Transporte aéreo en Europa podría ser afectado por la amenaza de un volcán islandés

0
30

(Aeronoticias) El espacio aéreo de Islandia fue cerrado temporalmente el día de hoy debido a la erupción del volcán más activo del país, un año después de que la erupción de otro coloso provocara el caos en el transporte aéreo que dejó en tierra a millones de viajeros en el mundo.

El gigante Grimsvoetn, situado en el glaciar Vatnajökull, al sureste del país, volvió a expulsar humo ayer y es el más activo del país, con nueve erupciones entre 1922 y 2004. Las emanaciones, que ponen en contacto la lava y el hielo, contienen una inmensa columna gris que alcanzó una altura de, al menos, unos 17 kilómetros, según el geofísico, Einar Kjartansson, del Instituto Meteorológico islandés.

Transporte aéreo en Europa podría ser afectado por la amenaza de un volcán islandés

Las autoridades aeroportuarias islandesas decretaron el cierre del temporal del espacio aéreo. Los vientos soplaron con poca fuerza y desplazaron la nube de ceniza al norte y al noreste, por lo que, sólo afectaría a los vuelos hacia el norte de la isla.

La organización europea de la seguridad aérea (Eurocontrol) anunció que la erupción no debería tener impacto en los servicios del resto de Europa, por lo menos durante las próximas 24 horas. Sin embargo, se teme que, si persisten las condiciones actuales, los espacios aéreos de Escocia, de Inglaterra, parte de Francia y de España podrían verse afectados.

El caos de 2010
En abril del año pasado, una erupción del volcán islandés Eyjafjöll había provocado un caos mundial que obligó al mayor cierre del espacio aéreo europeo en tiempos de paz, con más de 100.000 vuelos anulados y ocho millones de viajeros en tierra. Las autoridades aeronáuticas temen que el fino polvo volcánico, que los vientos transportan a gran parte de Europa y al Atlántico, se introduzca en los motores de los aviones.

Los expertos del Instituto Meteorológico fueron optimistas, ya que consideraron que la erupción del Grimsvoetn no debería tener las mismas consecuencias que el Eyjafjöll. «No creo que tenga el mismo efecto, porque la ceniza no es tan fina», declaró el geofísico Gunnar Gudmundsson.

«La erupción es fuerte, pero la ceniza está compuesta por basalto, lo que la hace más rugosa y cae mucho más rápido al suelo», agregó el especialista experto. Los pueblos situados en los alrededores del volcán en erupción fueron cubiertos rápidamente por la ceniza volcánica que llegó, incluso, hasta la capital, Reikiavik, ubicada a 400 kilómetros hacia el oeste. (AFP-NA). Fuente: La Gaceta de Tucumán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here