Todo lo que debes saber antes de alquilar una casa de playa

0
6

(Aeronoticias).- La casa de playa es un espacio de retiro que, en la capital, tiene sus mayores alternativas de exclusividad al sur de Lima.

“Las personas que buscan alquilar casas de playa tienen sobre todo ingresos medios y altos, y suelen ser muy organizadas, no son improvisadas porque no quieren quedarse sin casa. Encuentran la mejor opción en agosto, no esperan a último momento”, dice Nella Pinto, gerenta general de Sotheby’s International Realty.

En general, los alquileres no han subido con relación al año pasado y se mantienen estables. Hay mucho más inventario de viviendas y para quienes no han logrado alquilar su propiedad hasta diciembre es probable que conseguir su casa de playa resulte más complicado hacerlo después.

Sandro Vidal, gerente de investigación de Colliers Perú, dice que la mayor oferta no se debe al ingreso de proyectos recién acabados, sino a que personas que antes sí usaban su casa de playa para veranear –por ejemplo, porque estar en Asia era la novedad– ya buscan otras opciones y prefieren disponer del inmueble para alquilarlo.

PRECIOS

El alquiler de casas de playa al sur puede costar entre 3 mil y 13 mil dólares por mes. El precio depende del tamaño, las comodidades y la cercanía al mar. Aunque los propietarios prefieren rentar por toda la temporada de verano, que suele comenzar en la segunda quincena de diciembre y terminar con la Semana Santa, la diversidad de la oferta ha hecho que la gente busque espacios por solo un mes, con la idea de tomar diferentes opciones y no quedarse solo cerca de Lima.

La idea de buscar el sol en Tumbes, Piura o Paracas por una o dos semanas siempre será tentadora. “No es que este público ya no tenga el dinero para alquilar toda la temporada, sino que las posibilidades se han ampliado”, dice Nella Pinto.

Por esta razón, en algunos casos los precios de alquiler varían según el mes. Febrero cuesta un poco más que enero y sobre todo más que marzo.

Solo se suele alquilar por una semana cuando se trata de recibir el Año Nuevo. En promedio este costo puede llegar a US$2 mil.

María Teresa Secco, directora regional de la agencia inmobiliaria Century 21 Perú, recomienda que como en el 2016 Semana Santa cae en marzo y no en abril, y además los meses de intenso calor podrían llegar hasta mayo, los inquilinos podrían negociar un precio especial para quedarse más tiempo.

PERFILES Y PLAYAS

Las casas de verano con un precio promedio de 3 mil dólares al mes se pueden encontrar en playas como Sarapampa, en condominios masivos y con espacios para seis personas (tres habitaciones). Mientras que las más caras están en las playas El Golf y Cocoa. Estas tienen piscina, áreas de juego para niños y espacios de uso común como canchas de fulbito y tenis.

Las casas menos complicadas de habitar suelen tener pisos fáciles de limpiar. Aunque las propiedades se rentan amobladas, no suelen venir con sábanas. Estas debe llevarlas el inquilino.

Hay propietarios que prefieren alquilar solo a parejas o familias, y no a grupos de amigos. Las reglas de los condominios también son estrictas con el fin de mantener el orden y la tranquilidad. Este tema se amplía al número de invitados que está permitido llevar.

FRECUENCIA DE USO

María Teresa Secco pide tomar en cuenta que no a todos les conviene alquilar una casa de playa si no va ser a tiempo completo una casa de vacaciones. Si solo va a disponer de los fines de semana libres, y va a continuar trabajando en Lima de lunes a viernes, entonces no es una buena opción, salvo que rente junto a otras personas de confianza que aprovechen el espacio cuando usted no está.

Si usted puede tomar prolongados días de descanso y además tiene hijos pequeños que no van al colegio y pueden disponer de todo el verano, entonces sí le podría convenir alquilar una casa. Aquí encajan los formatos de casa club y las playas que cuentan con una mayor oferta de clases deportivas para niños, como natación y tabla. Este es un detalle que debe tomar en cuenta quien va con familia: quedarse en un lugar con alternativas para comprar lo que necesite y entretenerse.

Otra opción para quien quiere veranear por tiempo limitado es rentar un búngalo. Hay opciones, por ejemplo, en Sarapampa, Bujama y Chocalla.

Si se quiere estar más cerca de Lima, Nella Pinto comenta que alquilar un espacio en un balneario como San Bartolo o Punta Hermosa resulta más económico por el tipo de propiedades y por el costo de los servicios. La renta de un departamento puede costar en promedio de 1.000 a 1.500 dólares por mes.

Ha habido en estos distritos un despertar de proyectos inmobiliarios, pero Sandro Vidal, de Colliers, aclara que se trata sobre todo de departamentos que la gente busca como primera vivienda y no para alquilar.

“En estas zonas no hay espacios para construir casas, pero sí un buen edificio  con cien unidades”, dice Vidal. Aunque quienes alquilan casas de playa tienen otro perfil y aspiración: no buscan departamentos de playa.

Fuente: El Comercio.

Todo lo que debes saber antes de alquilar una casa de playa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here