Un vuelo sin rumbo, por Jefrey Buenaventura

0
39

La situación por la que atraviesan diversas aerolíneas en todo el mundo no muestra su mejor escenario.

El impacto económico generado por el Covid-19 en centenares de países, el cierre de fronteras terrestres, aéreas y marítimas ha causado una recesión sin precedentes a nivel mundial.

De modo que, ante tal acontecimiento y sobre todo, ante la posibilidad de que miles de trabajadores pierdas sus puestos de trabajo, diversas empresas del transporte aéreo han decidido ejecutar acciones, algunas coordinadas y otras, no tan así.

LA SITUACIÓN DE AVIANCA PERÚ

En los últimos días, varias organizaciones sindicales de Avianca Perú denunciaron a través de un comunicado dirigido a la opinión pública que los máximos representantes de la aerolínea en mención decidieron una serie de medidas que afectan directamente a los trabajadores. Todo ello sin lugar, siquiera, a un debate de ideas o intercambio de propuestas para finalmente alcanzar algún acuerdo.

La negativa del director general, Nissim Jabiles, ante la posibilidad de buscar alternativas que no tengan por finalidad la suspensión perfecta de labores a quienes no se acojan a la figura de “licencia sin goce de haberes” sin tiempo determinado debido a la situación por el Covid-19, ha elevado una ola de protesta y rechazo en las redes sociales por parte de los trabajadores de la empresa.

Pero ¿qué ha motivado a Avianca Perú a aplicar medida?

Hace unos días, a través de una entrevista en Colombia, el CEO de Avianca afirmó que la compañía cuenta con un respaldo financiero importante, el mismo que le permitiría hacer frente a la crisis. ¿Por qué entonces la contradicción en aludir que ahora existe escasez de dinero?

En efecto, la situación trae consigo pérdidas económicas debido a la paralización de las actividades pero el mismo contexto conlleva a buscar salidas en consenso con los trabajadores para preservar los empleos y la futura reactivación laboral y económica de la empresa.

Latam llegó a un acuerdo en común con sus trabajadores aplicando un recorte del salario hasta en un 50%. No aplicó medidas al caballazo sino que se apresuró en concretar un diálogo asertivo.

La medidas impuestas por Avianca Perú no solo se traduce en una afrenta a los derechos laborales y constitucionales de sus trabajadores sino que, además, resulta controversial desde el punto de vista legal y más aun en pleno contexto como lo es el estado de emergencia.

Y es que a criterio pleno del Tribunal Supremo, la decisión de prescindir de trabajadores por causas objetivas no puede por sí sola justificarse en las dificultades materiales por las que atraviese la empresa, sino que debe contar con la resolución emitida por la autoridad administrativa de Trabajo que así lo autorice, ya que un proceder distinto puede generar un despido injustificado.

Para el abogado laboralista, Luis Acevedo, no basta una resolución de primera instancia administrativa para dar luz verde a dicha medida, pues, la resolución final y determinante es la que viene de la autoridad de Trabajo y con ello, el agotamiento de la vía administrativa para una decisión concreta y decisiva.

La aerolínea aún esta a tiempo de replantear sus estrategias para superar la crisis y qué mejor manera que buscando un acuerdo en común con sus propios trabajadores, sin presiones ni amenazas pero sí, con diálogo. Más empatía, señores.

Referencias de apoyo: Semana.com, Gestión, IUS ET VERITAS PUCP, El Peruano, SINTRAP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here