Triunfal actuación de Pablo Hermoso de Mendoza

0
56

(Aeronoticias) Con tres cuartos de Plaza se realizó la cuarta corrida de abono de la Feria del Señor de los Milagros 2013. Partieron Plaza el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza que vestía una vistosa casaquilla azul pastel con algunos bordados en oro, Julián López El Juli vestido de azul marino y oro y Daniel Luque con un traje negro y oro.

Se lidiaron toros de Vista Hermosa para rejones, de San Esteban de Ovejas, de Veracruz y de San Simón, esta última ganadería peruana y las otras de Colombia. En general los toros estuvieron mejor presentados que las tardes anteriores, pero sus condiciones para la lidia no fueron de lo mejor.

Gran ovación saluda la presencia del rejoneador y después a los matadores que saludan en el tercio.

Pablo Hermoso de Mendoza ha brindado una excelente actuación. Su primer toro, de Vista Hermosa, se descordó apenas salió de chiqueros al pisar mal cuando derrotaba en el burladero de matadores. Corre turno y sale el que debió lidiarse en cuarto lugar. Se escucha un desafortunado grito de afeitado y hubo algunas protestas por la condición de las astas de los toros para rejones. Parece que hay quien ignora que los toros para rejones son despuntados. El toro no embiste al caballo y se emplaza. El caballero le va encelando con el caballo y lo va haciendo embestir. Coloca un rejón de castigo y luego pasa al segundo tercio que realiza con un precioso castaño de nombre  Disparate con el que arranca fuertes ovaciones por lo lucido del tercio. En los cambios de cabalgadura se luce bregando un extraordinario peón, José Luis Cotán, que se luce con el capote. Es gratificante ver toreros como este que manejan tan bien y con tanta eficacia el capote. Pablo Hermoso de Mendoza coloca banderillas cortas y finaliza con un par de banderillas cortas a dos manos. Con el rejón de muerte clava dos veces sin fortuna y mata al tercer intento. Es ovacionado. En el cuarto toro, sobrero de la ganadería de Juan Bernardo Caicedo, el rejoneador español mostró su gran categoría. El toro embestía atropellando y por oleadas. Pablo Hermoso fue encelando al toro con el caballo hasta hacerlo parecer bueno. Clava dos rejones de castigo en lo alto y cambia de cabalgadura. Ya la Plaza está entregada al rejoneador navarro. En banderillas llega el momento cumbre cuando con ese extraordinario caballo que es Disparate clava en lo alto y sale toreando llevando al toro a la grupa con la cual templa y torea. Hay clamor en la Plaza. Montando a Pirata vuelve a poner banderillas cortas a dos manos y luego coloca el rejón de muerte que mata sin puntilla. Fuerte petición de las dos orejas de las que el Juez concede solo una y multa al banderillero de Pablo Hermoso porque estaba solicitando la segunda oreja como reclamaba el público. No entendemos la actitud del Juez que una vez más demostró que es un incapaz que debería tener vergüenza y dejarle el sitio a alguien que pueda hacerlo bien.

El Juli ha tenido un lote que no la ha permitido lucirse en faenas como quiere el público, pero creemos que sí ha satisfecho con su labor a los aficionados. A su primero lo lancea muy bien y remata con una preciosa media verónica. Buen puyazo corto de César Caro y el matador pide el cambio y quita por chicuelinas muy ceñidas. Un sctor reclama a El Juli que ponga las banderillas. Parece que no se han enterado que El Juli no pone ya banderillas desde hacen muchas temporadas. Brinda al público  y empieza doblándose toreramente para luego torear con la derecha en series muy poderosas con la mano muy baja y con el animal embebido en su muleta. Amplio dominio del maestro que está por encima de las condiciones del toro. Estocada entera y descabello acaban con el toro y solo hay ligeras palmas. Poco reconocimiento para una faena que solo captan los aficionados de ley. El quinto era un mastodonte fuera de tipo. Desde que sale muestra muchos resabios y va desarrollando peligro. En banderillas se luce como siempre Dennis Castillo que es ovacionado. Con la muleta no hay nada que hacer sino pases de castigo para cuadrarlo y entrar a matar. Hay estocada entera y varios descabello. Hay silencia e incomprensiblemente se escuchan algunos pitos. Da pena decirlo, pero nos parece que la afición de Lima va decayendo en su conocimiento de la lidia. Deben entender que no todos los toros tienen faena artística, lo que otorga a la Fiesta ese carácter de arte instantáneo en el cual el torero tiene que crear su obra de cuerdo a como se van expresando las condiciones del toro. Al final hay pitos cuando El Juli  se retira, lo que muestra que el público no ha sabido entender la actuación del maestro madrileño.

Daniel Luque, ganador del Escapulario del año pasado ha estado muy artista en su primero. Buenas verónicas iniciales. Con la muleta hay una faena de calidad exquisita mostrando la finura de su arte. La faena toma intensidad pero falla con la espada pinchando arriba y luego de una estocada hay un descabello. Ovación que el diestro sevillano agradece en el tercio. El sexto, de San Simón, es protestado de salida. Carece de la presencia que el público reclama. La faena es voluntariosa pero el público se desentiende. Hay silencio.

Entre los subalternos ya hicimos mención especial al peón José Luis Cotán, bien colocado y manejando magistralmente el capote. De los demás, como siempre destacó Dennis Castillo.

Y ahora a esperar la última corrida con Pablo Hermoso y a pié  Enrique Ponce e Iván Fandiño, lindo cartel aunque no se sabe si vendrá el maestro de Chiva pues ha tenido un desgarro cuando entrenaba en su ganadería.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here