Starlux, la aerolínea que nació en el peor momento

0
17

Starlux nació en el peor sitio y momento posible. Esta aerolínea, que se promocionaba como ‘la Emirates de Oriente’, comenzó a volar el 23 de enero desde Taiwán a China continental y el Sudeste Asiático, en el epicentro geográfico del coronavirus y en la semana en que la epidemia comenzó a expandirse rápidamente por el mundo.

La aerolínea taiwanesa nació en medio de un conflicto familiar que parece una versión de Hamlet adaptada a millonarios asiáticos. Su fundador es Chang Kuo-wei, quien tras la muerte de su padre fue desplazado del conglomerado empresarial Evergreen Group, que había creado el patriarca.

Kuo-wei, quien tiene licencia de piloto comercial, había sido presidente de la aerolínea Eva Airways, y tras su desplazamiento por las internas familiares, juró volver al estrado pero con una aerolínea que rompería el mercado.

Así dio forma a Starlux, que se presentó como la primera aerolínea boutique de Asia, que sigue los pasos de líneas aéreas similares como La Compagnie, que opera entre Francia y EEUU.

El plan de negocios era empezar con siete vuelos semanales, que iban a conectar a Taipei (Taiwán) con Da Nang (Vietnam), Macao (China) y Penang (Malasia).

La moderna flota de Airbus

La compañía cuenta con tres Airbus A321, recién estrenados, y piensa expandir su flota en los próximos meses con la llegada de 10 aviones más de este tipo, además de la incorporación de 17 A350, entre las variantes -900 y -1000; con las que aspira a cubrir destinos de largo radio como Australia, Europa y EEUU.

Y para el 2030, proyecta tener una flota de 50 aeronaves.

Sus aviones se caracterizan por una estética y un servicio más exclusivo que otras aerolíneas de la región. Como su presidente sabía que su compañía no podía trenzarse una guerra de tarifas, decidió darle un perfil premium.

Y así se ve en sus asientos tapizados en cuero, sus recomendaciones de seguridad que parecen una producción de Hollywood, sistema de entretenimiento a bordo para todas las clases, y detalles chic como ambientadores de cabina creado por una exclusiva perfumería taiwanesa o uniformes diseñados por la diseñadora local Sean Yin.

Pero llegó el coronavirus. De los siete vuelos iniciales, la aerolínea enseguida tuvo que suspenderlos casi todos y se quedó con la ruta Taipei-Da Nang. Los aviones volaban casi vacíos, y en la clase business no se había vendido ni un solo billete para la primera semana de marzo, informó One Mile at a Time.

Al final a la aerolínea no le queda otra opción que seguir los pasos de todas las compañías aéreas del mundo: suspender sus vuelos hasta que vuelva la normalidad.

Este sábado la única ruta operativa se cancelará hasta el 30 de abril. A partir del 1 de mayo, las frecuencias a Da Nang, Macao y Penang se retomarán a razón de cuatro vuelos diarios. Y para el 1 de julio sumarán a la ciudad filipina de Cebú.

Si es que el virus remite su intensidad, como se ve que está sucediendo en China continental, y la industria aérea de la región recupera su vigor, es posible que en pocos meses veamos la resurrección de Starlux, la aerolínea con la peor suerte de los últimos años.

Fuente: Aviación al día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here