retos, nuevas aventuras; el inicio a un nuevo despertar, a un nuevo amanecer. ¿Estás preparado a iniciar un nuevo inicio? ¿a cambiar los patrones que te atan al miedo a seguir avanzando y creyendo en ti? Pues es el tiempo para empezar ¡ahora!

Autor: Néstor Álvarez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here