Rospigliosi sí pidió apoyo de EEUU contra Humala

0
29

(Aeronoticias).- Rospigliosi admitió haber acudido a la sede de la embajada norteamericana en Lima para “pedir ayuda, lo cual   no es antidemocrático, antidemocrático es que intervenga Venezuela y Cuba, y que todo el mundo lo sepa y no haga nada. Simplemente se tenía que evitar que este individuo llegue al poder, esto no es antidemocrático”. Informa El Comercio.

Señaló que el avance de Humala Tasso en las elecciones del 2006 estaba siendo apoyado por las embajadas de Venezuela, “que ponía el dinero”, y de Cuba, “que daba las ideas”, y que ante esta intromisión de gobiernos internacionales, él decidió “equilibrar” las cosas e involucrar a los norteamericanos. Rospigliosi negó de manera categórica que el ex jefe de Estado y hoy candidato presidencial de Perú Posible, Alejandro Toledo, o alguien allegado al gobierno de la chacana le haya pedido que vaya a la embajada a plantear acciones contra la candidatura del líder nacionalista en el 2006.

  Rospigliosi sí pidió apoyo de EEUU contra Humala

El ex titular del Interior aclaró que el contenido del cable es cierto, pero precisó que no le propuso al embajador James C. Struble formar un equipo de comunicaciones “antiHumala”. “Lo que dije es contratar una empresa para que monitoree las acciones de Humala en las zonas cocaleras porque estaba siendo apoyado por Nancy Obregón y Elsa Malpartida. Sobre lo de formar un conjunto contra Humala, eso no lo recuerdo muy bien”, añadió en comunicación telefónica.

Según el cable de Wikileaks, el embajador estadounidense, James C. Struble, rechazó implicarse “en campaña de información o comentarios en contra de Humala”, tal y como se lo habrían pedido los ex funcionarios, que en ese entonces trabajaban en una consultora contratada por la sección antinarcóticos de dicha sede diplomática.

Rospigliosi y Vargas, detalla el cable, acudieron a la embajada el 18 de noviembre de 2005 y se reunieron con los consejeros políticos. En dicho encuentro, sostuvieron que el líder nacionalista era fuerte en la región sur y en algunas zonas del norte del país, donde explotaba “los sentimientos antichilenos y antiecuatorianos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here