SE REANUDARÁ LA BUSQUEDA DE CAJAS NEGRAS DEL AF-447 QUE SE ESTRELLÓ EN BRASIL

0
5
La búsqueda de las cajas negras del avión de Air France siniestrado el pasado 1 de junio cuando cubría el trayecto entre Río de Janeiro y París con 228 personas a bordo continuará durante el próximo otoño. Así lo afirmó hoy a la prensa el director de la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA), Paul-Lois Arslanian, quien señaló que primero se definirá «dónde buscar prioritariamente y cómo optimizar las búsquedas», para lo que se intentará recabar la ayuda de otros países para otorgarle una «dimensión internacional».

La dependencia francesa que investiga el choque del avión 447 de Air France podría necesitar al menos un año y medio para llegar a una conclusión, dijo el lunes el director del organismo. Y es que, según afirman, aún no está claro dónde se desplomó el avión o lo que causó el accidente, a tres meses de que el vuelo Río de Janeiro-París chocara en el Atlántico matando a las 228 personas que viajaban en él.

 

SE REANUDARÁ LA BUSQUEDA DE CAJAS NEGRAS DEL AF-447 QUE SE ESTRELLÓ EN BRASIL
 
Arslanian se presentó ante un grupo de periodistas en París y dijo que su agencia aún no ha emitido una recomendación a las aerolíneas sobre el equipo de medición de velocidad, pues no cuenta con la evidencia para justificarla.

Buscarán en otoño las cajas negras del avión accidentado entre Río y París 2 horas, 53 minutos. «Por ahora no podemos explicar el accidente» ya que la información registrada por las cajas negras es esencial para esclarecer las causas del siniestro, agregó Arslanian en una intervención en la asociación de periodistas aeronáuticos.

Retomar la búsqueda podría tener un coste de «más de 10 millones de euros» y alcanzar incluso «varias decenas de millones de euros», agregó el responsable de la BEA, cantidad que podría ser en parte sufragada por el constructor aeronáutico europeo Airbus, fabricante del avión accidentado.
 
El presidente de Airbus, Thomas Enders, declaró en una entrevista publicada en el mes de julio en el diario «La Tribune» que el constructor aeronáutico estaría dispuesto a contribuir a la extensión de las labores de búsqueda «aportando una contribución importante» en la tercera fase, la actual. El diario fijaba esa cantidad entre los 12 y los 20 millones de euros (entre 17 y los 28 millones de dólares) para un período de tres meses.

Sin embargo, el pasado 20 de agosto y después de haber dado por concluida la búsqueda acústica de las cajas negras, la BEA aseguró que ya no iban a buscarlas. Anunció entonces que reuniría «un equipo internacional de investigadores y de especialistas para analizar los datos recogidos» hasta el momento.

Los investigadores intentaban localizar los aparatos, del tamaño de una caja de zapatos, en un área de unos 17.000 kilómetros cuadrados y más de 3.000 metros de profundidad, cuyo relieve submarino es bastante accidentado. Los trabajos se centraron en una zona de un radio de 75 kilómetros con eje en el punto en el que el avión envió su último mensaje de posicionamiento y finalizaron el pasado 20 de agosto.

Aeronoticias
considera que una tercera fase de búsqueda es necesaria debido a que, son necesarias las recomendaciones devenidas de la aperturas de las cajas negras, para los aviones Airbus que vuelan alrededor del mundo, para así prevenir muchos otros accidentes que puedan enlutar a más familias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here