Terremoto de 8 grados sacudió Lima en simulacro

0
35

(Aeronoticias).- El ejercicio, que demostró la buena capacidad de reacción del personal de salud, se efectuó como parte de la Política Nacional de Hospitales Seguros frente a Desastres.

Según el director ejecutivo de estudios estratégicos y de doctrina de la Oficina General de Defensa Nacional (OGDN) del Minsa, Williams Sánchez Martínez, la actividad simuló un sismo de 8 grados en la escala de Richter, con epicentro en el mar, y sirvió para evaluar el Plan de Respuesta Hospitalario que permita proteger la salud y la vida de las personas frente a un desastre de gran magnitud.

“Este ejercicio significa la confianza de que el sector salud se prepara para dar respuesta a eventos de gran magnitud que puedan afectar la vida y salud de la población. En relación a los otros simulacros, hemos mejorado y nos encontramos más preparados para atender en forma rápida y adecuada a los heridos que lleguen a nuestros nosocomios”, resaltó el funcionario.

En el ensayo también participó el director de ese nosocomio, José Roca Mendoza, quien dirigió a su personal para el buen desarrollo de la actividad.

Los otros hospitales que participaron del ejercicio fueron el Arzobispo Loayza, Cayetano Heredia, Hipólito Unanue, Sergio Bernales, María Auxiliadora, Emergencias Pediátricas, Vitarte, San Juan de Lurigancho y San José del Callao. Además de los institutos nacionales Materno Perinatal, de Ciencias Neurológicas y de Salud del Niño.

La actividad fue organizada por la OGDN, que trasladó a más de 400 brigadistas de salud de 20 regiones del país para que participen de este gran simulacro, como parte final de un ejercicio nacional que se realiza por estos días en la capital.

Clasificación

El personal de salud que recibió a los “heridos”, los clasificó con tarjetas de colores según su gravedad.

“Se llama triaje. El verde quiere decir que tiene heridas leves o que no necesita una atención inmediata. El amarillo, que sí tienen heridas pero no ponen en compromiso la vida de la persona. El rojo que sí presentan heridas y requieren atención urgente. El negro es defunción”, explicó el funcionario.

Estos simulacros son ejercicios perfectibles para probar la capacidad de los hospitales. Lo que se demostró en el Dos de Mayo es que estamos en ese camino, finalizó Sánchez.

Con información de Andina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here