TACA incumple sus obligaciones de otorgar pensión a tripulante auxiliar accidentada

0
4

(Aeronoticias) La empresa de aviación virtual Trans American Airlines SA, que se formó en la época de “Fujimontesinismo” en 1999 y que se presentó en sociedad (de esta forma, sin tener aviones, hangares, talleres de mantenimiento, edificios e infraestructura aeronáutica propia, durante 14 años ha alquilado las rutas a Taca, hoy Avianca, contra lo que dice la Ley 27261, Ley de Aeronáutica Civil del Perú), tuvo un accidente el 5 de octubre de 2008 cuando uno de sus services “OTT” transportaba a  los tripulantes: Capitán Jorge Pinillos, tripulante de cabina Sha Columbus y Graciela Alvarado, quienes se accidentaron en el Cerro Centinela de La Molina.

Trans American -alias Taca, Avianca, como quieran llamarse- se burló de su tripulante auxiliar, jefa de cabina de Airbus, quien fue internada en la Clínica Americana con diagnóstico fractura vertebral, historia clínica 0306219 y posteriormente fue intervenida en cirugía en la Clínica de Especialidades Médicas.

La compañía se negó a reconocer los gastos médicos aduciendo que no fue un accidente de trabajo.

La jefe da cabina,  Graciela Alvarado, fue infiltrada en el hombro a los 2 meses del accidente, teniendo dolores insoportables en la espalda, con un tratamiento prolongado hasta su operación en octubre de 2012, cuando le pusieron 6 tornillos y placas de titanio.

Los costos de la operación los tuvo que sufragar primeramente la tripulante de Taca (es decir, esta empresa de aviación que alquila las rutas del Perú y que ahora se las ha cedido ilegalmente a AVIANCA, y que ha facturado más de 10,000 millones de dólares en 13 años de operaciones en el Perú), no quiso reconocerle a su jefa de cabina este accidente de trabajo, lo que ha merecido un pronunciamiento de los miembros de la Comisión de Derecho Aeronáutico del Colegio de Abogados de Lima CAL respecto a este comportamiento de esta empresa que deja mucho que desear éticamente hablando.

Trans American tiene Pólizas de Seguros que han debido activarse para que se le dé el certificado de incapacidad y la pensión de por vida a la señora Graciela Alvarado, a quien Trans American (Taca, hoy Avianca), no le quiere entregar la copia legalizada de su contrato de trabajo, la Póliza de Seguros y en general apoyarla en la obtención de sus derechos laborales, habida cuenta que el accidente lo sufrió en un servicio de transporte terrestre contratado por dicha empresa desde el aeropuerto hacia su domicilio.

Aeronoticias espera un pronunciamiento del Ministro de Trabajo para que esta historia termine con justicia. Un conocido Estudio Jurídico de Abogados, especialista en aviación, está preparando sus baterías para que estas empresas multinacionales, que operan a través de la empresa virtual Trans American Airlines, que ha cedido las rutas del Perú, cumpla. Basta de tantas gollerías con Directores de Aeronáutica Civil que han entregado la soberanía aérea del Perú contra lo que dice nuestra Legislación Aeronáutica, ese es otro tema. Ahora, lo que nos debe interesar es que una familia sufre. Una tripulante de cabina de Taca ya no puede hacer esfuerzos físicos, tiene una cicatriz de 14 centímetros que le ha desfigurado su esbelta figura y Trans American (Taca), comprada hoy por Avianca, ni siquiera toma el teléfono para conversar con sus abogados y arreglar este enojoso problema laboral.

La tripulante de cabina Graciela Alvarado, el 6 de junio de 2013, le remitió a TACA una carta notarial que publicamos (Ver carta notarial), ¿Sabrá este grupo empresarial que tiene que respetar a sus trabajadores y que a través de su compañía de seguros se le tiene que otorgar los beneficios de ley?, por su parte el Estudio de Abogados que representa a la señora Alvarado no ha recibido la llamada de TACA para encaminar este reclamo laboral. ¿Habrá soberbia, desconocimiento o insensibilidad? No lo sabemos, pero esperamos se abra el diálogo ya que los tripulantes peruanos de las líneas aéreas transnacionales que operan con las rutas del Perú tienen derechos laborales, salvo que crean que somos una “republiqueta” del cuarto mundo. Los peruanos sabemos defendernos, y Graciela Alvarado se va a convertir en el símbolo de la defensa de los tripulantes de cabina maltratados por empresas de aviación insensibles que se burlan de los derechos laborales de los trabajadores.

¿Y qué opina el sindicato de tripulantes auxiliares de Taca sobre este caso? Hoy le toca a Graciela Alvarado, mañana a quién será, salvo que los pasajes aéreos libre de pago para trabajadores y sus familiares compren conciencias, los seres humanos defendemos principios y cuando vendemos nuestra conciencia nos convertimos en primates sin alma, sin convicciones y somos simplemente esclavos de los co-dueños del mercado aerocomercial.

{jathumbnail off images=»images/stories/13/07/170713/a1.jpg,images/stories/13/07/170713/a2.jpg,images/stories/13/07/170713/a3.jpg,images/stories/13/07/170713/a4.jpg»} {loadposition relacionados}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here