TECNOLOG

0
17
En el aeropuerto de Heathrow, en Londres, encontró la solución a la pérdida de equipajes en aeropuertos incorporando un sistema de RFID (siglas de Radio Frequency IDentification,) de Motorola, la cual minimiza la pérdida o mal procesamiento de equipaje y que permite mantener informado a los pasajeros en tiempo real sobre la ubicación de sus valijas.  

Más de 67 millones de pasajeros transitan todos los años por el aeropuerto internacional de Heathrow en Londres. Esta gigantesca cantidad de usuarios movilizan más de 180 millones de equipajes a través de 531 mostradores de check in. A través de los años y con el intenso crecimiento demográfico, la seguridad y monitoreo de las valijas de los pasajeros se ha transformado en una prioridad para las aerolíneas y aeropuertos de todo el mundo. Con el objetivo de optimizar el traslado del equipaje, las empresas subsidiarias de los aeropuertos invierten en tecnologías que les permiten mejorar el control de la ubicación del equipaje, desde el momento del check in hasta que las valijas retiradas en la cinta transportadora del aeropuerto de destino.

La empresa subsidiaria del aeropuerto de Heathrow, BAA Limited, ha incorporado la última tecnología en rastreo y monitoreo en tiempo real de equipaje. Se trata del sistema de RFID (siglas de Radio Frequency IDentification,), cuyo propósito fundamental es transmitir la identidad de un objeto mediante ondas de radio. Las etiquetas RFID son sumamente pequeñas, similares a una calcomanía, que pueden ser adheridas o incorporadas a las valijas cuando los pasajeros las despachan. Contienen antenas para permitirles recibir y responder peticiones por radiofrecuencia desde un emisor-receptor RFID  que no necesita alimentación eléctrica interna.

La tecnología se aplicó en la ruta de la aerolínea Emirates entre el aeropuerto Heathrow y el Aeropuerto Internacional de Dubai. Se desplegaron lectores y etiquetas XR480 RFID de Motorola en la Terminal 3 del aeropuerto de Heathrow, tanto en los mostradores de check-in como en la recogida de equipaje, por lo que pudieron leer las etiquetas del vuelo de salida, como las de los pasajeros a su llegada.

Los lectores RFID permiten a quienes manejan el equipaje incrementar de forma notable la cantidad de bultos que puedan procesar en un momento dado, ayudándoles a trasladar las valijas a sus distintos destinos de forma más rápida y, al mismo tiempo, reducir los riesgos de cuellos de botella o designaciones incorrectas. Además, los pasajeros pueden optar por un servicio adicional ofrecido por BAA, que les avisa sobre la localización de su equipaje. Cuando un pasajero llega a check-in, puede elegir registrar su número de teléfono móvil con la aerolínea para que pueda recibir un mensaje de texto cuando lleguen sus maletas en la cinta transportadora en Heathrow. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here